«Singles» (soundtrack) Varios Artistas (1992)

«Singles» (soundtrack) Varios Artistas (1992)

Dentro de las películas que brillan por sus bandas sonoras no hay ninguna duda que «Singles» tiene su lugar muy bien ganado, tanto por su música como por el especial momento en que se produjo, un álbum referente claro de la época del furor del grunge a principios de los noventa.

Era 1992, un año clave en que el surgimiento de grandes bandas del estilo estaba recién aflorando y dando pasos importantísimos para la consagración mundial. Por un lado teníamos a Pearl Jam que había recién lanzado el año pasado  su aclamado álbum debut «Ten», así como también Soundgarden deslumbraba con su sorprendente «Badmotorfinger» y Alice in Chains que este mismo año un poco más tarde estaba preparando una de sus obras maestras como lo fue ese potente y oscurísimo disco «Dirt».

Bajo la dirección de Cameron Crowe, este cineasta que en muchas de sus películas ha estado ligado al rock, la cinta contaba las historias entrelazadas de un grupo de jóvenes viviendo en pleno apogeo del grunge, es decir, prácticamente la película reflejaba en tiempo real lo que estaba sucediendo en Seattle, sin ir más allá, aparecen cameos de emblemáticos personajes como Eddie Vedder y Pearl Jam, Chris Cornell e incluso los mismos Alice in Chains, quienes justamente son los encargados de abrir con su tremenda «Would?» este disco, tema que debutaba para este soundtrack, aunque más tarde todos lo reconoceríamos como el tema que cierra su mencionado disco «Dirt», todo un himno y profundamente dedicado al recientemente fallecido Andrew Wood, líder de Mother Love Bone, banda de culto de la cual se inspiraron radicalmente toda esta nueva generación de bandas del estilo. Ellos también integran este soundtrack con el emotivo track ‘Chloe Dancer/Crown of Thorns’, canción que a la postre sería muy significativa para este colectivo de bandas y para el mundo del grunge en general.

El aporte de Pearl Jam es fundamental, una banda que por esos años sorprendió al mundo del rock, primero está «Breath’ en el orden, una canción con riffs y prosas realmente conmovedoras, al cabo de los años se ha convertido en una de las canciones más queridas por sus fans, hasta se hicieron campañas en algún momento para pedirlas en sus conciertos. También ‘State of  Love and Trust’, que es una constante de sus shows (para regocijo de todos nosotros), un tema furioso, con mucha energía y de esos que dan ganas de cantar a todo pulmón; ambos temas -y como muchos de la banda- tienen ese factor emocional tan especial que te pueden llevar  hasta las lágrimas.

La potencia de Soundgarden con ‘Birth ritual’ es verdaderamente aplastante, un tema muy heavy que explora ese lado sabbathico de la banda de Chris Cornell, quien también aparece con un sencillo en solitario en la canción ‘Seasons’, canción que está dentro de estas primeras incursiones solistas del músico, que lo han llevado hasta el día de hoy a convertirse en un perfecto trovador prácticamente.

También el aporte de otras dos bandas fundamentales y pilares del movimiento como Mudhoney y Screaming Trees son realmente notables, el caso de Mudhoney es bien particular, ellos se separan un poco hacia un estilo más desenfrenado, algo punk, pero logran transmitir una energía impresionante, el caso de su canción ‘Overblown’ de este soundtrack es claro ejemplo. El tema que presenta Screaming Trees es una joya, sin exagerar realmente. ‘Nearly Lost You’ es de esos temas que simplemente se mantienen dentro de tu cabeza una y otra vez, quizá por el filo de sus guitarras o la soberbia interpretación vocal de un capo en la materia como Mark Lanegan, seguro está dentro de lo mejor de este conjunto de grandes canciones, lo que es gran decir.

También aparece el aporte de The Lovemongers, que es la banda de las hermanas Wilson de Heart, quienes cubren el clásico de Led Zeppelin ‘The Battle of Evermore’, sellando claramente esa pasión por la banda británica que siempre, desde muy niñas han tenido. Paul Westerberg aporta con ‘Waiting For Somebody’ y ‘Dixlexis Heart’, ésta última, muy melódica y alegre, se convirtió en single del soundtrack y éxito indiscutido de la mayoría de las emisoras radiales del globo.

The Smashing Pumpkins, pese a ser una banda de Chicago también participa, y es que su relación en esos años con las bandas de Seattle fue clara, de hecho su líder Billy Corgan hasta tuvo un romance con Courtney Love, quien como muchos sabemos lo dejaría por arrojarse a los brazos de Kurt Cobain. El tema de las calabazas es ‘Drown’, una gran canción que cuenta con todo ese derroche de melancolía, salida directamente del corazón de Corgan.

El caso curioso es la inclusión de Jimi Hendrix con ‘May This Be Love’, único tema que no fue hecho en la época, lo que a rasgos generales se puede suponer claramente como incorporar la canción por un tema de orgullo de Seattle, ya que el músico es nacido en aquella ciudad y de esta forma patentar que todo su talento salió de la lluviosa localidad americana, ya que al menos con el concepto de este disco no tiene demasiado que ver.

«Singles» más que una banda sonora de una película, es la banda sonora de toda una generación. Mucho ha pasado después de su salida, las muertes, adicciones, enredos amorosos y consagraciones de sus personajes relacionados hacen de este disco cada vez más nostálgico y emotivo el hecho de poder volver a escucharlo, ya son más de veinticinco años de su salida, pero seguramente seguirá estando en nuestras memorias y en nuestros corazones por otros veinticinco años y muchos otros más.

Patricio Avendaño R.

Patricio Avendaño

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *