Nacion Rock Awards: Los mejores discos internacionales, del 30 al 21

30. The Claypool Lennon Delirium-Monolith of Phobos

claypool-lennon-delirium-monolith-of-phobosEste era uno de los lanzamientos más prometedores del año y no defraudó. Ya desde el año pasado que lo pudimos ver venir, escuchando adelantos que daban cuenta de esta interesante fusión, donde la sapiencia, técnica y locura de Claypool se reunió con la lisergia y sicodelia del hijo de John Lennon y Yoko Ono, Sean. Pese a la diferencia de estilos, en el disco logran una sintonía donde lo que prima es el factor ácido, volátil y experimental, y ahí es donde el disco corre como por derecho propio. No fue hecho a la ligera, hay un cuidado de instrumentalización y arreglos que incluyen mellotrones, coros femeninos, teclados que nos llevan al Pink Floyd de Barrett y mucho más. Un viaje más que digno de experimentar._P.A.

29. Gojira-Magma

005479017_500Si quieres cambiar e innovar, tienes que ser precavido porque, o te ponen en un pedestal, o te hunden hasta el fondo. Ya en su anterior trabajo, Gojira dio un paso serio hacia un sonido más progresivo, y si allí vimos una apuesta fuerte por un sonido más melódico, “Magma” es la confirmación de todo eso. En un disco que suena muy Pink Floyd a ratos, se perciben temas que le rompen todos los esquemas al fan de siempre, y de ahí las críticas dispares que ha tenido la propuesta. De todas maneras, se destaca la buena combinación entre ferocidad metalera y tonos más limpios, y más allá de si es un acierto, se aplaude la osadía de la banda de presentarle un reto a sus fans de escuchar un disco desafiante al oído y de todas maneras evolutivo en su ascendente carrera discográfica._M.P

28.So Pitted-Neo

so-pitted-neo-600So Pitted es un poderoso trío cargado a los sonidos filosos del punk y las atmósferas hostigosas del garage underground, casi conectado umbilicalmente al pasado sonoro del frío Seattle. Neo, su debut, es un álbum que no da respiros, y propone una alternativa al jubilado grunge, con acordes furiosos y pegándole fuerte a la batería. Es casi un calcado revival a la otrora Generación X de los 90, en pleno 2016. Imposible no acordarse del Bleach de Nirvana, de esa adolescencia rabiosa, destructiva y llena de energía volcada a la música. Y que a pesar del poder, del amateurismo y las complejidades del disco -como los particulares riff de la guitarra enchufada a un amplificador de bajo, o el canto robótico y distorsionado- no todo se reduce a la apelación inicial del viejo grunge ni a la necesidad de volver a examinar las ideas surgidas hace 25 años. Al final, cuando uno termina de escuchar el disco, concluye que esto está por encima de un revival. Tanta rebeldía, tanta ira y tanto grito tienen más sentido que nunca._C.T.

27. Rival Sons-Hollow Bones

rivalsonshollowbonescdJay Buchanan ya no es una copia de Robert Plant, aunque el fiato de Scott Holiday, Dave Beste y Michael Miley sigue siendo una electrizante traída al presente del mejor ritmo zeppeliano. La banda imprime en “Hollow Bones” una identidad inquietantemente oscura y llena de carácter, de la mano del blues, la psicodelia, buenos riffs para enmarcar y propuestas de rock más lento. La sensación es que Rival Sons en cada tema deja que se escape una bestia, mostrándose como una banda que puede llegar a ser mucho más grande que un telonero. Este disco es pura alma de los ’70._M.P.

26. Omar Rodriguez López-Corazones

omar-rodriguez-lopez-corazones-2016Dentro de todas las facetas que Omar Rodríguez se dio el lujo de mostrar con su seguidilla de 12 discos en 6 meses, acá nos muestra su versión mestiza, texana, mimetizada con esa virtuosa y prolífica escena de rock alternativo que gusta de los sonidos acústicos, las atmósferas desérticas de la frontera, y la melancolía, tal como lo hacen bandas como Calexico, o eclécticos solistas como Devendra Banhart. ¿Cómo es posible que un mismo artista pueda sacar, con dos semanas de diferencia, un disco de sicodelia sucia y electrificada como Sworn Virgins, y posteriormente esta joya del rock minimalista llamada Corazones? Solamente unos pocos pueden hacer eso._F.G



