Roskilde, la tragedia que marcó a Pearl Jam para siempre

Roskilde, la tragedia que marcó a Pearl Jam para siempre

Cuando hablamos de hechos impactantes, dramáticos e inesperados en medio de festivales internacionales, el de Roskilde (ciudad cercana a Copenhague, en la isla Zealand, Dinamarca) del año 2000 es uno de los que más se nos vienen a la cabeza. Es fuerte cuando la alegría de ver a tu banda querida queda totalmente eclipsada con el frente opuesto: la desgracia de un desastre que conlleva perder la vida o la de un ser querido.

Tras una historia iniciada en 1971 (y con el nombre de Sound Festival en sus inicios), esta masiva convocatoria artística y solidaria de 8 días ha reunido a miles de entusiastas fans de todas partes del mundo para presenciar a grandes e icónicos exponentes de la talla de The Kinks, David Bowie, Nine Inch Nails y Foo Fighters, entre muchos otros.

Página oficial del festival

En la noche del 30 de Junio del 2000, Pearl Jam es parte del line up como headliner de esa jornada en Roskilde. En el Orange Stage se desarrolla su show a tablero vuelto (alrededor de 50 mil espectadores) y con un ambiente cargado de energía, emoción y entusiasmo desbordantes en medio de un día frío y lluvioso.

Mientras ya casi iban con el final de su tema Daughter (del álbum Vs, 1993) y cerrando su participación allí en medio de la lluvia y poca visibilidad, un aviso de miembros de la seguridad del evento a través del manager del tour de la banda, llega a Vedder con la idea de que algo muy malo pasó entre el público y el show debía detenerse. El frontman solicitó a los asistentes más cercanos al escenario que retrocedieran un poco y que dejasen de empujar hacia adelante. Pero ya todo aviso y ayuda eran inútiles en ese momento. Alrededor de 30 personas heridas y 9 muertos fueron encontrados tras ser aplastados entre la multitud. Todos en el festival terminaron consternados ante los hechos.

Dichas muertes, fueron informadas también a la banda, quienes quedaron impresionados y devastados por la noticia: “…Our lives will never be the same, but we know that is nothing compared to the grief of the families and friends of those involved. It is so tragic…there are no words.” (Nuestras vidas nunca serán las mismas. Sin embargo, sabemos que no se compara con el dolor de las familias y amigos de las víctimas. Es muy trágico todo esto, realmente no hay palabras para expresarlo.) Fue parte de la declaración oficial de los músicos.

En su libro (traducido al español como Tras la huella de Pearl Jam lanzado el 2015), el músico danés y fan acérrimo de la banda Henry Tuxen, da a conocer los nombres de algunas de las 9 víctimas de ese fatídico día: Jacob Folke Svensson (17 años); Allan Tonnesen (17 años); Lennart  Tobias (22 años); Henrik Bondebjer; Carl-Johan Gustafsson.

Él es una de las pocas voces (sino la única)  autorizadas por los mismísimos Pearl Jam en contar la historia de la banda. Fue también pieza clave para contactarlos con los familiares y amigos de esos jóvenes muertos. En vista de los hechos ocurridos en Roskilde 2000, la banda pasó por una profunda crisis y estuvieron a punto de disolverse.

El 1 de julio de ese mismo año, el vocalista de The Who, Pete Townshend les entregó unas palabras de apoyo, aliento y comprensión a través de una llamada telefónica y es que en 1979, los de The Who también vivieron un hecho similar en un concierto en el  Riverfront Coliseum de Cincinnati (Ohio, E.E.U.U.) donde tras una estampida, murieron 11 personas.

Desde entonces Pearl Jam en cada uno de sus conciertos, muestra especial atención y cercanía con sus fans, entregando diversos mensajes de advertencia y cuidado con la seguridad entre los asistentes (un par de veces lo ha hecho en Chile, por cierto, pidiendo especial cuidado y retoceder pasos hacia atrás como lo fue el caso del Monumental y Nacional). También desde ese evento, cambiaría la seguridad de gran parte de los festivales europeos de este tipo.

Al arranque de la siguiente versión de Roskilde del 2001, un memorial oficial se abre en honor a los 9 fallecidos con 9 árboles plantados en círculo alrededor de una roca con el mensaje “qué frágiles somos…”. Diez años después (en su concierto en Berlín, Alemania), Pearl Jam dedica unas palabras y el tema Come Back, dado el aniversario de ese momento triste y devastador, solicitando un minuto de silencio al público y con un Eddie Vedder aún acongojado ante ese recuerdo.

Minuto de silencio y “Come Back”. Berlin 2010.

En 2020, se cumplen 20 años de ese hecho lamentable, doloroso e imborrable para muchos asistentes de ese 30 de junio de 2000 y en especial para aquellas familias y amigos de cada una de las víctimas.

Por Sandra López

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *