Lacuna Coil en Chile: Sinfónica adrenalina

Lacuna Coil en Chile: Sinfónica adrenalina

La banda de metal alternativo italiana hizo vibrar a las cientos de personas que colmaron el Club Blondie para un regreso que estuvo cargado a los clásicos de la banda, pero sin dejar de lado parte de su nuevo material titulado en el LP “Black Anima” que fue lanzado en octubre del 2019.

El estallido social está siendo tema recurrente en las mismas tocatas y conciertos. Nadie escapa de lo que es la contingencia social y el público lo demuestra con sus cánticos contra el gobierno de Sebastián Piñera. En Lacuna Coil no fue la excepción y cayeron varias consignas, pero de manera mesurada y no tan explosivas. 21:00 en punto y los oriundos de Milán partieron, vestidos de negro en su totalidad, con “Blood, Tears, Dust” de su octavo álbum llamado “Delirium”, que dicho sea de paso, fue el LP que los trajo por última vez a suelo nacional. La gente comenzó a cantar desenfrenadamente a pesar del calor que ahogó, por momentos, el reducto ubicado a pasos del metro Unión Latinoamericana (ULA).

“Our Truth”, “Reckless”, “My Demons” y “Layers Of Time” completaron un comienzo brutal de la banda liderada por Cristina Scabbia y Andrea Ferro. “La energía esta noche es increíble”, dijo la ex novia del guitarrista Jim Root de Slipknot, quien interactuó en cada canción con los fans que se agolparon en las primeras filas. “Heaven’s” a Lie” junto a “Save Me” fueron golpes magistrales de los europeos para dar paso a su propia versión de “Enjoy The Silence” del disco “Karmacode” del 2006 y cerrar la primera ronda de canciones.

Pasaron aproximadamente unos cinco minutos y totalmente renovados tanto en vestimentas como en maquillaje aparecieron nuevamente en el escenario. “A Current Obsession”, “1.19” y “When a Dead Man Walks” fueron los bastiones para decir que esta era la oportunidad perfecta para celebrar los más de 20 años de carrera. Hablar de que el público chileno es uno de los mejores es una de las frases más mencionadas y manoseadas por todas las bandas que visitan nuestro país; sin embargo, cuando lo dicen Cristina y Andrea suele ser determinante y convincente.

La banda, en su conjunto, no  pararon de regalar aguas, uñetas y de agradecerles estar ahí junto a ellos a pesar de todo lo que atraviesa el país por los problemas sociales y de desigualdad. La fanaticada le agradeció cada uno de los gestos de los italianos, pero pidió a gritos una canción como recompensa a la lealtad que le han tenido: “Senzafine”. El clásico que aparece en la segunda placa de estudio fue un golpe a la cátedra y un gran regalo para la audiencia y el cual no estaba incluido en el setlist que tenían preparado.

“Veneficium” y “Nothing Stands In Our Way” cerraron la noche mágica y adrenalínica de Lacuna Coil en Chile. Complicidad y entrega, esas dos palabras resumen a la perfección la grandilocuencia explosiva de una banda que ha sabido ganarse al público local, dejando voz y alma en el escenario.

Fotos: Jerrol Salas 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *