Sting- “Duets” (2021)

Sting- “Duets” (2021)

No es de extrañar que después de años cosechando éxito tras éxito el músico inglés Sting nos sorprenda con una nueva producción de gran calidad sonora y musical, y es que el inglés se ha paseado cuatro décadas por un sinfín de estilos musicales que comprenden el rock, el punk, el reggae, el jazz, el soul y el blues por nombrar algunos.

Esta vez nos trae una recopilación de duetos en conjunto con varios artistas, destacando fundamentalmente por sus grandes voces. Este trabajo se presenta como un disco con una propuesta recopilatoria, alejándose un poco del bajo como instrumento base para ser una vez mas director de su propia orquesta que se va armando en estas colaboraciones.

El disco abre con la sentimental “Little Something” con la cantante de jazz Melody Gardot, comenzando con una guitarra muy clásica, rompiendo abruptamente en un sonido muy moderno y delicadamente pop, absolutamente radial contemporáneo, pero tratado con distinción. Rápidamente pasamos a “It´s Probably Me” con el maestro Eric Clapton. En una versión muy similar a la original de Ten Summoner´s Tales de 1993. El solo de guitarra de Clapton es muy pulcro y elegante, acompañado de un sonido de saxo que va matizando el ambiente jazzero que genera la canción. Clapton continúa acompañando el resto de la canción de manera sutil, con maestría y técnica digna de un artista de su impronta.

“Stolen Car” se presenta un poco menos introspectiva que la original del disco Sacred Love de 2003. Las frases de la artista Mylene Farmer mitad francés mitad inglés le aportan una sensación lúdica e interesante. El coro de la canción suena totalmente contemporáneo, con percusiones programadas y un sonido bastante synth. El pop sigue haciéndose presente con la exótica “Desert Rose” que se torna un poco más sugerente que la original de Brand New Day de 1999 al incluir la colaboración del argelio Cheb Mami, “Rise & Fall” (a dúo con Craig David de 2002) basada en la exitosa “Shape of my Heart” publicada en 1993 en Ten Summoner´s Tales, novedoso ejercicio de auto_sampleo bastante radial, “Reste”  con el rapero Gims oriundo del Congo, “Mama” a la par con el rapero Gashi y la destacable “Whenever I Say Your Name” original del álbum Sacred Love. Aquí la voz de Sting se articula perfectamente con la de Mary J. Blige, apoyándose en los coros envolventes y una base muy llena en su sonido con mucha frecuencia baja, si te gustan las buenas voces aquí hay mucho de eso. Otras canciones como “Don´t Make Me Wait” en colaboración con el jamaiquino Shaggy y “September” a dúo con el italiano Zucchero aportan una dosis de esperanza y frescura a este compilado.

 

Sin duda varias leyendas de la música acompañan a Sting en esta compilación de dúos. Uno de los puntos altos del disco con esta remozada versión “We´ll Be Together”, publicada en 1987 en …Nothing Like The Sun. Esta colaboración con Annie Lennox recuerda muchísimo el sonido ochentero de los dos primeros discos del músico inglés con ese sonido entre pop, soul y jazz, pero con un claro giro contemporáneo, con un solo de guitarra potente. Punto aparte es el aporte de la gran Lennox haciendo gala de su poderosísima voz. “None Of Use Are Free”, original de Ray Charles en el disco My World de 1993 es incluida en la versión grabada en compañía del cantante de R&B Sam Moore. Soul puro con excelentes voces afro en el fondo.

“Lámour Cést Comme Un Jour” con Charles Aznavour en una renovada versión del clásico de 1962, publicada en el disco Duetos del francés en 2008, balada con una suave orquesta que realza las grandes voces envolventes del dúo franco_anglo, y la versión de la exitosa “Fragile” en colaboración con Julio Iglesias, versión publicada en el disco Crazy del español en 1994. “Practical Arrangement” con la australiana Jo Lawrry tiene un aire nostálgico. La voz de Lawrry, quien acompañó a Sting como voz de apoyo en varias giras se luce en los tonos. “My Funny Valentine”, el clásico de 1937 de Richard Rodgers y Lorenz Hart, interpretada anteriormente por un sin número de artistas destacando Ella Fitzgerald y Frank Sinatra tiene su sitio aquí, en un excelente dueto en formato jazz clásico acompañado por el eximio Herbie Hancock en el piano. Emotivo y atmosférico, el piano y el contrabajo como base deleitan el oído. El disco cierra con “In The Wee Small Hours Of The Morning” también publicada por Sinatra en el disco del mismo nombre en 1955, esta vez grabada en colaboración con el trompetista Chris Botti

El disco se presenta bastante variado musicalmente hablando y no presenta algún tipo de línea cronológica o conceptual, por el contrario, es más bien un mix de colaboraciones que Sting ha hecho a lo largo de su exitosa y extensa trayectoria como músico, dejando de lado su cara más ligada al rock y sus precisas líneas de bajo.

Por Álvaro Guajardo