Cancionero Rock: “Scar Tissue”- Red Hot Chili Peppers (1999)

En 2004, el cantante Anthony Kiedis lanzó su autobiografía, titulada Scar Tissue y no por nada fue titulada al igual que este grandioso tema de “Californication”, haciendo alusión a las complejas heridas de vida y todo el martirio que ha pasado por su cabeza por su pasado con las drogas.

En el libro, explicó algunas de las letras: por ejemplo la línea “Sarcastic Mr. Know-it-all” que es dirigida a Dave Navarro, a quien Anthony se refiere como “el Rey del sarcasmo” y todo es una respuesta a Navarro y al vacío que le dejó su partida, “Con los pájaros compartiré esta vista solitaria” dice, ya que se inspiró en los pájaros que Anthony vio mientras cantaba fuera de la casa de Flea, y también dice que la línea tiene que ver con cómo se sentía como un extraño, mirándose siempre en introspectiva y a la deriva , como un pajarito, con cargo de conciencia por ese pasado “debajo de los puentes” que también sacó hacia afuera de forma magistral con la inmensa “Under The Bridge” (1991)

El video muestra a la banda conduciendo a través de un desierto. Fue dirigido por el director francés Stephane Sednaoui, quien también dirigió los videos de “Around the World” y la fundamental “Give It Away”. En el video, todos los miembros de la banda están golpeados y magullados y el cuello de la guitarra de John Frusciante está roto. Además, se ve a John conduciendo; La ironía de todo es que sus heridas han herido al resto y que solo él es quien no puede conducir.

Son duda es un tema triste, y que por cierto está además dedicada al martirio de la artista mexicana Frida Kahlo, pero la grandeza de los Chili Peppers siempre ha residido en convertir todo eso a canciones inolvidables, y vaya como se transmite todo en ese solo de Frusciante, quizá uno de los mejores del guitarrista y de la historia del rock:

Por Patricio Avendaño R.

Red Hot Chili Peppers tocó ‘Purple Haze’ de Jimi Hendrix por primera vez en su historia

Sucedió en su regreso a los escenarios tras varios meses en Los Angeles

Red Hot Chili Peppers hizo su primer show en vivo en varios meses el sábado en el Conservatorio de Música de Silverlake en Los Ángeles y estuvieron dando algunas sorpresas y brindando temas no tocados en toda su historia.

Entre eso, cubrieron el clásico de Jimi Hendrix “Purple Haze” y el de The Allman Brothers Band “Ramblin’ Man”.

Recordemos que la banda ya se prepara para trabajar en lo que será su nuevo álbum de estudio, tal como comentara Anthony Kiedis hace poco.

Acá te dejamos con su presentación de ‘Purple Haze’, otro tema del gran Jimi Hendrix que versionan que se suma a la ya conocida versión de ‘Fire’ incluida en “Mothers Milk”.

Red Hot Chili Peppers entrará al estudio para trabajar en su nuevo álbum

La banda se prepara para lanzar el álbum sucesor de “The Getaway”

Pese a que no ha pasado mucho tiempo desde su última placa (“The Getaway, 2016) Anthony Kiedis, en una entrevista reciente al New York Post, dijo que la banda tiene planes de volver a los estudios dentro de dos semanas para moldear las ideas de cara a su siguiente álbum . Kiedis habló con el Post durante un evento de la Semana de la Moda en la ciudad de Nueva York a principios de esta semana.

Red Hot Chili Peppers se ha mantenido en descanso desde que concluyó la gira mundial de apoyo justamente a su álbum de 2016, The Getaway, que los trajo a Chile, por cierto al Lollapalooza. El próximo lanzamiento marcará el duodécimo álbum de estudio de la banda hasta la fecha y el tercero con la alineación actual de Kiedis, el bajista Flea, el baterista Chad Smith y el guitarrista Josh Klinghoffer.

También, recientemente, Flea anunció planes para lanzar sus memorias.

Concurso: Gana el vinilo del “One Hot Minute” de Red Hot Chili Peppers

Fue un disco algo subvalorado, pero la verdad es que trae inmensas canciones. El único disco de los Chili Peppers que contó con Dave Navarro en la guitarra nos dejó temas grandiosos como ‘Aeroplane’, ‘Warped’, ‘One Big Mob’, ‘Coffee Shop’,’My Friends’ y muchos más y esta semana te lo queremos regalar en una edición especial en vinilo gentileza de Bigstore.cl.

