Red Hot Chili Peppers en Lollapalooza Chile 2014: El ritual de lo habitual

RedHotChiliPeppers_0085

“I love the music so much”. Esas fueron las palabras de Flea en la ceremonia del 2012 del Rock’N’Roll Hall of Fame, palabras que pueden parecer simples, pero que tienen una gran profundidad al contextualizar la carrera de Red Hot Chili Peppers.

Y es que es una banda que derrocha música por los poros, pasión, emoción, amor, y eso se transmitió en su concierto de Lollapalooza, cerrando de buena manera la jornada del sábado; algo que si bien, fue así, ni siquiera la banda dio lo mejor que se le ha visto históricamente, pero sin duda hay una energía que es admirable luego de todos los años de carrera que llevan encima estos monstruos del funk de California.

Con un gorro de lana, de esos muy característicos de la moda alternativa Red Hot Chili Peppera noventera, sale a escena Anthony Kiedis en medio de una jam tremenda–que no sería la única- que da comienzo al show, la figura de Flea pese a lo pequeña es inconfundible, un baluarte de la banda y que siempre logra sobresalir. ‘Can’t Stop’ y ‘Dani California’ ya prenden en la entrada a un repletísimo escenario Claro.

El set se fue gestando con mucha más tendencia a sus últimos discos, lo que no fue tan alabado por el público, de su “I’m with You” sonaron ‘The Adventures of Rain Dance Maggie’, ‘Ethiopia’ y ‘Factory of Faith’, tibiamente aplaudidas, en cambio ‘Snow’ del Stadium Arcadium fue coreada todo pulmón, en una canción que se ha vuelto muy querida por su audiencia, también en un grado menor lo fue ‘Wet Sand’ que seguramente sería mejor si tuviera el acompañamiento en la guitarra como queda la grabación de estudio en su épico final, y aunque Flea hace lo que puede para sopesar con su bajo, el efecto nunca es el mismo.

RedHotChiliPeppers_0285

Hay momentos de emocional brillo que se dan sólo con bandas de esta estirpe: ‘Under the Bridge’ es un tema archiconocido y escuchado, pero la banda lo interpretó como si fuera la primera vez, con sentimiento, como si aún dolieran las oscuras vivencias de las que habla su letra, momento que dejó con los pelos de punta a muchos de los que estábamos ahí.

Más jams, el lucimiento del sólido Chad Smith, la intervención de Flea que se manda una intro a la más Cliff Burton (Metallica) y su Anesthesia Pulling Teeth  para darle paso a ‘Californication’ acompañada de animaciones de la decadente dedicatoria de los Peppers a su propia ciudad, como metiendo a la propia banda dentro de un videoclip en vivo. Pegada llega ‘By The Way’, justo las dos canciones que titulaban sus flamantes regresos con Frusciante a la guitarra. Klinghoffer, como buen aprendiz del maestro, estuvo sólido en sus solos, con esta actitud Hendrix que siempre ha tenido la banda y que no es más que la herencia del buen Frusciante (que sí, se extraña en la banda, sin menoscabar el trabajo del nuevo guitarrista).

Se despiden cuando llevaban una hora de show, y varios se la tomaron en serio, ya que empezaron a retirarse, algunos quizás por el cansancio o por la poca conformidad de como se estaba llevando el concierto, pero era  cosa de un minuto más para volver a tenerlos de vuelta, y con todo el power de ‘Around the World’ y la que no podía faltar: ‘Give it Away’ precedida del arranque de ‘The Greeting Song’ (una lástima que no la hayan tocado completa) cantada por un delirante Kiedis, que, hay que decirlo, ya se las sabe por libro y su voz, pese a algunas escasas faltas de aire que le incomodaron, se mantiene prácticamente intacta, casi como desde la salida del  inolvidable “Blood Sugar Sex Magik” de hace más de 20 años que engendró tamaño clásico.

Quedó un gusto a poco generalizado, y quizá el set no fue el ideal, pero de lo que vimos, quedamos completamente agradecidos, una banda que se merece con honores el don de ser elegidos cabezas de cartel. Flea al cierre reventándola con su frase de despedida: ”love is the only way”, que representa quizá lo que es Red Hot Chili Peppers,  la banda que superó sus lados oscuros, que a través de la música logró convertirse en un mensaje de paz, amor, buenas vibras y que se ha convertido en una de las más queridas a nivel mundial.

Setlist:

Can’t Stop
Dani California
Otherside
Factory of Faith
Snow ((Hey Oh))
The Adventures of Rain Dance Maggie
I Like Dirt
Wet Sand
She’s Only 18
Under the Bridge
Ethiopia
Californication
By the Way
Encore:
Around the World
Give It Away

Por Patricio Avendaño R.

Fotos: Lotus

Comentarios

Loading Facebook Comments ...