Lollapalooza Chile 2019 anuncia 4 nuevas bandas y cartel por día

La apuesta para 2019 sigue al alza, 126 serán los actos con algunos de los nombres más relevantes de la historia reciente de la música a nivel mundial. Para completar la nómina, cuatro importantes nombres de la música en español se han integrado a Lollapalooza 2019.

Continuar leyendo “Lollapalooza Chile 2019 anuncia 4 nuevas bandas y cartel por día”

Álvaro España habla sobre la participación de Fiskales Ad-Hok en Lollapalooza

Ayer fue el esperado día en que se liberó el cartel de Lollapalooza y las polémicas, discusiones y debates se empezaron a desatar de inmediato, tanto por los artistas internacionales convocados para esta novena versión, como por la participación, por ejemplo, de Fiskales Ad-Hok, la banda icónica del punk rock nacional que había criticado al evento en ocasiones anteriores, acusando que lo que representaba el festival iba en contra de sus ideales.

Continuar leyendo “Álvaro España habla sobre la participación de Fiskales Ad-Hok en Lollapalooza”

Lollapalooza Chile 2019 anuncia su cartel completo, revísalo acá

Finalmente llegó el esperado lineup de Lollapalooza (que este año se hizo más esperado aun) para lo que será  su novena versión en nuestro país programada para los días 29, 30 y 31 de marzo de 2019 como  siempre en Parque O”Higgins .

Continuar leyendo “Lollapalooza Chile 2019 anuncia su cartel completo, revísalo acá”

Kuervos del Sur, Kapitol, Tash Sultana, Mac DeMarco, Metronomy: Así vivimos la tarde de Domingo Lollapalooza Chile 2018

La última jornada de Lollapalooza Chile tuvo su inicio a cargo del rock nacional. En el Itaú Stage, Kuervos del Sur desató lo mejor de su aplaudido repertorio de creativa fusión de folclor y rock. Al mediodía, cuando recién se habían abierto las puertas de ingreso, se logró congregar a una buena cantidad de público y no nos cabe duda de que si el horario los hubiera favorecido, la masa de espectadores hubiera sido imponente, porque si hay una banda nacional que en este momento está resaltando y alcanzando notoriedad internacional, esos son los nativos de Curicó. “El Árbol del Desierto”, “Los Cometas”, “Enredadera” y “Kaverna” sacaron aplausos merecidos de una heterogénea afición que fue subiendo en número, atraído por los acordes melódicos y la interpretación poderosa de Jaime Sepúlveda. Repasaron su versión de “Águila Sideral”, de Los Jaivas, parte del aplaudido disco “El vuelo del Pillán”, el cual les ha abierto todas las puertas. Tributaron a los mexicanos Caifanes y contaron que venían llegando del festival Vive Latino, el cual se desarrolló en México el mismo fin de semana y que contó con headliners como Gorillaz, Morrissey, Fito Páez, Noel Gallagher y Queens of the Stone Age.

Con un gran 2017 e iniciando 2018 con el éxito en la Cumbre de Rock Chileno, Rock en Conce y Vive Latino, esta presentación en Lollapalooza Chile se agrega a la agenda de la banda nacional que más tendría que crecer este año, para así aspirar al siguiente Lollapalooza a un horario ojalá estelar. Ya lo merecen. Y lo mejor, es que caminan por la vereda del rock.

Kapitol, Tash Sultana, Mac DeMarco, Metronomy

La reprogramación que sufrió la cartelera de artistas del día domingo, situó a los chilenos pop/rock de Kapitol en el Acer Stage, escenario muy bien ubicado pues se encontraba al lado de la zona para canjear comida, lo que aseguraba el tránsito constante de asistentes. La banda ya había estado en Lollapalooza en 2015 y esta nueva invitación los motivó a planear un espectáculo matizado con invitados y homenajes. Su cancionero, basado en canciones en inglés, quizás dificultó la empatía, pero Francisco Martínez, el vocalista, se dedicó a cubrir ese espacio siendo muy comunicativo y no dejando pasar espacios entre los temas.

Siguiendo con los cambios de programación, éstos fueron muy beneficiosos para algunos artistas que venían en son de promoción. Fue el caso de Tash Sultana, la que finalmente hizo uso del escenario principal y en un horario donde ya se había congregado la mayor parte de la afición. La joven australiana sorprendió con su talento y versatilidad pues tocó una buena variedad de instrumentos con sorprendente habilidad. Cuando un artista desconocido llama la atención, de inmediato empieza la búsqueda de sus orígenes y cuando estos se encuentran en Youtube, caemos en cuenta que el negocio y la industria musical está aceptando todos los códigos de la modernidad, siendo esta oriunda de Melbourne un buen ejemplo. Recién está trabajando en lo que será su primer disco, pero lo que observamos en el VTR Stage da para destacarla como una de las “joyitas” que nos deja Lollapalooza 2018, pues sus canciones son originales y buscan un estilo propio. Guitarra, bajo, flauta, trompeta, y un estilo de ejecución que recordaba, por momentos, el de Angus Young.

Y la tarde siguió con uno de los números más relajados, sin que eso signifique sacrificar calidad. Mac DeMarco ha sido visita frecuente en nuestro país y ya merecía tener un espacio en esta fiesta, ocasión precisa para presentar las canciones de “This Old Dog”, publicado el año pasado y con muy buenas críticas; pero convengamos que son la ironía y sus salidas de libreto lo que más llaman la atención de su propuesta aliviada, de rock más bien psicodélico pero calibrado por la herencia sónica californiana. No hubo mucho tiempo para el standup pero sí para dejar manifiesto el por qué es uno de los más creativos de la industria indie, hoy por hoy. Con una banda precisa, que entregó un AOR perfecto para las radios, su show ayudó a soltar las formas del rock y relajar el ambiente. El mejor momento fueron los covers de “High and Dry” de Radiohead y “Under the Bridge” de Red Hot Chili Peppers, cantados en un tono intencionadamente desafinado. No faltó el que se lo tomó a pecho y reclamó, pero eso es no comprender la propuesta de DeMarco, la que se basa en no tomar las cosas tan en serio, ni siquiera su propia propuesta en el escenario.

Y cuando la tarde caía y el viento empezaba a correr con más fuerza, llegó el momento de la reelectura del funk y el disco, a cargo de Metronomy. Sin grandilocuencia ni puesta en escena sobresaliente, el show de los británicos se sostuvo en una música en la que el ritmo es el que manda. “Back Together”, “Miami Logic” y “Old Skool” sirvieron para calentar el ambiente previo a Liam Gallagher. Nada hacía presagiar lo que después pasaría.

Macarena Polanco

VIDEO: Mira el show completo de Red Hot Chili Peppers en Lollapalooza Chile 2018

La jornada de Sábado de Lollapalooza nos aguardaba una de las bandas más esperadas del festival, nuestros queridos Red Hot Chili Peppers, que ya con más de 30 años de trayectoria, grandes historias y álbumes de estudio venian a demostrar porqué son uno de los números favoritos para cierres de festival en muchas partes del mundo.

Su show de 2014 en esta misma instancia, había quedado algo “al debe”, por tanto habían ganas de que se sacaran esa mufa, y de alguna manera así fue, entregando un show con mucha energía, gransdes temas y momentos introspectivos, aaunque un poco corto y dejando fuera canciones emblemáticas.

La reseña del show completo, te la contamos aca, pero si te lo perdiste o quieres revivirlo, acá te lo dejamos en video completo:

The Killers cerró Lollapalooza Chile 2018 con una lección de espectáculo

Lo de The Killers es cosa seria. Tanto así, que el gran el entusiasmo y onda que despidió su show en el último día de Lollapalooza 2018, hizo olvidar la decepción que Liam Gallagher había causado unas horas antes. Con un sonido contundente, un cantante entregado a mil y un espectáculo basado en la esencia más pura de la banda, tuvimos una buena dosis de sobrecarga sonora y visual muy del estilo Las Vegas. Porque eso es el alma de The Killers, el show a gran escala, producido, glamoroso, y es lo que mejor saben transmitir.

De traje negro y plateado en buena parte del evento, Brandon Flowers entró en escena tras una lluvia de papeles de colores que permitieron el rápido enganche de toda la afición que salía de lo de Lana del Rey y de la fiesta electrónica que se vivió toda la jornada en el Movistar Arena, más toda la que llevaba más de una hora esperando en el prado del parque. Abrió el setlist el soul sintético de “The Man”, mientras que en un discreto español nos señalaba un “Bienvenidos a nuestro maravilloso maravilloso show”, justo antes de “Somebody Told Me”. La afirmación daba cuenta de su último aclamado disco, “Wonderful Wonderful”, del cual, curiosamente, se incluyeron solo tres canciones. No venía a mostrar nada, venía a consolidar lo que ya era, pues cuando vino a Lollapalooza como solista no logró la misma respuesta de la afición, pues su mejor versión es en The Killers.

