«Synchro Anarchy»: el sólido regreso de Voivod (2022)

«Synchro Anarchy»: el sólido regreso de Voivod (2022)

Century Media Records, 2022

Pasa y pasa el tiempo y para las bandas de la vieja guardia es cada vez más difícil demostrar que están vigentes, y al final del día, cada una da la lucha como puede. Pero para las bandas de la ola del trhash ha sido incluso más complejo, ya que hoy el género no goza de relevancia y solo le toman la atención los nostálgicos; sin embargo, y aunque la jugada se repita, cada cierto tiempo dan en el clavo, siendo el caso de Voivod y su reciente Synchro Anarchy, un buen ejemplo.

El disco demuestra que Voivod aún puede brindarnos mucha diversión e incluso podría colarse en un lugar destacado de su discografía. De alguna manera, es un golpe a los sentidos de aquellos álbumes atestados de velocidad y baterías ensordecedoras. Los canadienses traen al presente los fulgores más técnicos del hardcore, la inspiración punk y los lanzamientos tempranos de Pink Floyd, de cuando los británicos no temían saturar el micrófono.

Este nuevo lanzamiento se plantea como una segunda parte de The Wake (2018), el que  inauguró una nueva etapa, una que se identifica con la estabilidad. El disco destaca por canciones como ‘Paranormalium’, la que cuenta con una interesante variedad de sonidos que van del groove al grind y juega con la distorsión en la voz de Snake. No le va a gustar a los fans más puros, pero es un gran comienzo. Más interesante es la canción que da título al álbum y que intercala riffs que combinan con la letra, la que señala inquietudes existenciales y la probabilidad de encontrar un destino fatal aunque estés vivo. ‘Planet Eaters’ es un fantástico tema y que se enriquece con las distorsiones y el canto lisérgico; tranquila furia, oscuridad, como topándose con las reminiscencias de Black Sabbath. Categórico. ‘Sleeves Off’ es más sencilla pero no menos dura, y la sincopada ‘Holographic Thinking’ es muy rica técnicamente, refrendando el ejercicio de estilos que practicó Voivod en este trabajo.

Como todas las bandas que dejaron atrás sus días de gloria, Voivod está bajo el ojo del público y de la prensa, quienes están a la espera de un patinazo. Sin embargo, los canadienses parecen haber llegado a la madurez musical y ya no tienen la necesidad de sumarse al sonido de moda; el estar libre de ataduras les ha permitido crear una obra que merece estar en un punto alto dentro de su discografía, porque todas las canciones de Synchro Anarchy encajan en ese concepto de exploración de rarezas,  marca personal de la banda, pero estando conscientes de que ya crearon un camino y eso los hace estar más tranquilos al momento de enfrentar, con nuevas producciones, esta época aciaga para el metal.

Macarena Polanco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.