Para concursar, seguimos el método de siempre: debes compartir la imagen en tus redes sociales (Facebook y/o Twitter) y enviar un correo a admin@nacionrock.com demostrando como la compartiste (modo público) junto con algún comentario sobre porqué te lo quieres ganar. Los resultados el Viernes 27.

Buena suerte!

Concurso Cerrado: Ganador Pablo Gallardo (Ya fue contactado al mail)

VIDEO: Mira el show completo de Red Hot Chili Peppers en Lollapalooza Chile 2018

La jornada de Sábado de Lollapalooza nos aguardaba una de las bandas más esperadas del festival, nuestros queridos Red Hot Chili Peppers, que ya con más de 30 años de trayectoria, grandes historias y álbumes de estudio venian a demostrar porqué son uno de los números favoritos para cierres de festival en muchas partes del mundo.

Su show de 2014 en esta misma instancia, había quedado algo “al debe”, por tanto habían ganas de que se sacaran esa mufa, y de alguna manera así fue, entregando un show con mucha energía, gransdes temas y momentos introspectivos, aaunque un poco corto y dejando fuera canciones emblemáticas.

La reseña del show completo, te la contamos aca, pero si te lo perdiste o quieres revivirlo, acá te lo dejamos en video completo:

Discomanía: “Shadows Collide with People”, el disco de la redención de John Frusciante

shad

Para 2001, John Frusciante era un nuevo hombre. O al menos había vuelto de un limbo que lo sostuvo altamente dañado y al borde de un problema realmente serio debido a sus adicciones, sobre todo con la heroína y cocaína, en un periodo que la verdad lo pudo haber matado. Fue antes, en 1997 donde entra a una clínica de rehabilitación y logra, pra bien del mundo, salir de vuelta a ver la vida con otros ojos, incursionando en el yoga y la meditación, como una especie de Siddhartha del rock, para lo que la vida le preparaba grandes cosas.

Es en este periodo donde cual Lázaro resucita de todo ello vuelve y entra de regreso y feliz a Red Hot Chili Peppers, donde logran incrustar su talento innegable en discos como “Californication” y “By The Way”, dos joyas del catálogo de los Peppers en donde él fue de vital importancia y todo un baluarte, pues se salvó a sí mismo y de paso, salvó a la banda que estaba al borde del colapso creativo.

Es justamente ahí que compone este disco, entre medio de aquellas sesiones, un disco que suena bastante “normal” para lo que venía haciendo en su etapa llena de rarezas cual Syd Barrett, pero que lo destapa como el genio de la composición melódica (encontramos varias canciones “primas” de “Californitacion” y “BTW”, de hecho), sin dejar su veta experimental y sus locuras, además de un extraordinario trato y sonido con la guitarra. Estas “sombras que chocan con la gente” está llena de melodías sumamente bien estructuradas y contó con un extraordinario respaldo de músicos e ingenieros que aportaron en el que sería “el disco más caro de su carrera en solitario”, pues Frusciante a veces sorteaba su autoestima con comentarios de la gente en que decían que “su música era poco profesional”.

Y más que mostrar ser profesional, el disco es una delicia. Seguro varias de estas composiciones nos suenan a Chili Peppers: “Regret”, “Times Goes Back” y no es coincidencia, es dejar tirado sobre la mesa que él es el hombre fundamental en el sonido y las canciones de la banda. Pero su marca, su poderosa aura y los sonidos con la guitarra resaltan en temas como la poderosa “Water”, la alegre ‘Second Walk’ (que reconfortante la entrada de baterìa), temas que terminan con un ruido bellamente ensordecedor o la melancolía de ‘Cut-Out’ o ‘Chances’, aderezada por atmosferas, ruidos y una naturalidad única.

frusc

Quizás sea el disco mejor construido en su historia en solitario. Acá hay personajes bien reconocidos aportando como Flea en el contrabajo, Chad Smith en batería, el propio Josh Kinghoffler, guitarrista actual de los Chili Peppers (recomendado por el propio Frusciante más tarde), el ecléctico Omar Rodríguez López (At The Drive -In, The Mars Volta) y Greg Kurstin, hombre de The Bird & The Bee y que ahora te puede sonar más aún por ser el productor del último disco de Foo Fighters. Esto es lo más cercano a “la banda de Frusciante” que pudimos haber escuchado y vaya que resultó ser un buen trabajo en equipo y un imprescindible en la carrera de este extraordinario artista, que a ratos da la impresión de haber sido tocado por algo fuera de este planeta.

