Melvins- “Working With God” (2021)

Melvins- “Working With God” (2021)

… Y un 26 de febrero del 2021, ¡volvieron los incansables Melvins!…Esta vez con su formación más cercana a la original de 1983, con Mike Dillard en batería, Dale Crover en bajo; quien es el batero de la banda desde 1985, y por supuesto, el mítico King Buzzo (Buzz Osborne), estos son los nombres de los protagonistas que te vuelven a provocar emoción y atracción en el sonido que nos presentan en su nuevo trabajo de estudio “Working With God”, lanzado por Ipepac Records.

“Working With God”, inicia su viaje realizando un cover de un clásico de los The Beach Boys, “I Get Around”, rebautizado por Melvins como “I Fuck Around”, entregándole ironía a un disco lleno de los primitivos y oscuros riffs, cortesía de la casa, de King Buzzo. “Negative No No”, nos vuelve a vestir con camisas rotas y jeans gastados, con unos sonidos de platillos de entradas y un riff retumbante acompañado con un fuzz abrasador, lo que todo fan de los Melvins espera en un track. Como si fuera de la mano con “Negative No No”, “Boucing Rick” prosigue con riffs más rápidos y oscuros, llevándote a un mar de olas sónicas que chocan con las rocas en “Caddy Daddy”, la cual se vuelve espesa y oscura como la niebla en las mañanas de invierno.

Vuelven las historias e ironías en “Brian the Horse Faced Goon”, una canción desordenada y desafinada, que a la vez, tiene una de las mejores líneas de bajo del disco entregadas por Crover, donde Buzzo nos habla sobre la adicción de consumo de heroína por parte de un tal Brian, quien siempre está solo. “Boy Mike”, es una composición desgarrada de casi cuatro minutos, rápida y llena de riffs tensos, atrapantes, la que te hace sentir dentro de la atmósfera del álbum Houdini. “1 Fuck You”, una oda al músico y cantautor norteamericano Harry Nilson (quien trabajó con Phil Spector y John Lennon), un genio que nos da a conocer King en esta composición melódica y pegajosa “The Great Good Place”, un sencillo cómodo, lleno de melodías armoniosas y a la vez rudas que te van abrazando más y más al disco. En una cadena ascendente viene “Hot Fish”, casi cinco minutos de felicidad con aires de grunge, una mezcla que te hace recordar al Superfuzz Bigmuff de Mudhoney o al Bleach de Nirvana, una composición con riffs siniestros y ruidos extraños en el aire.

“Hund”, es el término de la tormenta perfecta de composiciones oscuras de este álbum, un tema explosivo que nos recuerda los mejores trabajos de Melvins, que te dejan conforme y envuelto en una atmósfera de fuzz y groove, la que te invita a escuchar nuevamente cada track de esta obra. Después de la tormenta, en este álbum no aparece el sol, y nos encontramos con “Goodbye Sweetheart”, una composición que sin lugar a dudas seria parte de un soundtrack de una película de terror de los ochenta, un conjunto de voces armónicas y tétricas, que te mantienen dentro del ambiente oscuro que nos entrega este disco.

“Working With God”, es como ese amigo de juventud que no ves hace muchos años y te encuentras con él en la calle, lo ves y te dice: ¿Vamos a tomar algo?