La rabia está de vuelta: entrevista con los nacionales Devil Presley

La rabia está de vuelta: entrevista con los nacionales Devil Presley

“Difunta Correa” es el nombre del nuevo disco de Devil Presley, uno que según cuentan sus propios integrantes, viene a saldar una deuda tanto con el público como con ellos mismos. En conversación con el bajista de la banda, Mota Presley, apuntamos los detalles que hacen de este álbum un hito para la propia historia de Devil Presley como también se posiciona en las más interesantes novedades del rock/metal chileno.

Fue en época de pandemia que comenzó la gestión creativa; “el trabajo se hace difícil a distancia, aun mas para nosotros que somos una banda análoga, grabamos todos juntos sin tanta mediación de la tecnología”, afirma el bajista de los Presley. El nuevo LP fue grabado de una sola vez con todos los instrumentos en la sala viva, así es como prefieren lograr un sonido más humano o natural, el hecho de que lo que escuchas en el disco es tal cual a como sonarían en vivo es una determinación de Devil Presley.

Bajo el sello Mechanix se grabó “Difunta Correa”, que cuenta con seis canciones registradas en vivo en los estudios de la banda. La producción del disco contó con un personaje clave para lograr aquel imponente sonido, este fue Harris Johns, experimentado productor europeo. El Mota confiesa que en el LP buscaron una progresión en las canciones, para esto Johns fue fundamental; “Aportó mucho en la producción, con él corregimos detalles y ajustamos el umbral del sonido con el que habitualmente grabábamos… por esto logramos llevar la sonoridad a otra dimensión realmente”

Tenían otras opciones, pero finalmente eligieron aquel productor por su trabajo en bandas como Helloween, Coroner o Kreator, además de su presencia en la escena del heavy metal desde hace cuatro décadas. El trabajo y el compromiso son la piedra angular del conjunto, dos a tres veces por semana y de manera constante, la preocupación por lograr el efecto deseado ha llevado al bajista a probar hasta seis bajos para encontrar aquel que se complemente mejor con sus compañeros; “También es una cuestión de compromiso, nadie vive de la banda, esto es solo por la música, hasta funciona como terapia juntarse a tocar… necesitamos de ensayar y ejercitar el musculo”, explica el bajista indicando que la virtuosidad de DP se debe netamente al trabajo.

Tras 23 años de carrera, son diversos músicos quienes han participado en el conjunto, aunque solo es uno el original, desde sus inicios en 1998, Rod Presley, vocalista y compositor de Devil Presley, quien estuvo presente en la ruptura y posterior reunión, fulgurosas tocatas, el teloneo a Motörhead y la presentación en Lollapalooza, ambas en 2011, todas ellas anécdotas que forman parte de la historia de una banda de metal que ha sido siempre coherente con su parada ante la música. Quizás la más emocionante de las experiencias, fue aquella tocata en el Ovalo de la Cárcel de Santiago, una épica jornada que quedó grabada a fuego en la mente de sus protagonistas.

El LP fue lanzado en streaming y también será publicado en vinilo, los cuales  se están produciendo en España. En él, el metal chileno de los Devil Presley se impone como una muralla que te aplasta, pero de manera progresiva y combinado en una atmosfera propia de la banda.

Revisa el nuevo material de los chilenos en sus redes.