La ex-bajista de The Smashing Pumpkins D’arcy Wretzky vuelve a la vida musical con una banda Stoner

Como todos sabemos, D’arcy Wretzky es la bajista original de The Smashing Pumpkins y fue parte primordial de los primeros discos de la banda, y a pesar de ello es la única que no fue de la partida en la actual reunión de las calabazas de Chicago, hecho que lamentamos muchos de sus fans.

Actualmente, se dice que está ensayando con Grave Next Door, una banda de stoner metal que lo ha confirmado en sus redes, lo que sería el primer reporte de Wretzky tocando nuevamente desde que dejó a Billy Corgan y la banda en 1999, aunque no está claro en qué nivel está involucrada con la banda de Michigan .

Grave Next Door publicó una foto en Twitter a principios de esta semana (8 de abril) en la casa de Wretzky con parte de un momento en que compartían set de videos musicales como “Tonight Tonight” de Smashing Pumpkins, y que dice:”Mi hermano /guitarrista Anthony Salerno está con D’arcy’s con un set de piezas del video Tonight Tonight de The Smashing Pumpkins. Preparándome  para practicar con D’arcy “

Al día siguiente (9 de abril), la banda publicó una foto de las guitarras de Wretzky en su página de Facebook, con la leyenda: “Gran práctica ayer con la ex bajista de Smashing Pumpkins D’arcy Wretzky mientras nos preparamos para entrar al estudio en mayo” junto con halagar los dotes musicales de la bajista.

Si bien D’arcy no se ha manifestado al respecto y trata de guardar silencio mediático como es su costumbre, al parecer habrá que esperar novedades de este esperado regreso musical. Estaremos atentos.

Interpol en Lollapalooza: vigencia y solidez

El celebrado “Turn on the Bright Lights” los hizo salir de gira cuando se cumplieron 15 años de su lanzamiento. Tras hacer varias fechas, Interpol volvió al estudio para registrar una nueva placa, teniendo los recuerdos vivos de lo que significó releer sus primeros temas y viéndose tentados de seguir por el mismo camino. Pero lejos de aquello, en “Marauder”, su reciente producción, la banda conserva su particularidad post punk pero observándola desde una perspectiva más madura. Con esa impronta, Interpol salió, en el atardecer santiaguino, a complacer a su fiel fanaticada en la segunda jornada de Lollapalooza.

Su cuarto paso por el país (y segundo en el festival) ofreció esa variante de la reinvención como nuevo ingrediente en la receta. Como decíamos, tras años de pisar suelo seguro las nuevas composiciones, como “If you really Love Nothing”, “The Rover” y el adelanto de “Fine Mess” (que estará incluido en un EP que se lanzará en mayo), se mezclaron muy bien con clásicos como “C’mere” “Evil” y “PDA”, evidenciando un viraje hacia propuestas más blueseras y con mucha menos angustia que las de antaño. La lectura iracunda de “Say Hello to the Angels” y el ritmo de “Slow Hands”, timoneada por una gran línea de bajo y un Hammond ingenioso, fueron las que despertaron mayor desenfreno, mientras que la guitarra virtuosa de Daniel Kessler registra una actualidad tan poderosa como lo era en el pasado. Quizás, las únicas críticas son que efectivamente mostraron una menor energía, pero tampoco es que se caractericen por eso. Además, venían con shows al hilo desde Argentina (sideshow incluido) y el desgaste pasa la cuenta. Y el otro detalle negativo, es el haber planteado el número en un escenario tan protagonista; la vez anterior tocaron en el íntimo Acer Stage, lugar ideal para coronar una comunión mucho más privada que la que se logró con los noveles aficionados, que esperaban a Post Malone y Twenty One Pilots, quienes escucharon con respeto pero sin sentirse tocados por la magia que ofrece la banda cuando va desenredando su madeja sonora, potenciada por esa atmósfera post punk de pocas luces y trajes negros.

En esta edición 2019 de Lollapalooza, los liderados por Paul Banks son una banda madura, adulta, y que habla en ese lenguaje. Con un set lamentablemente más corto que el de un show tradicional (en los que tocan 20 ó 22 canciones), lograron salir airosos gracias a ese pulso rítmico que les ha permitido ser amplificadores de un sonido que nació 20 años antes de su debut, con Joy Division y Gang of Four, y que ahora plantea una transición hacia una propuesta menos hermética pero que igualmente gana en frescura, lo que permite observar nuevos climas en el desarrollo del show. Interpol está absolutamente vigente y es significativo señalar que la renovación forma parte de su fórmula ganadora en vivo. Los sobrevivientes de la camada “salvadora” del rock en los ’00 siguen en encomiable momento creativo.

Metal Attack: Nuclear Assault + Dorso

El 11 de agosto / Club Blondie

Metal Attack ya es una fiesta consolidada para el público adicto al buen metal, y para 2019 la fecha ya ha sido oficializada. El 11 de agosto, en el club Blondie, la fuerza imparable de los clásicos Nuclear Assault volverá para hacernos parte de un pedazo de historia, de esa que aún mantiene viva la esencia y el espíritu clásico del género. La cita anuncia, además, una compañía de lujo: los nacionales Dorso.

