Harakiri for the Sky- “Maere” (2021)

Harakiri for the Sky- “Maere” (2021)

AOP Records, 2021

Si hay algo que agradecer a las nuevas generaciones del metal es que  por garra y pasión no se quedan. El caso de Harakiri for The Sky puede ser uno de los más sorprendentes. Todo es impresionante en la factura de los austríacos. Algo que ya nos vienen advirtiendo con sendas placas desde hace una década donde la atmósfera, las vibraciones que transmiten y la delicadeza también marchan al unísono para una orquesta de locura, pasión y oscuridad.

‘I, Pallbreaker’ nos lleva de inicio en el viaje aun paraíso perdido, tal como el nombre de la banda inglesa en que exportan grandes influencias y sobre todo la vocalización estremecedora voz del vocalista JJ (Michael V. Wahntraum), quien se hace acompañar del multiinstrumentista Matthias Sollak para entregarnos una apertura que va más allá de lo especial, donde encontramos post metal, vaya que sí, pero también reminiscencias clásicas no tan propias de aquella etiqueta o del blackgaze que es donde los han enmarcado desde su aparición en 2011 hasta la fecha.

‘Sing for the damage We’ve done’ es lo siguiente, un single que pudimos conocer el año pasado, quyue cuenta con la colaboración de Neige de Alcest y que era el gran augurio que nos dejaba este disco: profundidad, destreza, melancolía y rabia. El viaje es denso y solo es el comienzo. Como todo álbum del estilo es difícil acogerse a su desarrollo por completo, difícil digerirlo en secuencia lógica y sobre todo, te puede llegar a dejar agotado después de tanta densidad. Por suerte hay momentos de calma en que algún respiro de esta pesadilla nos sobrepone un poco, pero la carga global del disco suele ser bien demoledora. Si bien esto puede ser negativo o positivo de parte de quien escuche, lo que no podemos negar por un solo segundo es que es un álbum devastador y que difícilmente olvidarás.

Y es que “Maere” tiene diez temas y nueve de ellos sobrepasan los siete minutos, ‘I’m All About the Dusk’  es la perla negra de once minutos, con pasajes desgarradores y bellísimos, doom metal de primera línea, movedizo y muy armónico pese a lo visceral del juego de los vieneses. ‘Three Empty Words’ es más violenta, te sacude por todas partes y el trabajo en las percusiones es absolutamente inquietante. En tanto el lastimero piano de Silver Needle/Golden Dawn luego arremete con ruido, y ya a estas alturas surge nuevamente el principal problema de origen con Mære, que es que, a pesar de nunca bajar sus estándares, los 85 minutos son de verdad algo agotadores, que llegan a una buena sorpresa al cierre con una versión respetuosa y dantesca de ‘Song to Say Goodbye’ de Placebo. Pero hay que decirlo: para pasar tanto tiempo en compañía de una banda en estos tiempos de tanta propuesta musical heterogénea, necesitan mezclar la dinámica incluso más de lo que lo hace Maere y Harakiri For The Sky, en general.

Sin embargo Harakiri for The Sky más que una banda de metal es toda una expresión artística. Todo está muy cuidadosamente escrito e interpretado. Desgarrador y poderoso. Triunfante y elegante en la derrota. Estas canciones contienen todas las emociones, pero son tantas que te pueden dejar estrepitosamente extenuado. Sin embargo, no es para nada un paso en falso de una carrera que ha ido cada vez más en ascenso y que ya marca la consolidación de los austríacos en el cada vez más interesante mundillo del post metal.

Escúchalo acá. 

Por Patricio Avendaño R.