Videografía Rock: “Dani California”- Red Hot Chili Peppers

776

Fue una gran idea como resolvieron la idea para este video en lo que se mostraría en el primer y exitoso single de la entrega doble “Stadium Arcadiun” de los Red Hot Chili Peppers (2006). En el video, los Red Hot Chili Peppers sobretodo se divierten y entregan diversión, realizando el más lúdico homenaje a muchas bandas, entre 10 u 11 más o menos. Mientras que los videos musicales anteriormente han hecho ese trabajo de simulación en artistas anteriores e incluso contemporáneos, como el caso de ‘In Bloom’, en ese magnífico video de Nirvana en que se transformaban de una banda sesentera de la brit invasion a una banda enferma y totalmente punk. ‘Hey Ya!’ De Outkast otra referencia a los Beatles, los Beastie Boys imitando una banda glam en ‘No Sleep Til’ Brooklyn’ o los casos de Weezer en ‘The Perfect Situation’ o Blink 182 en ‘All The Small Things’ parodiando estrellas pop de los noventa, pero lo de los Peppers más que el disfraz-y aunque en el papel es bastante gracioso- es un homenaje a sus propias influencias rockeras.

Dirigida por Tony Kaye (en su CV con obras como la cruda American History X que retrataba a los neo nazis o el aclamado video noventero de “Runaway Train” de Soul Asylum,), y fue quien trabajó palmo a palmo junto a la banda, se preocupó bastante por los detalles, donde vamos viendo según pasan los versos de la canción como la banda se va transformando y “viajando en el tiempo”, representando a bandas como Misfits, Nirvana, Elvis Presley, The Beatles, Jimi Hendrix Experience, Parliament-Funkadelic, Kiss, Sex Pistols, Van Halen, pero caracterizando cada uno a los personajes de una forma al borde del bullying, que era lo más divertido de todo. Es lo interesante de la parodia, pero también dar cuenta que cada una de las bandas es un pedazo de Chili Peppers, pues la transversalidad que une a la melodía beatlesca, el funk exacerbado vieja escuela (Parliament), el glam de Van Halen, el punk escuela Misfits y la estructura depresiva del grunge están de todas maneras presentes en el grupo californiano.

Dani California es todo un personaje en la historia de los Peppers por lo demás, en el tema se habla de su muerte prematura, y es una chica embarazada que viaja por muchos estados americanos y que sufre por la “infección” de Hollywood y todo el entorno sucio del glamour de aquella ciudad, que ha tenido su precuela en “Californication” y “By The Way”, por cierto, donde también se habla de ella y aparece en las líricas.

Los Red Hot Chili Peppers, aparte de contar la fatídica historia de la chica, cuentan su propia versión del rock and roll de la historia en el video, en una canción rápida, de ritmo contagioso y totalmente ganchera, pese a que algunos críticos dijeron que la canción sonaba muy parecida a “Last Dance With Mary Jane” de Tom Petty, pero en retrospectiva, fue una locura sentenciarlo, el crédito es de los Red Hot totalmente. “Dudo seriamente que haya una intención negativa allí”, le dijo Petty a Rolling Stone en ese momento. “Y muchas canciones de rock and roll suenan igual”, enfatizó.

Hay un making of muy interesante, que compartimos acá, que nos muestra los detalles y como se trabajó en el vestuario y las caracterizaciones de todos los personajes rockeros involucrados; aparte, por supuesto, del video mismo que nos cita en cuestión:

Por Patricio Avendaño R.

Disco Inmortal: “By The Way”- Red Hot Chili Peppers (2002)

61-unsHRmVL

Tras el regreso triunfal y emotivo de John Frusciante a los Chili Peppers el ’99 con “Californication”, la banda encontró lo que es -tal vez- y sin menospreciar ese notable “Stadium Arcadium” (2006), su última gran proeza, al ser capaces de lanzar un disco con carácter de obra maestra, puliendo todo lo bueno que se hizo en “Californication”, pero llevándolo a un nivel superlativo de inspiración y poder lírico en el existencialismo, reviviendo, en nombre de California, el nombre de los Beach Boys, la ciudad, la playa, sus propios rincones oscuros, todas sus vivencias en una tirada, como si se tratase de esos “túneles oscuros al borde de la vida”, pero con una vibra impresionante.

Nuevamente, decíamos, con Frusciante como puntal de motivación, no quedaba más que Flea y Kiedis se arrimaran a este árbol generoso de buenas ideas y canciones, marcando así un inicio de siglo con uno de los mejores momentos de su carrera, porque, en “By The Way”, hay talento de sobra, pero sí, además una pasión como la que Chili Peppers transmitía a sus fans, aunque cada vez más, y de a poco, desmarcándose de esa furia rap enarbolada y esa histeria funk/rock de sus primeros pasos, para darle paso al buen trato a la guitarra melancólica y las letras de corte espiritual y aventurero. “By The Way”, nuevamente nos dejó sabrosas historias que aún se guardan en el colectivo de nuestra mente, y de parte de una de nuestras bandas favoritas de la vida (y en que este álbum ayudó más a ello).


“Pasamos mucho tiempo repasando cada nota y buscando una manera más simple y hermosa de expresar los sentimientos más complejos”
dijo Flea por esos años, a lo que Frusciante agregaba que “hemos hecho algo que superó expectativas”. La sorprendente marca de “Californication” sonaba tan difícil de superar y, de alguna manera (o quizá de una forma distinta) “By The Way” lo hizo, gracias a esa magia metafórica utópica de ‘Universally Speaking’ influenciada notoriamente por la E.L.O., la soltura y efervescencia natural de ‘By The Way’, o el romance épico puesto con todo el corazón en ‘I Could Die for You’ y las sublimes ‘Tear’/’Warm tape’, que nos mostraban a un Anthony Kiedis muy “enamorado del amor”, tanto de su chica del momento como de sus compañeros de banda y el gran momento que vivieron tras la gira que les significó su exitoso disco anterior, pero con un factor muy beatlesco esta vez, más que el Bowie infiltrado en su aura en el anterior.

Tanta pasión no dejaba la técnica, aunque a primera mirada no se notara tanto. Fue un trabajo rudo de composición (y descomposición), de rehacer, unir, juntar partes. Frusciante fue un poco más allá incluso con toda esa genuina creatividad y experimentación al trabajar con nuevos efectos y pedaleras, sin contar los vientos y la mirada hacia otros estilos como el ska retro escuela de ‘On Mercury’ o la marcha de esas bellas acústicas flamencas españolas en ‘Cabron’ o los Big Muff cosecha Flea total para la electrizante ‘Minor Thing’ y mellotrones para la emotiva ‘Don’t Forget Me’.

Iba además como un single asegurado ‘The Zephyr Song’ y el ritmo cabalgante y la enternecida voz de Kiedis ya marcaban una gran diferencia y vaya cómo quedó clavada en nuestra cabeza esa melodía, ‘Venice Queen’ tiene todo para la imaginería de playa y de historias en torno como a las que inventó el cantante para el tema. El disco, tal como otras preciadas joyas de la banda, brilló por lo entretenido y diverso, aunque también lo hizo con el factor sorpresivo de abrazar completamente un sonido que fue por estas queridas melodías y no con el rock visceral de antaño, el cual de todas maneras, aunque de forma mezquina, podemos encontrar, casi como de forma única en la notable ‘Throw Away Your Television’ y en ‘Can’t Stop’, por cierto, una de las más pegadizas y poderosas canciones de esa energía y power funk llenas de vitalidad en su historia.

Fue un hito. Otra vez los cuatro grandes más el “quinto integrante” como el productor Rick Rubin lograban tocar el cielo con las manos. El trabajo no quedó exento de críticas por su sonido pop, pero el tiempo vaya como le ha dado la razón y el gusto, con muchos de nosotros clamando hoy en día porque la banda facture algo parecido a este magnífico disco hecho tan “By The Way”.

Por Patricio Avendaño R.