Liderados por sus miembros originales John Connelly (voz y guitarra) y Dan Lilker (bajo, ex Brutal Truth, S.O.D., Anthrax, etc.), la formación actual se completa con el baterista Nick Barker (Brujería, Lock Up, Dimmu Borgir, Cradle of Filth, etc.) y el guitarrista Erik Burke.

El setlist promete repasar el consolidado material que han producido desde 1986, pasando por clásicos como “Survive” (1988) y “Handle with care” (1989).

Junto a ellos, Dorso, absolutamente consagrada en la escena metal nacional, prometen ser complemento de una fiesta absoluta, gracias a sus siete discos de estudio y con una nueva producción ad portas; probablemente, escucharemos algún adelanto.

Valores
General $25.000
Día del Show $30.000

A la venta desde el jueves 21 de marzo, a las 10 am, en Ticketek.cl y puntos habilitados

Sin cargo y solo en efectivo en The Knife (Eurocentro) y Rock Music (Portal Lyon).

Y se hizo realidad. Weezer debuta en Chile en septiembre

Según un misterioso teaser de Lotus y tal como cita el diario La Tercera hoy, todo indica que la banda ya cerró acuerdo con la productora local para presentarse, en Santiago, el 26 de septiembre. Movistar Arena sería la primera opción de recinto.

Los liderados por Rivers Cuomo vendrían a nuestro país incluso antes de presentarse en el mega festival Rock in Río y con nuevo disco bajo el brazo, “The Black Album”.

Sin dudas, una gran noticia para empezar la semana! Pronto Más detalles.

Overkill: The Wings of War

Muy productiva ha sido la década para la legendaria banda de New Jersey, defensores acérrimos del thrash de cepa. Hace poco más de dos años habían presentado “The Grinding Wheel” y ahora hacen efectivo el lanzamiento de su 19° álbum de estudio, “The Wings Of War”. Éste representa el primer trabajo con Jason Bittner (ex Flotsam & Jetsam) en la batería, ingreso que le quedó perfecto al estilo rompe cuellos que manejan los Overkill. El tándem de Dave Linsk y Derek Tailer lanza riffs veloces y muy agudos, dando la sensación de que todo va a romperse en pedazos; a esto, hay que agregar la voz única del sr. Blitz, elementos que en conjunto producen un resultado vibrante.

Tras una carrera de 40 años, no deja de sorprender que una banda de esta talla pueda producir un álbum decoroso cada dos años, sin ningún indicio de renunciar a las raíces. La producción de este disco es detallada y de buena factura, con un sonido muy orgánico y que engrana todo lo que uno esperaría de Overkill.

Después de escuchar el primer sencillo, “Last Man Standing”, sabíamos que el producto tenía que ser una explosión sonora. Esta canción está basada en ritmos lentos y de suspenso que, de pronto, deja caer el riff que patea todo a su paso, al tiempo que Blitz solo reparte actitud. Con el golpe fuerte de la batería de Bittner, somos guiados a la demolición del mundo. “Believe in the Fight” representa el amor de la banda por el punk de los ‘80 y nos otorga un poema bullicioso y hostil; combina muy bien la actitud de derrota con el protagonismo de las líneas de bajo de DD Verni. Quizás son innecesarios los 5 minutos de duración, con 3 hubiera bastado para sentir el azote de un punk minuciosamente real. Este debe ser el principal problema del disco, idéntico al de “The Grinding Wheel”, donde algunos temas se alargan sin necesitarlo. “Welcome to the Garden State” está destinado a convertirse en un himno, gracias a su ritmo optimista y que se mantiene fiel a la pesadez. El álbum muestra temas que se asemejan más a lo clásico, como “Batshitcrazy”, donde Blitz suena como un perro rabioso y Dave Linsk suelta unos ganchos asombrosos; buenos cambios de ritmo, además. Y “Head of a Pain”, con las voces raspadas de Blitz, es jugar a ganador gracias al coro realmente pegadizo. Estas últimas van a enviar a los fanáticos a un frenesí enloquecido en vivo. El resto de las propuestas se agrupan en un thrash más genérico pero igualmente rescatables.

La portada no es todo lo creativa que quisiéramos, pero mantiene el verde tóxico característico de la banda. Son 5 calaveras que rodean o custodian la señal asociada a la guerra nuclear, que es justamente el mensaje que detenta este trabajo en casi todas sus letras. El peligro latente de guerra y destrucción de la humanidad, discurso clásico del metal.

Lo mejor de esta escucha es comprobar que siguen siendo los que tienen los puños más duros, son los que evitarías si los encuentras en la calle, y nos vuelven a dar otra dosis de alto octanaje. “The Wings of War” es bastante redondo y tiene dos canciones (“Last Man Standing” y “Welcome to the Garden State”) que debieran ubicarse en el top 10 dentro de lo mejor que escucharemos este año dentro del género. Y en estos tiempos esto vale mucho, sobre todo en una banda que sigue defendiendo las raíces puras del thrash con la misma energía y convicción de hace 40 años.

