Foo Fighters en Lollapalooza Chile: pasión y energía en el reencuentro

Foo Fighters en Lollapalooza Chile: pasión y energía en el reencuentro

Tras dos años de ausencia de shows en vivo, Lollapalooza asomó como el festival que inaugura esta nueva etapa, la del reencuentro con la energía, pasión y sentimientos que provocan ver a una banda favorita in situ. Y Foo Fighters es una gran inyección  para dejar atrás todos los malos momentos que hemos vivido. 

Era un show muy esperado y de ahí la gran cantidad de gente que se quedó a disfrutarlo; el show partió con retraso, pero  desde el primer minuto dejó su sello impreso: un Dave Grohl súper comunicativo, jugando y bromeando con la gente, un cancionero muy conocido y, por supuesto, la sorpresa necesaria para coronar una gran noche.

Grohl, Pat Smear, Nate Mendel, Taylor Hawkins, Chris Shiflett y Rami Jaffee desataron la euforia en todo momento, no hubo minute en que el espectáculo bajara de intensidad. La ovación retumbó, mientras el ex baterista de Nirvana entonaba, a capela, los  versos de ‘Times Like These’. ‘The Pretender’  y otros clásicos, como ‘Learn To Fly’, fueron coreados con pasión, emocionando a  muchos que, incluso, por primera vez, veían a una de las bandas que más mueve, hoy en día, la escena rock mundial. ‘No son of mine’, ‘Shame Shame’ y ‘Breakout’, el cual dedicó a los de la vieja escuela, fueron grandes momentos, tanto como  ‘My Hero’ y ‘These Days’, la que realmente emocionó al líder de la banda, la que vive días intensos gracias al nuevo disco y el estreno de su particular película. El setlist fue un ir y venir de clásicos estirados con solos de batería y guitarra, que dejaban claro que los que estaban ahí no eran músicos habituales, eran músicos que han descrito los últimos 30 años del rock.

También hubo espacio para lo más reciente de Foo Fighters y para ‘Medicine al Midnight’ y ‘Walk’. Y cuando llegó el momento de presentar a los integrantes, quienes tuvieron su tiempo para lucirse, Pat Smear, un eterno colaborador de Nirvana, fue el más ovacionado; sin embargo, había una grata sorpresa preparada, algo muy propio de los Foo. Taylor Hawkins, que es uno de los mejores en su instrumento, tomó el micrófono y con el ‘Eeeeoooo’ típico de Freddie Mercury, cantó ‘Somebody to Love’ de Queen. Para ello, cambió lugar con Dave Grohl, quien recordó sus días como baterista de Nirvana, presumiendo de sus dotes con las baquetas. Otro regalo.

Y si creímos que eso era todo, estábamos equivocados. Después de las grandes ‘Best of You’ y ‘Big me’, vino otra sorpresa: Perry Farrell. 

Dave Grohl contó su experiencia como espectador en el primer Lollapalooza de la historia, aquel de 1991. Y dijo que él creía que eso era una revolución para la música. Recordó que se presentaron Siousxie and the Banshees, Living Colour, Nine Inch Nails, y Ice-T, preámbulo ideal para presentar al líder de Jane’s Addiction al escenario. ‘¡Viva Chile, mierda!’, exclamó el estadounidense, que también figura como fundador del festival. Delirio absoluto en la interpretación del clásico de 1990, ‘Been Caught Stealing’.

El show de Foo Fighters terminó con la misma energía con la que partió, con ‘Monkey Wrench’ y  la infaltable ‘Everlong’. Así fue el recorrido por 26 años de música de una banda que hoy es una de las pocas capaz de congregar a varias generaciones en torno al rock y, en este caso, permitir que miles dejaran atrás días difíciles y volviéramos a sentir el calor que es capaz de transmitir la música. Y en eso no hay mejor invitado que Foo Fighters.

Fotos: Jerrol Salas 

Setlist:

Times Like These
The Pretender
Learn to Fly
No Son of Mine
The Sky Is a Neighborhood
Shame Shame
Breakout
My Hero
These Days
Walk
Somebody to Love
(Queen cover)
All My Life
Run
Wheels
This Is a Call
Best of You
Been Caught Stealing
(Jane’s Addiction cover) (con Perry Farrell)
Monkey Wrench
Everlong

Macarena Polanco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.