New Horizons: Brian May y su oda a la búsqueda hacia los confines del espacio

New Horizons: Brian May y su oda a la búsqueda hacia los confines del espacio

El 1 de enero de 2019, en las primeras horas de la mañana (hora chilena) llegaron las difusas imágenes de un asteroide ubicado mucho más lejos de la órbita de Plutón (planeta enano o 9° planeta). Siguiendo atentamente las noticias y publicaciones de la NASA se fue develando una especie de forma de maní, luego un hombre de nieve y en la actualidad los científicos dicen que es un asteroide más bien aplanado con una forma similar a dos galletas unidas con sus correspondientes imperfecciones. Su nombre común, (486958) Arrokoth y ex-Ultima Thule.

Es increíble como el ingenio del ser humano nos ha llevado a explorar los confines del sistema solar y más allá. En este caso el ingenio y la misión se llaman New Horizons y el dispositivo ha explorado Plutón y su satélite Caronte y aprovechando el viaje su siguiente objetivo fue el asteroide 2014 MU69 o Ultima Thule (de las leyendas de la Europa antigua para designar una isla o lugar más allá de las fronteras conocidas).

Y para poder llegar hasta allá, necesitamos de quienes investiguen el cosmos, realicen los cálculos adecuados y hagan las ideas realidad. Así es como llegamos a la inigualable leyenda del rock y astrofísico Brian May con New Horizons, la canción con la que aquél primer día de 2019 acompañó a la sonda espacial en estas apartadas distancias para mirar de cerca el objeto más lejano que un artefacto hecho por el hombre ha podido visitar. May la compuso con este único fin. Es emocionante como el rock una vez más lo hace trasciende las fronteras de lo desconocido y se expande por el universo (por cierto, ya existe una canción de Chuck Berry que incluso ha salido del sistema solar y se encuentra en el espacio interestelar en la sonda Voyager). eso , sin contar los cientos de canciones rockeras alusivas al espacio, la luna y las estrellas.

“Este proyecto me ha llenado de energía en una nueva forma” dijo May sobre la canción que sirvió de himno al descubrimiento. “Para mí ha sido un reto emocionante unir estas dos facetas de mi vida, la Astronomía y la Música. Me inspiré por la idea de que es el punto más lejano que la Mano del Hombre ha alcanzado jamás, y será por mucho el objeto más lejano que habremos visto de cerca, a través de las imágenes que la nave nos transmitirá a la Tierra. Esto epitomiza el incesante deseo del espíritu humano de entender el Universo que habitamos. Todos los que han dedicado tanto esfuerzo para esta misión, desde su lanzamiento en enero de 2006, se sentirán como si en verdad estuvieran DENTRO de ese pequeño pero intrépido vehículo, de tan solo el tamaño de un piano, mientras realiza otro espectacular encuentro cercano. Y a través de los ‘ojos’ del vehículo podremos empezar a aprender por primera vez de lo que un Objeto del Cinturón de Kuiper está hecho. Recabaremos preciosas pistas sobre cómo se formó nuestro sistema solar”.

New Horizons es un tema bien simple en su estructura musical y poética, pero sobrada de rock y de la incomparable voz de May, en este caso acompañada por algunas frases del desaparecido Dr. Stephen Hawking. Nos hablan de los nuevos horizontes por descubrir, que nadie ha visto antes y que el hecho que parezcan inalcanzables es el motivo a que lo intentemos. Y que algún día una maravilla desconocida aparecerá. Musicalmente nos acompaña un pegajoso ritmo con atmósfera para la ocasión, siderales sonidos con un ritmo parejo que se interrumpe por los bonitos solos de guitarra, la especialidad de la casa. Podríamos decir que a diferencia de otros monótonos temas basados en el espacio como puede ser algo del stoner, progresivo o rock psicodélico, New Horizons se destaca debido a su empuje de energía, su sonido está hecha realmente “como música para los oídos”, con un positivo mensaje de ir hacia adelante como un antiguo explorador, de usar la tecnología para alcanzar lo inalcanzable, de cruzar la nada para saber que es lo que hay más allá de la línea imposible, tras aquella isla legendaria de nuestra galaxia y que seamos los primeros en ver el asteroide. Al final ya lo dice también la cita en modo sampler del Dr. Hawking al terminar la canción: “Exploramos porque somos humanos, y queremos saber”.

Por Alejandro Coronado