Triste inicio de semana: A los 49 años murió Keith Flint, la voz de The Prodigy

“Recibimos una llamada preocupada por el bienestar de un hombre, en una dirección en Brook Hill a eso de las 8:10 de la mañana”, relata un portavoz de la policía de Essex a «The Sun». “Al llegar, un hombre de 49 años fue declarado muerto en el lugar. Sus familiares han sido informados”, ha añadido este mismo portavoz.

Son las primeras noticias que señalan que el líder de Prodigy, Keith Flint, ha fallecido en su casa en Inglaterra.

Flint fue cantante, músico y bailarín miembro de la banda de música electrónica The Prodigy, la cual visitó nuestro país en 4 oportunidades. El interprete de «Firestarter» se consagró por su extravagancia y por imponer un estilo innovador.

The Prodigy emitió un comunicado confirmando la noticia: “Es con el más profundo shock y tristeza que podemos confirmar la muerte de nuestro hermano y mejor amigo Keith Flint. Un verdadero pionero, innovador y legendario. El siempre será extrañado. Le agradecemos por respetar la privacidad de todos los interesados en este momento”.

Mastodon realizará cover de “Stairway to Heaven” de Led Zeppelin en honor a su fallecido ex-mánager

Mastodon sabe de canciones épicas, claro está, pero esta vez han confirmado que han grabado una de las canciones más épicas de la historia del rock y por una muy buena razón.

La muerte del ex manager de Mastodon, Nick John, ha pesado mucho en la banda , el lamentable suceso pasó en septiembre pasado y la banda ahora está honrando al hombre que ayudó a guiar su carrera al grabar una versión del clásico de Led Zeppelin “Stairway to Heaven”.

Mastodon anunció el 30 de agosto de 2018 que cancelarían su gira debido a una “situación crítica de un miembro de la familia Mastodon”. Poco después, se reveló que John, quien también manejaba Gojira, estaba luchando contra el cáncer de páncreas. Y solo unos días después de eso, el guitarrista y cantante Brent Hinds informó a los fans que John había fallecido.

Ahora, como lanzamiento especial para el Record Store Day, Mastodon ha presentado una versión de “Stairway to Heaven”, que han denominado “Stairway to Nick John”. Como explica la banda en un comunicado, Zeppelin fue una de las bandas favoritas de John:

“A principios de septiembre de 2018, perdimos a uno de nuestros amigos más cercanos y nuestro fanático más grande, nuestro manager Nick John. Era esencialmente el papá de la banda. Desde nuestros máximos más altos hasta nuestros mínimos más bajos, siempre estuvo allí. Cada movimiento que hicimos lo veía él primero, ya que nuestra confianza en él era profunda. Su banda favorita, además de nosotros y Gojira, fue Led Zeppelin. Nos pidieron que interpretáramos ‘Stairway to Heaven’ en su funeral. Luego, al descubrir que alguien lo había grabado, pensamos que deberíamos grabar una versión de estudio y lanzarla en RSD como un tributo a Nick  y que todas las ganancias se donaran a la institución del cáncer de páncreas. No seríamos la banda que somos hoy sin la ayuda de Nick John. Lo extrañamos mucho y pensamos en él siempre. ¡Te queremos amigo!”

El lanzamiento estará disponible para el Record Store Day el 13 de abril con una cara A en estudio y otra B en vivo. Las pistas estarán disponibles como descargas digitales y en servicios de streaming a partir de mayo.

Chris Cornell recibe Grammy póstumo por “When Bad Does Good”

chris-cornell-gana-grammy

El fallecido ídolo ganó en la categoría de Mejor interpretación de rock y sus hijos recibieron el galardón en su nombre.

El legendario cantante, que falleció trágicamente en mayo de 2017, ganó el Grammy por su canción solista “When Bad Does Good” lanzado junto a una antología de Chris Cornell del año pasado. En un momento conmovedor, sus dos hijos, Toni de 14 y Christopher de 13 años, aceptaron el premio en su honor y dieron un discurso increíblemente emotivo.

“Nunca pensé que estaríamos de pie aquí sin mi padre y estoy seguro de que él estaría orgulloso y honrado”, dijo Christopher. “Era un ícono del rock, el padrino del grunge y el creador de un movimiento, cuya contribución a la historia de la música tuvo un impacto duradero en todos los géneros y generaciones”.

“Su voz fue su visión y su música fue su paz”, agregó su hija Toni. “Esto es para ti, papá y te queremos mucho”.

Chris Cornell había sido nominado para un Grammy 16 veces en su carrera. La noche de ayer marca su tercera victoria, luego de sus dos Grammys con Soundgarden en 1995 por Mejor interpretación en metal por “Spoonman” y Mejor interpretación en hard rock por “Black Hole Sun”.

Mira el discurso de aceptación:

También en Nación Rock: