La épica acústica de Camila Moreno se tomó el CCLM

La épica acústica de Camila Moreno se tomó el CCLM

La madrina cyborg del rock y la electrónica, Camila Moreno, baja por la rampa hacia el Hall Central del CCLM (Centro Cultural La Moneda, nivel -3). Son las 19: 20 pm y la gente la ovaciona. Viene junto a Manul Nubel, bajista y compositore, quien la acompaña esta noche como guitarrista. La atmósfera está cargada de armonía y buenas vibras para que todo fluya como corresponde.

Una hermosa iluminación fija en tonos naranjos y amarillos dorados se refleja en las paredes con hoyos circulares de hormigón dándole un aire tarkovskiano espacial.  En el escenario, la luz es de un hermoso azul y violeta. El spot es un match. Realmente no se siente como estar bajo tierra, es más como estar en otro planeta, contenidos y abrigaditos, en la dimensión de “El fuego secreto” acústico. Todas las canciones suenan muy bien, se puede ver la alegría en las caras del público. Es una noche especial, en su único concierto en formato acústico, hasta nuevo aviso.

En una hora cuarenta minutos, Camila Moreno encantó con su actitud y excelencia musical, brillando con una performance minimalista para cada tema y la genialidad con la que maneja cada instrumento, incluida su gran voz. Abrió con “Raptado” (Panal, 2012), una canción potente con una letra poética, dulce y desgarradora: “Raptado mi corazón desenvolvió, te dije que en mí sólo hay ruidos de insectos salvajes… no me tomes mal, estoy rota…”.  

Las guitarras sonaron poderosas. La voz de Moreno emociona al público, la gente aplaude y grita.  Se siente la fascinación del público al escuchar la versión acústica de “Cerca”, “Rey”, “Es real”, “Hice a Mi Amor Llorar” y “Quememos el Reino” (del álbum “Rey”) como también canciones de álbumes anteriores “Te Quise”, “Sin Mi”, “Panal”, “Incendié”, entre otras. Todos los temas tuvieron un toque elegante y muy rockero, gran intensidad y templanza al mismo tiempo, hipnotizando a sus fans cuando cantó a capella “Corderito Mío” (Con letra del poema homónimo de Gabriela Mistral). Notables los momentos más indies con la performance en piano y voz de “La Luz Asesina” y más tarde la interpretación en dúo junto a MARÍA de “Poder- Lilith:6″. Como siempre, Camila, una artista sensible y conectada con lo que está pasando en “Quememos el Reino”, donde todo el mundo se puso de pie, homenajeó a las mujeres que ya no están y dedicó la canción a la periodista recientemente asesinada, Francisca Sandoval.  

Por Ame Hurtado              

Nacion Rock

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.