25. The Kills-Ash & Ice

the-kills-ash-ice-compressedLa vara estaba alta con Blood Pressures y Midnight Boom, sus dos lanzamientos anteriores. Sin embargo, Alisson Mosshart y Jamie “Hotel” Hince se las arreglaron para seguir recibiendo atención con su última placa. Canciones como ‘Doing it to Death’, ‘Bitter Fruit’ e ‘Impossible Tracks’ están a la altura de lo esperado, y hacen que Ash & Ice transite por aguas quietas, sin mucho riesgo, pero sí ensayando una fórmula que aún no se agota, y de la que queríamos escuchar un poco más._F.G

24. Meshuggah-The Violent Sleep of Reason

meshuggah_-_the_violent_sleep_of_reasonMuy directo, una maquinaria de agresividad. Su textura es absolutamente devastadora. Dick Lövgren está perfecto en el bajo, mientras que la batería de Tomas Haake alcanza niveles superiores de ejecución. El sonido es 100% sello de la banda, destacando temas como “Born In Dissonance” y “Ivory Tower”, dos catedrales en cuanto a velocidad y composición. No hay nada flojo en la propuesta del disco, pero sí hay un riesgo a perder la capacidad de sorpresa: no queremos que, más allá de la grandiosa técnica instrumental, se disipe ese factor “distinto” que te lleva a re-escuchar el disco, para así encontrarle otros significados._M.P.

23.PJ Harvey-The Hope Six Demolition Project

unnamed_20Esta diosa sigue manteniendo la calidad compositiva de sus anteriores trabajos, pero esta vez lo hace en clave más global. Tenemos folk, el fraseo alternativo de la pausada “The Ministry of Defence”, ese aire western con saxos y coros de “Chain of Keys”, la introspección de “Near the Memorials to Vietnam and Lincoln” y el blues de “The Ministry of Social Affairs”. Su esencia se volvió más pretenciosa y su creatividad desbordó a raudales en este excelente trabajo._M.P.

22. Charles Bradley-Changes

b0ae2d99La historia de Charles Bradley es la de aquellos artistas malditos que nacieron para enfrentar el destino y doblegarlo en cada momento. Bradley vivió en la calle por 2 años en su infancia, trabajó como cocinero por más de 10, para luego volver a casa, de donde se había fugado en su niñez por su precariedad de vida, y comenzó a trabajar como doble de James Brown. 20 años después, lanza este disco, Changes, el tercero de su carrera que inició a los 63 años –en medio de la muerte de su madre y su diagnosticado cáncer al estómago- y hasta ahora su trabajo mejor logrado. Y es que Bradley lleva el soul en la sangre. El disco parece perdido en el tiempo, sacado de alguna capsula de 1969, con una sonoridad a lo Otis Redding y el funk cadencioso de Curtis Mayfield, pero con momentos muy lúcidos y frescos, en donde su banda revitaliza el estilo, muy a la Alabama Shakes. Changes representa la pasional, desgarradora y visceral imagen de un hombre que tan solo podría expresar sus sentimientos a través del soul, porque para discos como éste es que nació este género, y para que Bradley burlara su destino a través de la música negra que tanto amamos._C.T

21. Metallica- Hardwired…To Self-Destruct

20160818_193928_7549_939483¿Ocho años de espera para esto? Suena tajante la interrogativa, pero la verdad es que Metallica es Metallica, y se encuentran en una dimensión distinta de la que les conocimos en sus obras maestras. “Hardwired” no es un mal disco, pero no viene a sorprender para nada, siendo una clara continuación de lo que habían mostrado en “Death Magnetic”: temas poderosos, de mucho riff contundente y pesado, pero es en el ingenio para usarlos donde caen rotundamente, en el auto plagio y algo de condescendencia interna. Hay canciones muy entretenidas y que sin duda nos dan ganas de creerle al disco, pero los evidentes guiños a placas esenciales se quedan solo en eso, en temas que pasarán al olvido rápidamente. Aun así, es un disco poderoso y se nota que Metallica se divirtió mucho haciéndolo y lo transmite, en uno de los regresos más esperados del año._P.A.

[40-31][30-21] [20-11] [10-1]

Comentarios

Loading Facebook Comments ...