Brandon se paseó con mucha energía por todo el escenario, saltó y posó para las cámaras, al tiempo que hacía lucir la colorida escenografía, con los símbolos del hombre y las mujeres; una sutil forma de señalar que él era quien controlaba el show.

“Spaceman” y “The Way It Was” pasaron ágiles y dejaron espacio para el lucimiento de los juegos de láser y neón que inundaron el escenario. “Shot at the Night” pasó cancina hasta “Run for Cover”, un post punk dulzón que pertenece al último disco y que nos hizo percatarnos que Dave Keuning y Mark Stoermer, guitarrista y bajista respectivamente, no giraron y están limitando su aporte a la banda solamente en estudio. Después vino “Jenny Was a Friend of Mine” que aportó más láser y diversión al juego escénico de Brandon; haciendo gala de su buena voz, subió y bajó el tono en “Smile Like You Mean It” y “For Reasons Unknown”. Hasta aquí, quedaba manifiesto el por qué The Killers es uno de los números más buscados para los festivales de rock.

“Miss Atomic Bomb” y “Human” se presentaron como dos cargas de pop poderoso, mientras que “A Dustyland Fairytale” tuvo su inicio lento y de recursos simples, para luego estallar en otra dosis directa de canción de estadio. Y la sorpresa vino cuando Brandon hizo un intento con “Wonderwall” de Oasis, haciendo gala de su buen humor pues sabía el bochorno que había ocurrido un rato antes. Sólo con un rasgueo de guitarras logró que el público coreara el clásico de la banda inglesa y sacara aplausos espontáneos por el esfuerzo. “Is my king” vociferó al final, refiriéndose a Liam porsupuesto, causando risas y silbatinas a partes iguales.

“Runaways” y “Read My Mind” pasaron del pop a la sensibilidad soft rock, para continuar con “All These Things I’ve Done”, tema que permitió el lucimiento de las coristas. El encore fue con “The Calling”, la emotiva “When You Were Young” y la estocada final fue “Mr. Brightside” con un Flowers transformado.

The Killers dejaron el ánimo por las nubes, pues en eso son especialistas; aunque la formación original no giró, Brandon siempre se las arregla para ser el hombre ancla a la hora de dictar una cátedra de cómo hacer un espectáculo en grande para festivales y shows en vivo. Por algo nacieron en la ciudad que nunca duerme, por algo su entrega está cargada de pirotecnia, elegancia, voz y, más encima, muy buenas canciones. Cierre redondo.

Macarena Polanco G.

VIDEO: Mira el show “completo” de Liam Gallagher en Lollapalooza Chile

Sin duda fue la actuación “bochornosa” del evento. Liam Gallagher hacía finalmente su debut en solitario, tras haber lanzado un primer álbum de estudio “As You Were”, bajo la marca de su nombre, pero con antecedentes claros de problemas de salud y de “no estar de acuerdo con el sonido”, cosas que lo aquejaron en Chicago antes y en Argentina haciendo prácticamente lo mismo.

Antes, algo de música hubo e interpretó dos clásicos de Oasis como “Rock’n’Roll Star” y “Morning glory”, para continuar con el tema de su debut en solitario “Greedy soul”. Para ese entonces ya empezaba a dar claras muestras de desagarado y de no estar para nada conforme con el show.

“Wall of Glass” fue lo siguiente, tema que no alcanzó a interpretar completo, ya que en medio de él para todo y dice: “Mi voz está absolutamente destrozada. Suena horrible, No voy a quedarme aquí gritando toda la noche para todos sonando horrible, así que lo siento mucho, no puedo cantar las canciones” fueron las palabras que sonaron de su boca antes de determinar por completo su salida del escenario y decirle a la banda mediante gestos “nos vamos”.


Tras minutos, emitió un comunicado que explicaba lo siguiente:


“A causa de una infección en el pecho, tuvimos que cortar el show de esta noche en Lollapalooza Santiago. Liam fue diagnosticado con una infección sinusal en su nariz y oídos luego de un show en Europa que derivó en una infección en el pecho. Él siguió presentándose intentado dejarlo atrás, pero desafortunadamente hoy tenía dificultades para respirar y no podía continuar. Liam está muy decepcionado y triste por no poder terminar el show y se quiere disculpar con todos los que fueron a verlo esta noche. Él promete reagendar un show en Santiago tan pronto como sea posible”.

Revisa acá el momento y sus 22 minutos de show: