Franz Ferdinand: cuando los escoceses transformaron Viña en una rave

“La programación de este año es bastante pobre, secundaria, y con carencia de figuras de real valor artístico”, dijo Italo Passalacqua sobre la parrilla del Festival de Viña del 2006 para argumentar la pobreza del espectáculo. Muchos cuestionamientos desde diferentes críticos auguraban una de las peores versiones del certamen viñamarino. Sin embargo, a última hora una sorpresa se tomaría la palestra.

Un sitio llamado http://www.petitiononline.com/ tenía más de 4500 firmas virtuales para que los teloneros de U2, que en ese lejano año 2006 venían con el Vertigo Tour, solicitaran que Franz Ferdinand se presentara en la versión número XLVII. El clamor popular fue escuchado y a pocos días del cierre de la parrilla final se concretó la presentación de los escoceses, dando uno de los triunfos virtuales más importantes en la historia del evento realizado en la Quinta Región.

Sergio Lagos junto Myriam Hernández, luego de una larga tanda de comerciales, que molestó tanto a televidentes como espectadores, dio el vamos a la presentación de los creadores de “Take Me Out” en una abaratada Quinta Vergara.

“This Boy” comienza a sonar y se enciende la noche final. Los liderados por Kapranos miraban algo sorprendidos al público por la energía que se desprendía y el show tomó otro color. “Do You Want To” del aclamado “You Could Have It So Much Better” convirtió a la Quinta en una verdadera rave. Los asistentes bailaron y disfrutaron de uno de los mayores éxitos de la agrupación que en esos años solo tenían dos discos en su currículo musical.

Pasaron “Fallen”, “Walk Away” y Eleanor Put Your Boots On” sobre un escenario que no está acostumbrado a este tipo de música, a pesar de que algunas noches atrás se había presentado Kansas. Los escoceses lanzaron gran parte de los que son sus grandes éxitos, los cuales fueron respondidos por la gente con gran estusiasmo, quienes se los acompañaron con palmas cada vez que Alex se los pedía.

“The Dark of the Matinée” y “Take Me Out”, supuestamente cerrarían la noche de los teloneros de U2, pero el ‘Monstruo’ quería más. “Muchas gracias. Somos Franz Ferdinand”, dijo Kapranos para finalizar el show. El públicode pie pedía y pedía a unos jóvenes rockeros que no entendían mucho tanta algarabía por ellos. Sergio Lagos junto Myriam Hernández, rellenaban algo nerviosos para ver si existía la posibilidad de que volvieran al escenario. No encontraron nada mejor que regalar una antorcha de plata para convencerlos; sin embargo, los escoceses  que en esos años tenían uno de los mejores shows en vivo volvieron con más animo y con ganas de seguir haciendo bailar a un festival que fue fuertemente criticado por tener artistas repetitivos. “Mi español es un terrible”, dice Kapranos y se queda solo en el escenario iluminado por una luz para entonar “Jacqueline” y luego hacer arder el tablado viñamarino con esa potencia de una de las mejores canciones del disco homónimo de los europeos.  Tocaron “Michael”, “40” y “Outsiders”, finalizando lo que tenían programado para entregar en la noche final. Le entregaron todos los premios a los Ferdinand, incluida la Gaviota de Plata, quienes le retribuyeron a sus fans con una última canción: “This Fire”.

La noche fue redonda y dejaron una huella imborrable en el Festival de Viña del Mar, cerrando una de las mejores noches que se tenga memoria, con sun show sólido y cargado a los hits que presentaban en los mejores festivales del mundo. Sin lugar a duda, Franz Ferdinand es y será recordado como el gran triunfo de miles de fanáticos que a través de una página virtual consiguieron que una de las más grandes bandas de rock se presentara en un evento que estuvo de capa caída y haciendo tambalear a los organizadores por lo pobre de la parrilla musical.

https://www.youtube.com/watch?v=IngUpXNam6c

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *