Grandes Portadas del Rock: Pink Floyd – «Animals» (1977)

Grandes Portadas del Rock: Pink Floyd – «Animals» (1977)

La Battersea Power Station de Londres fue una central termoeléctrica y se convirtió en un edificio icónico tras haber sido utilizado por Pink Floyd para ilustrar la portada de su disco Animals, aunque desde 1983 que solo quedó en leyenda, esta antigua central finalmente se convirtió en un lujoso edificio de apartamentos, centro de congresos y reuniones, oficinas y grandes plataformas de retail. Algo paradójico considerando lo que Pink Floyd hablaba en su disco, rebelándose contra la clase socio-política y económica mundial.

La historia está llena de anécdotas: Roger Waters quiso recrear un ambiente desolado y un cerdo «para echar a volar» dándole una especie de solución a todos los problemas que acarreaba el sistema capitalista, como simbolismo, representando así a «Algie», como se le llamó a este cerdo llenado con helio, el cual se libró de sus ataduras el segundo día de las sesiones fotográficas a causa del viento poniendo muy nerviosos a los controladores del aeropuerto de Heathrow, causando la histeria del equipo ya que era «un cerdo volador» lo que entró en las rutas de aterrizaje de los aviones comerciales. Los pilotos, quienes informaron acerca del avistamiento de un cerdo volador a 20,000 pies, fueron sometidos pocas horas después a pruebas de alcoholemia. Creían o que estaban ebrios o que se habían vuelto completamente locos.

El equipo estaba supuestamente preparado para el accidente: desde el primer día de la sesión habían contratado a un tirador experto para que desinflara al cerdo una vez acabada la sesión, pero debido al poco satisfactorio resultado de las fotos, decidieron repetir la sesión el día siguiente, pero esta vez sin el tirador, para mantener los costes bajos; ¡justo cuando más lo necesitaban! Finalmente, una vez recuperado Algie de un campo en Kent, a unos 40 kilómetros de Londres, se hizo una tercera sesión de fotos pero, irónicamente, la portada acabó saliendo de un montaje (tal como había sugerido Thorgerson) y defraudando la idea principal de Roger.

Eso sí, Algie ha revivido una y otra vez en los conciertos a gran escala de Waters, siendo una de las últimas encarnaciones las que vimos con Trump y el determinante «Fuck the Pigs» como emblema de protesta.

Por Patricio Avendaño R.

Patricio Avendaño

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.