Rumbo a Lollapalooza: Bring Me The Horizon, Sempiternal

Rumbo a Lollapalooza: Bring Me The Horizon, Sempiternal

 

Bring Me The Horizon vuelve a Chile para el Festival Lollapalooza de este año y que mejor excusa para revisar uno de sus mejores discos, Sempiternal.

Para muchos fue uno de los discos más exitosos del 2013. Con polémica incluida desde su arte hasta una presentación en los Brit Awards que los llevó a enfrentarse a la banda liderada por Chris Martin. Bring Me The Horizon ha evolucionado desde el “metalcore” de sus inicios hasta un sonido más prolijo en las guitarras acompañado de un sinfín de compases de teclado. El turno de Sempiternal ha significado un verdadero cambio en el paradigma de los oriundos de Sheffield llegando a posicionarse en el lado de lo “alternativo”.

La cuarta placa lanzada el 1 de abril de 2013 le dio nuevos aires a unos chicos que no se han puesto techo y que prefieren descubrir nuevos sonidos y experimentar con ellos para darle a su fanaticada lo que piensan que es acorde a los tiempos. En este LP incluyeron al tecladista Jordan Fish para renovarles el sonido y junto al productor Terry Date, conocido por trabajar junto a grandes bandas como Deftones, White Zombie o Pantera, dieron vida a un trabajo excepcional en los últimos años .

Bring Me The Horizon ha evolucionado desde el “metalcore” de sus inicios hasta un sonido más prolijo en las guitarras acompañado de un sinfín de compases de teclado.

“Can You Feel My Heart”, es la encargada de iniciar este largo viaje que no tendrá fin. Los sintetizadores a cargo de Fish se hacen notar de inmediato. Dejan claro que son una banda renovada. Sin embargo, para muchos, este sonido es muy parecido a lo que hizo Linkin Park años atrás. Los gritos de Oliver Sykes y el sonido se asemejan, pero no es momento de compararlos sino que de agradecerles por hacer una música que, aunque sea comercial, trata de dar una nueva solvencia al rock tan manoseado y que para algunos, simplones, está muerto.

 

“The House of Wolves” es una canción pesada, que nos recuerda un poco los primeros trabajos de la banda. Esta canción junto a “Antivist” nos traslada de por sí a su esencia. Estamos de acuerdo en que han renovado su resonancia musical, pero en estas canciones es donde los fanáticos buscan lo que más aman de BMTH.

sempiternal-cover-BMTH
Portada del disco Sempiternal de Bring Me The Horizon

 

Las voces que acompañan en ciertos pasajes a canciones como “Empire” y “SleepWalking” en la cual ocupan la confrontación y aquel acento pandillero, nos revienta los oídos con un una suerte de metalcore modernizado por estos chicos ingleses. “Shadow Moses” es una de las piedras angulares de este LP. Es el desglose perfecto de lo que incursionaron. Les salió bastante bien y potente. Incluso les ha valido la aprobación de la crítica.

Bring Me The Horizon llegaron con Sempiternal a expandir su historia y eso conlleva llegar a nuevas audiencias. Con este álbum lo lograron

“Hospital for Souls”, “Can You Feel My Heart” y “Crooked Young” agregan ese halo de misterio. Añaden atmósfera, creando un larga duración que no raya en lo monótono, sino que va entregando en cada pista una locución completa que lograron encapsular sin necesitar mucha ayuda del productor Terry Date para explotarlo sin caer en lo banal. Los Bring Me The Horizon llegaron con Sempiternal a expandir su historia y eso conlleva llegar a nuevas audiencias. Con este álbum lo lograron  y no se quedaron atrás en esos gritos guturales que alguna vez fue su caballo de batalla como en su debut “Count Your Blessing” del 2006. Eso ya es cosa del pasado.

 

El “metalcore” que han creado no deja indiferente a nadie. A muchos les parece que se han vendido, que ya no son lo mismo que antes, pero ya no podían seguir siendo una banda para quinceañeros. Ellos dieron un paso más y estuvieron en lo correcto. ¿Copiaron a Linkin Park? No sigamos con esa historia y démosle una oportunidad, porque de verdad se la merecen.  Quieran o no, los de Sheffield seguirán en la palestra por mucho tiempo, ya que se encuentran en constante evolución. Para sus seguidores es un deleite, para sus detractores, será una pesadilla sempiterna.

Mira también:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *