Loathe: “I Let It in and It Took Everything” (2020)

Loathe: “I Let It in and It Took Everything” (2020)

El quinteto de Liverpool está hecho en base a metalcore y nu-metal, géneros que saben manejar de manera muy interesante en su nuevo álbum “I Let It in and It Took Everything”. Formados en 2014, con 2 EP y un LP anterior, logran sostener las canciones con versatilidad y una calidad admirable en la ejecución.

“Theme” introduce el disco de forma relajada, como un engaño para lo que viene a continuación, ya que en el oído se produce un gran contraste con el posterior sonido estridente de las guitarras. Desde el comienzo, “Agressive Evolution” crea una tensión necesaria que seguiremos verificando a lo largo del disco, elemento esencial de la propuesta de los ingleses y que nos conecta de inmediato  con Deftones, sobre todo en los estribillos, donde se aprecia una agresividad existencialista en varios momentos. Mismo ambiente exala “Broken Vision Rhythm”, e incluso más hardcore que la anterior, donde los instrumentos parecen acoplarse ordenadamente; sus riffs y batería son fieras, tal cual su disco de 2017,  por lo que a pesar de haber una evolución general, mantienen la actitud del inicio. “Two-Way Mirror” es otro homenaje a Deftones, con un sonido enigmático y una letra más emotiva.

“New Faces in the Dark” continua con el espíritu furioso tras una entrada calmada, dando el cambio de ritmo más brutal del álbum. Esta banda te obliga a estar atento, porque no se sabe en qué momento vamos a cambiar de ritmo y melodía, como ocurre en los dos minutos de “Red Room”, donde los sonidos envuelven para atraparte en la mitad, mientras la intensidad de sus sonidos agudos te estrujan los oídos. “Is It Really You?” hace buen uso de los sintetizadores y hace otro giro sin aviso, lo cual nos hace imaginar que un show en directo de estos ingleses es para terminar lastimado. “Gored” devuelve pura angustia, mientras que “Heavy Is the Head That Falls With the Weight of a Thousand Thoughts” es la viva imagen de Loathe, respirando rabia y  talento.

“I Let It in and It Took Everything” es el segundo álbum de los de Liverpool y en él se sienten todo tipo de emociones. Con composiciones extensas y bien ejecutadas, Loathe va profundizando su propuesta anclada en temas oscuros, con guturales y potentes baterías como fórmula mágica, lo cual ha logrado llamar la atención de la prensa y fans que, cada vez, les van poniendo más fichas.