The Skatalites en Chile: el Longevo y arduo oficio del ska

No son muchas las bandas que llegan a celebrar sus 55 años de carrera, girando activamente y realizando conciertos por muchas partes del mundo cada año, pero la agrupación de origen jamaicano, The Skatalites, ha sabido mantenerse en el tiempo, con distintos músicos y colaboradores que han ayudado a conservar el enorme legado que nos dejó aquella enorme formación original, la cual, sólo se mantuvo activa entre los años 1964-1965, pero independiente de esto, siempre será un lujo oír las canciones de la época de oro del Ska y en nuestro país somos afortunados de tener una vez más a estos pioneros del estilo en tres fechas imperdibles: dos en Santiago y una en nuestro querido Valparaíso.

Pasadas las 22:00 hrs de este 8 de marzo y después de haber tocado la noche anterior en el Club Subterráneo, la mítica banda hizo su aparición sobre el escenario de un repleto Club Chocolate. El primero en ingresar sería el gran bajista Van Douglas que con un lento caminar logra tomar posición en su silla, para dar el paso a Ken Stewart, tecladista con más de 30 años en la agrupación y maestro de ceremonias, quien anuncia y pide a los asistentes aquel habitual conteo regresivo, para dar paso al clásico y combativo “Freedom Sounds”. Desde ese momento en adelante, se desatarían casi dos horas de celebración en completa felicidad y libertad.

El concierto, como ya es habitual en el set que nos presenta la banda, cuenta con diferentes secciones. En una primera instancia se presenta la parte más instrumental, la cual sirve para apreciar en toda su magnitud la genialidad de cada uno de los músicos, de la mano de clásicos como “Two for One”, “Confucius”, “James Bond Theme” o “Latin Goes Ska”, canciones que rápidamente se apoderan del espíritu de los asistentes, quienes mantienen el baile y el ánimo elevado en todo momento.

Todo se tornaba emocionante en la jornada cuando vino la presentación de la miembra fundadora y “reina del ska” Doreen Shaffer, con su particular voz que aún mantiene de muy buena forma, interpretaría bellos clásicos como “My Boy Lollipop” (Original de Millie Small), “Golden Love”, “When I Fall In Love” “Sugar, Sugar” (original de The Archies) y “Simmer Down” (original de The Wailers). Con la presencia de Doreen sobre el escenario, se vivió algo muy simbólico, cuando desde el público, le entregaron un pañuelo verde, el icónico accesorio de la lucha feminista en Latinoamérica, ella cantaría en todo momento con la pañoleta, lo cual provocaría la ovación generalizada de la multitud.

En contraste, el episodio lamentable de la noche fue la ausencia del trombonista Vin Gordon, quien no estaría presente por una descompensación sufrida la noche anterior al terminar su primer concierto en el Club Subterráneo, en su reemplazo estaría el musico chileno Ignacio Valle (Stgo Downbeat – Mapocho Orquesta) quien realizaría su labor de muy buena forma impregnando de virtuosismo la sección de vientos y reafirmando la relación de la banda con las nuevas generaciones.

Se sumaria otro musico chileno en los bronces, el saxofonista Pablo Jara (Stgo Downbeat – Chinatown Ska) para acompañar en una nueva parte instrumental y en donde la locura se desataría con himnos como “Rockfort Rock”, “Guns Of Navarone”, “Phoenix City” (original de Roland Alphonso) y “Freedom Sounds” (Reprise), las cuales y a pesar de ser piezas instrumentales, fueron coreadas por el público con ruido y vehemencia. Esto parecía ser el broche de oro perfecto, pero nuevamente apareció Doreen Shaffer para interpretar “You’re Wondering Now” y así concluir con “Bridge View”, dos tracks mágicos para cerrar una noche calurosa y perfecta.

Fue una jornada intensa, de mucho Ska, pero también de otros ritmos como el Rocksteady, el Dub o el Reggae, ritmos que resumen de fiel manera estos cincuenta y cinco años de música, toda una vida de apasionado trabajo. Es cierto que son distintos integrantes los que han pasado por este colectivo, pero eso no le quita merito a lo logrado durante todo este tiempo, aparte de perseverar con su tradición musical, han logrado mantener viva la vibra de las melodías jamaicanas, logrando transformarse en embajadores únicos y desatando la fiesta en todos los lugares donde se presenten, por todo esto y más…muchas gracias y larga vida The Skatalites!

Por Carlos Bastías

Fotos: Gary Go

Comentarios

Loading Facebook Comments ...