Millencolin- “True Brew” (2015)

Millencolin- “True Brew” (2015)

Millencolin-True-Brew“True Brew” llega cuando muchos pensábamos que esta vez en serio la continuidad de la banda estaba siendo puesta en jaque, pero la verdad es que puede resultar muy salvador este disco para los que añorábamos sobre todo ese sonido de nicho de Millencolin de verdaderas gemas de cómo hacer un punk rock melódico y con una fuerza descomunal como fue en el “Pennybridge & Pioneers” y algo del “Home From Home”, que a la postre fueron los dos dardos más certeros que dieron últimamente los suecos, ya que “Machine 15”, su antecedente discográfico más reciente, no dejó muchas buenas caras en su fanaticada que digamos.

Fueron casi ocho años, la brecha más larga que se tomó la banda escandinava en su carrera, y en el disco se siente la fuerza y ganas de volver, hay tracks muy poderosos y llenos de esa energía combativa veinteañera del “Life On a Plate” incluso, temas como ‘Chameleon’, muy fresca, el caso de ‘Bring Me Home’ tiene un acertado arranque muy a la de sus colegas Bad Religion y con esos coros de estadio, emocionantes que tan bien ha sabido cosechar esta banda para llegar a considerarla hasta nuestros días como una de las más grandes en el estilo.

El single ‘Sense and Sensibility’ es una verdadera gema de batalla, punzante y directa y otra más que nos deja claro la buena forma de la voz de Nikola Sarcevic que no ha cambiado para nada desde los inicios de la banda. Otro punto importante en el disco, que por cierto, fue producido por él mismo y editado por una casa discográfica como Epitaph, a estas alturas gigante para el desarrollo del estilo que profesan estos emblemas del skate punk europeo.

Si bien el disco es menos político y se nos pone un poco flojo en la segunda mitad -a excepción de nuevos y verdaderos himnos como ‘Silent Suicide’ y la certera carta de cierre ‘Believe in John’- era imperiosamente necesario que Millencolin retomara el sonido que los ha catapultado tan alto, ya que la verdad es que “True Brew” suena muy reivindicatorio para una banda que se ha equivocado poco en sus entregas, en una carrera que ha derivado del punk melódico a un hard rock bastante duro, pero que en este disco parece que encontrase el equilibrio por donde prefieren mantenerse en línea, aunque claramente los años no pasen en vano. Buen regreso y augurio para verlos por estos lados muy pronto.

Por Patricio Avendaño R.

Escucha “True Brew” completo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *