R.E.M. by MTV, el documental: trazado simple de la ruta de dos símbolos

R.E.M. by MTV, el documental: trazado simple de la ruta de dos símbolos

rem-mtv

Dentro de la programación de la 12ª versión del Festival Inedit Nescafé, uno de los documentales que más llamaba la atención era este híbrido que trataba de poner a la banda norteamericana R.E.M. en una misma balanza junto al canal de televisión MTV. Este documental era un aliciente para ir a descubrir cuál sería la tesis del director Alex Young, principalmente el cómo desarrollaría esta historia a través de imágenes y entrevistas sólo contenidas en MTV, porque era obvia que esa sería la ruta de acción. La banda y el canal nacieron casi a la vez, y este filme quiso narrar la exitosa partida de ambos y el momento en que, ambos, alcanzaron la madurez triunfal. Presentaciones unplugged, videos, apariciones en MTV Awards, outtakes, conciertos y una montaña de entrevistas construyen una narrativa común desde 1980 a 2011.

Para los que empinaban su tierna adolescencia a comienzos de los ’90 es válido señalar que R.E.M. venía haciendo ruido desde mucho antes. En julio de 1981, la banda lanzó su primer single, “Radio Free Europe”, mientras que unas semanas más tarde MTV estrenó su primer video. A partir de ese momento la televisora acumuló, y por casi treinta años, un riquísimo material sobre la música e historia de la banda de Georgia, lo que fue la piedra angular de esta propuesta que ha tenido críticas tibias. Objetivamente, esta es una más de las tantas iniciativas que hemos visto sobre narraciones acerca de historia de bandas. En la sala, podría señalar tentativamente, que el promedio de edad de los asistentes era de unos 36 años, lo que indica que el factor nostalgia era fundamental como enganche para este documental. Fue bien emocionante ver los inicios, otras imágenes de actuaciones en 1983 y el storyteller de 1998. Fueron los puntos altos del metraje.

El documental funciona. Alex Young no pretende entregarnos una identidad visual sobre R.E.M., o dejar manifiesto de sus influencias o tirar a la mesa las críticas políticas o sociales de las que, también, la banda tendría mucho que contar. No es el motivo de esta obra. Tampoco se incluyen los trabajos con otros autores, como Jem Cohen o James Herbert. Es una panorámica al estilo MTV, utilizando a una banda transcendental de la mejor época de la televisora. Lo que ofrece “R.E.M. by TV” es una narración que parte del ensamble de un punto de partida (histórico) común y de entrevistas muy separadas en el tiempo; este último detalle nos permitió captar, por ejemplo, cómo el discurso de Michael Stipe se fue volviendo más articulado a medida que iba perdiendo más pelo.

El problema principal del documental es que el tema estaba sumamente acotado, lo que resultó ser un arma de doble filo. Por un lado, te paseas por una rica historia visual, emociones documentadas por una cadena de televisión, y por otro lado impide abrir el abanico hacia otras esferas que también se relacionan con R.E.M., como lo señalado anteriormente de dejar fuera los trabajos de otros autores sobre la banda, porque acá MTV también era protagonista del guion. Además, el paseo por el conjunto de unplugged, conciertos y entregas de premios resultó previsiblemente reiterativo (creo que “Losing My Religion” sonó unas 10 veces durante la muestra) pero a la vez fue un gusto para el nostálgico publico valorizar ese momento, muy promocional, pero muy auténtico dentro de nuestra relación personal con la música de R.E.M.

Décadas de material de archivo que, hasta hace un par de años, estaban guardados en las bodegas y hoy salen a la luz apelando a la eterna calidad musical de Stipe, Mills, Buck y Berry. “Éramos una historia típica de Athens”, dice el baterista Bill Berry. “Hemos trabajado muy duro”, señala por otro lado Michael Stipe, quien pone la rúbrica diciendo que “Tuvimos mucha suerte. Resultó bien. De hecho, muy bien”.

Técnicamente todo se basa en la calidad de las imágenes, que es bastante buena. El guion es muy simple y no tiene mayores pretensiones. La visualidad de recorrer 1980 hasta la separación en 2011 y, a la par, observar la evolución de la televisora hasta transformarse en ícono definitor de la música y de toda una generación, se plasman con fuerza en los 110 minutos de duración de “R.E.M. by MTV”. No es el mejor documental de la programación de Inedit, pero sí es uno de los más nostálgicos al traer al presente la melodía de tantos temas que marcaron la juventud de los ’90 y al rock alternativo, del cual R.E.M. es pieza clave en la creación y MTV miembro clave en la construcción y difusión del género.

Por Macarena Polanco G. 

Próxima función: Domingo 13, 15.00 hrs Teatro Nescafé de las Artes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *