Nocturnus AD: Paradox (2019)

Nocturnus AD: Paradox (2019)

Nocturnus fue parte de Earache, sello que en algún momento tuvo a todas las bandas de metal extremo que daban qué hablar. Pero Nocturnus marcó la diferencia en el Death por ser la primera en meter teclados a la corriente más extrema del metal.Formados en 1987 por un Mike Browning recién salido de Morbid Angel, fue quien lideró la creación de un debut que los posicionó como baluartes del subgénero. Pasó el tiempo y, sorpresivamente, Browning regresó al ruedo con la idea de “repasar” a su banda clásica acompañado por los miembros de After Death. Tras muchos anuncios, han lanzado “Paradox” y el acierto es absoluto. Son nueve canciones y cincuenta minutos que suenan oldschool, suenan a los verdaderos Nocturnus, tanto por la portada como por el regreso de la voz característica de Mike.

Abren con “Seizing the Throne”, una canción que bien pudo estar en “The Key” y que cuenta con teclados increíbles, llevándote de inmediato al mejor recuerdo que tenías de la banda. Excelente tema para partir. “The Bandar Sing” recorre el sonido del segundo álbum pero es igual de brutal que la gran mayoría de los temas del disco. “Precession of the Equinoxes” es junto a “The Antechamber”, los mejores momentos de este trabajo, absolutamente tétricas y con melodías que se quedan en tu memoria por días. “The Return of the lost Key” es como la continuación de la historia planteada en el primer disco y se remite al mismo estilo; destaca sobremanera por el nivel alto de ejecución de los instrumentos. Evocadora y majestuosa. Entramos en la segunda mitad y aparece “Apotheosis” con sus crudas guitarras rítmicas, mientras que “Aeon of the Ancient Ones” es una obra de arte que le deja el camino armado a “Number 9”, un solo de guitarra con teclados dignos de una película de ciencia ficción ochentera; es un instrumental que representa el nuevo status del personaje.

Así cierra “Paradox”, lleno de variables intrincadas, guitarras adictivas, señoriales, y los guturales de Mike más agresivos que nunca.

La portada es sumamente parecida a la de “The Key” y eso seguramente fue intencional. Mike lo declaró hace unos años, quería que la nueva era de Nocturnus AD fuera la continuidad de ese gran álbum de 1990 y vaya que lo han logrado. Era muy fácil que el intento resultara fallido, pero “Paradox” se convierte en un gran regreso y cumple el objetivo en todos los niveles: compositiva, musical y estilísticamente sigue la estela de “The Key”, tanto en su rudeza como en el trabajo que desempeña el teclado, la guinda de un disco que está, por lejos, entre los mejores lanzamientos metal de 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *