La ruta hacia Lollapalooza: Fernando Milagros, el turno del nuevo sol criollo

La ruta hacia Lollapalooza: Fernando Milagros, el turno del nuevo sol criollo

Es bien particular como llegó un festival internacional a nuestro país y se posicionó tan rápido en el medio, convirtiéndose en un estándar y un modelo a seguir, una de las gracias de Lollapalooza- a juicio personal-es presentar un discurso y una postura estival, de fiesta familiar, pero por sobre todo un line up bien actual y diverso,  que deja espacio a artistas a mostrar sus proyectos alternativos, nuevos, o simplemente la batería de éxitos (Gustavo Cordera, Electrodomésticos y Camila Moreno se vienen a la cabeza con esta descripción).

Fernando Milagros está en una posición sumamente interesante para la versión 2015 del festival creado por Perry Farrell, con nuevo disco bajo el brazo (el cuarto de su discografía) donde muestra una calidad y madurez interpretativa justa para mostrársela al mundo en una plataforma tan importante como bien podría ser el Lollapalooza 2015.

“Nuevo Sol” es un cancionero justo, afilado y desesperadamente calmo. A diferencia de lo que fue el aclamado “San Sebastián” donde pudimos consolidar el respeto por Milagros con canciones como “rey mayor” o “carnaval” esta nueva placa fue pensada minuciosamente para que tocara las distintas fibras, desde la seguridad de que todo está dicho con “Hilo de plata”, hasta el más profundo de los romanticismos con “la noche” un tema dedicable, acústico y bien pegajoso.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=NMV-oMyeYlg[/youtube]

Con respecto a la estética general de “nuevo sol” Milagros presenta una idea más sólida musicalmente, no solo por la prolijidad de las letras y la calidad interpretativa de un cada vez más sentido Fernando, sino porque también se nota que hay un trabajo con una banda la cual tiene cosas que decir, hay una nueva potencia, la cual es bien pop y apunta al menos que la mayoría de las canciones suenen en la radio, es decir, es una placa bien limpia, que aspira llegar a la mayor cantidad de gente posible, pero no por eso se descuida la calidad y el soporte que el cantautor nacido en Talcahuano, requiere.

Al igual que otros artistas, que no estén necesariamente invitados a Lollapalooza, a veces cuesta imaginar cómo podrían sonar estos temas tan bien producidos en vivo, en lo personal he tenido la oportunidad de escuchar a Fernando Milagros y el hombre sabe lo que hace. Ahora bien, el éxito o fracaso de un artista en el Lollapalooza es resultado de muchas variables, desde el escenario que te toca estar, hasta el horario en que debes hacer tu espectáculo, con suerte creo que Fernando Milagros puede ser de esas buenas sorpresas que nos llevemos en un par de meses más, como lo fue Fother Muckers, o Marcelo D2 en ocasiones anteriores.

Parece que la clave para salir satisfecho de una experiencia como es el Lollapalooza es crear un ambiente, es lograr abstraer a la gente que te está viendo de todos los distractores (que no son pocos) que el mismo festival ofrece, en ese sentido Milagros corre con ventaja, es que la propuesta que instala en los escenarios es eso, abstraer y ambientar el momento con una atmósfera media invernal, media playera, bien fogatera. Es decir, en una casita en San Sebastián esperando que salga un nuevo sol.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=rnNtRNAexFc[/youtube]

Por Hugo Vallejos S.

Nacion Rock

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.