Gatecreeper sale de su zona de confort en “An Unexpected Reality” (2021)

Gatecreeper sale de su zona de confort en “An Unexpected Reality” (2021)

Closed Casket Activities, 2021

Desde siempre, los artistas que son miembros de alguna banda han trabajado en propuestas propias y paralelas a su grupo de origen. Casos hay miles, como los Kiss, por ejemplo, donde los cuatro integrantes dieron rienda suelta, en algún momento, a la música en la que estaban interesados en aquel instante determinado. Peter Gabriel también es un buen ejemplo y así, muchos más. Sin embargo, en el death metal, estos intentos han tenido éxitos muy singulares y, generalmente, los fans no se lo toman bien. Es cierto que el estilo tiene sus patrones claros, pero a veces, salir de esos estándares puede suponer una entrada de aire fresco, lo cual ha sido el objetivo de los estadounidenses Gatecreeper a través de su nuevo disco (o EP, ya que solo dura 18 minutos) en el que han decidido alejarse del sonido que habían estado practicando, cargado al death old school. No es que este trabajo de 2021 represente un giro o una nueva etapa, pero son de este tipo de bandas con las que siempre se pasa un buen rato, y para sus fans seguro que An Unexpected Reality ha significado una sorpresa.

El disco está dividido en dos. La primera parte tiene 7 temas que, entre todos, no llegan a los 7 minutos. Al sonido que ya estaba desarrollando la banda, le han añadido una gran influencia de la escena hardcore estadounidense, principalmente del mítico My War ,de Black Flag. Pero también se deslizan sonidos a lo Napalm Death, con riffs groove de medio tiempo intercalados con partes de blast beats y grindcore. ‘Starved’ y ‘Sick of Being Sober’ van entrelazadas y sirven como un primer puñetazo inicial que dibuja lo que viene después. Sin embargo, son los siguientes temas los que se llevan la atención. ‘Rusted Gold’ tiene un riff magnífico y que de seguro nació de la escucha de Brutal Truth, mientras que ‘Imposter Syndrome’ se centra en el legado de Napalm Death con ese riff entrecortado. ‘Amputation’ dura  medio minuto!, pero calienta motores para ‘Depraved Not Deprived’, el que intercala riffs muy groovies con una batería a mil por hora. Así, los segundos vuelan entre riffs de locura, doble beat y agresividad; pero la segunda parte del disco es solo un tema de 11 minutos (más largo que los anteriores juntos) que abandona el estilo anterior y se deja caer en las garras del doom. Ese giro tan drástico puede ser el detalle que te haga amar u odiar este trabajo.

An Unexpected Reality parece solo un experimento y dudamos que la banda vaya a seguir por este camino en su próximo LP; simplemente, y como ha pasado ya tantísimas veces, solo querían hacer algo distinto que les permitiera nutrirse de ritmos diferentes, y lo hicieron con su nombre de siempre y no bajo un alias. Es un trabajo interesante y que le gustará a los seguidores del death, grind, hardcore y doom, sobre todo a estos últimos, que han visto nacer una “segunda era” del movimiento en la década pasada. Nuevos matices, nuevos colores, que muestran a Gatecreeper como una banda madura y capaz de jugar con diversos estilos del metal, con el objetivo de brindar un producto más fresco.