Ciclo Heroínas del Rock: Joan Jett, vida, actitud y sentimiento

Ciclo Heroínas del Rock: Joan Jett, vida, actitud y sentimiento

Apasionada desde pequeña, vibraba con cada sonido, con cada nota. Su gusto por la música comenzó temprano y recibió su primera guitarra a los 14 años. Ahí empezó todo para Joan Marie Larkin, la que sería conocida en los ‘80 y ‘90 como Joan Jett y, además, por ser la portadora de un estilo único de power woman en una escena musical puramente masculina.

Todos reconocemos que es una de las figuras femeninas más importantes de la historia del rock. Bandas como “Bikini Kill”, “Shonen Knife”, “L7”, “Yeah Yeah Yeahs”, “Kittie”, “The Donnas” o “Hole” declararon públicamente la influencia de Joan en su música.

A los 17 años partió su aventura en este mundo de hombres formando parte de The Runaways junto a Sandy West, Micki Steele, Jackie Fox, Lita Ford y Cherie Currie. Joan cantaba, tocaba la guitarra rítmica y escribía mucho material de la banda. Giraron por el mundo junto a Cheap Trick, Van Halen o Ramones. Las Runaways, así como se muestra en su película biográfica, se adelantaron a su tiempo en muchos aspectos con su sonido hard rock emergente durante una época en que la música disco reinaba. Pero por otro lado, la prensa se manifestaba en contra por la corta edad de las integrantes, y el público no sabía qué hacer con cinco chicas que cantaban sobre el sexo, rebeldía, y locura. Currie usaba ropa interior en el escenario y Jett aparecía enfundada en cuero, rupturistas al extremo. En 1976, las Runaways lanzaron su primer álbum homónimo que no logró impresionar. Igualmente, la canción “Cherry Bomb”, con su corte rebelde y crudo, que Jett escribió con Kim Fowley, se convirtió en un éxito punk. Al año siguiente lanzaron “Queens of Noise”, que contó con pistas como “Born to Be Bad” y “Neon Angels”. Aunque The Runaways eran muy populares en Europa y Japón no tuvieron el mismo éxito en Estados Unidos.

En 1979 las Runaways se separan y Joan, bastante perdida sobre cuál sería su futuro, fue a Inglaterra a hacer su carrera en solitario. Grabó 3 canciones con los Sex Pistols Paul Cook y Steve Jones (una de ellas fue una primera versión de “I Love Rock N Roll”, originalmente presentada por The Arrows). De vuelta en LA, Joan comenzó a rodar una película basada en The Runaways llamada “We’re All Crazee Now!”. La película nunca fue editada pero durante la filmación Joan conoció al compositor y productor Kenny Laguna, quien la ayudó con su primer álbum en solitario. La pista siempre se le puso muy dura y el trabajo sería rechazado por 23 empresas diferentes. Sin frustrarse, ella y Laguna fundan Blackheart Records para editar la placa de manera independiente, por lo que Jett fue la primera artista femenina en tener control directo sobre una discográfica independiente. Al hacer el registro, ella consiguió la ayuda de The Who, los que la dejaron usar sus estudios de grabación (“The Who’s Ramport Studios”).

Con la asistencia de Laguna, Jett formó a The Blackhearts. La banda fue creada a comienzos de los 80’s y grabaron su exitoso álbum “I Love Rock N’ Roll”. El registro luego fue recogido por Boardwalk Registros y re-lanzado como “Bad Reputation”. El single consiguió que la figura de Joan fuera siempre recordada pues aparecería como tema principal de la aclamada serie de televisión “Freaks and Geeks” y también como tema de la serie “American Chopper”, junto con aparecer como tema en más de 10 películas y video juegos.

Justo cuando parecía que su carrera empezaba a decaer, Jett regresó a las listas de éxitos en 1988 con dos hits, “I Hate Myself for Loving You” y “Little Liar”. En 1990 lanzó una colección de covers, “The Hit List”. Luego, dos álbumes más con poco éxito comercial. Sin embargo, recibe una gran cantidad de críticas positivas en 1994 por el álbum “Pure and Simple”.

Su último álbum de estudio fue “Unvarnished” en 2013. El proyecto le dio la oportunidad de trabajar con Dave Grohl. Al año siguiente se decide su ingreso al el Salón de la Fama del Rock and Roll en 2015, junto con Lou Reed, Stevie Ray Vaughan y Green Day. Para ella, esto fue “la culminación de todo lo que soñé hacer como músico.”

La Revista Rolling Stone la ubicó en el puesto 87 en la lista de los “100 guitarristas más grandes de todos los tiempos”. Con los 9 discos grabados con Runaways (varias recopilaciones), dos como solista, once con los Blackhearts y un sinnúmero de colaboraciones con gigantes del rock, Joan Jett es un nombre imprescindible cuando haces un barrido de mujeres que han destacado en este mundo, incluso muchos la señalan como la reina del rock; no necesitó llenarse de Grammys ni de discos de oro, sólo de amor por el rock y de una vida dedicada a la música.