Phantom Street Artist: el artista callejero tras la portada de The Battle of Los Angeles de Rage Against The Machine

Phantom Street Artist: el artista callejero tras la portada de The Battle of Los Angeles de Rage Against The Machine

Durante los ochenta empezaron a aparecer por las calles de Norteamérica- especialmente en Los Angeles- figuras corporales recortadas con textos algo provocativos como “El arte salva vidas” y “Buscando a América”. Estos graffitis callejeros altamente politizados empezaron a llamar la atención de la ciudadanía ya que abordaban la decadencia urbana pero con una mirada postapocalíptica, pero al mismo tiempo fueron encontrando sintonía con la gente marginada, con los mismos problemas sociales, respondiendo con frases oportunas a temas con una carga social potente como el SIDA, el racismo, la violencia doméstica, la censura y la alienación de los medios.

The Street Phantom se hizo llamar y utilizaron muros urbanos como lienzo para comentarios de expresión política, muchas veces anónimas, aunque cobraron gran relevancia cuando Rage Against The Machine los sindicó como los responsables del arte de sus discos y específicamente la icónica portada de The Battle Of Los Angeles de 1999.

El artista callejero-auto denominado Joey Krebs, aunque tampoco es su nombre real- sigue jugando y renegando admitir su identidad y se transformó en figura de culto y en todo un colectivo, expresando cada vez más  pensamientos de naturaleza personal e íntima que trasciende los prejuicios culturales. Fue autor y creó proyecciones fotográficas en la Catedral de Los Angeles en defensa de los muchos niños que fueron víctimas y abusados por el clero católico en su infancia. Phantom, enmascarado, dirigió creativamente a Rage Against the Machine en varios videos musicales, incluyendo el galardonado “Bulls on Parade” por MTV, y “Renegades of Funk”, que en su video muestra gran parte de su arte.

Otras apariciones incluyen colaboraciones en “Where the Streets Have No Name” de U2, cosas de New Order, la aparición de Soul Asylum en los MTV Music Video Awards de 1994, los festivales Lollapalooza II y IV. y comparte créditos cinematográficos que incluyen el Documental Graffiti Verite ‘ y largometrajes como Lost Angeles, Colors, The Living End y Point Break.

El artista callejero tiene sus convicciones: cree en elevar efectivamente un nivel de conciencia social y de investigación personal mediante la usurpación del poder de los medios de comunicación como vehículo para la conciencia. Su motivación es a través de las pinturas callejeras y el propósito hablar con la psique de los jóvenes alienados, representando a una generación en busca de una señal y el despertar, proponiendo lo mismo más o menos que RATM, pero con los Spray a través de las murallas con arte y subversión en vez de afiladas guitarras y rap deslenguado.  La sociedad era justa y necesaria.

The Phantom nació en Queens, Nueva York. Tiene dos hermanas con discapacidad mental y emocional. “Hermosas, hermosas almas”, las define. Una de ellas solo responde a la música. Pero Mary tiene un funcionamiento superior. Todos fueron abusados ​​en hogares de huérfanos cuando eran niños, y su madre soltera que trabajaba no podía mantener a sus hijos solos de manera consistente. Siempre estaban siendo desplazados y desalojados. El “Fantasma” encontró mentores, una familia de otros hermanos mayores desplazados que deambulaban por las calles por la noche y que lo ayudaron a desarrollar su talento, y donde no había material ni dinero para publicar sus fotos o ensayos, por lo que colocaron su angustia en edificios, plataformas, dejaron su huella en las paredes muy expuestas y se tomaron el arte callejero. Eran los años 80, furor del movimiento del arte del graffiti y Los Angeles fue una ciudad que cobró todo un significado gracias a sus mensajes.

Por Patricio Avendaño R. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *