The Struts- Young & Dangerous (2018)

A cuatro años de la publicación de su excelente debut “Everybody Wants” y que éste llamara la atención de los Rolling Stones, Guns N ‘Roses y Foo Fighters (Dave Grohl señaló en una entrevista que eran la mejor banda que los habían teloneado), ha llegado el momento de que The Struts se despida de ese éxito y madure su propuesta. En un año donde han aparecido interesantes lanzamientos de bandas jóvenes que debieran tomar la posta, los ingleses aterrizan con una nueva placa titulada “Young & Dangerous” la cual y desde el comienzo, define su manifiesto con un ritmo vibrante, con vivacidad vocal y coros que podrían cubrir todo un estadio.

El primer single, “Body Talks”, es un sugerente riff acompañado por una voz pausada pero que tiene fuerza, y de hecho se va engrosando a lo largo de la canción. El tema presenta los principales elementos que encontraremos en todo el disco: guitarras trabajadas y potentes, estribillos fuertes, muchos coros, aroma a rock n’ roll y actitud de pasarla bien. “Primadonna Like Me” es una oda al glam; despide una mezcla vocal tremenda entre algo de la grandiosidad de Freddie Mercury y el tono bajo de Sweet y se destaca totalmente junto a “Bulletproof Baby” y “Fire – Part 1”, con voces pandilleras, cargadas de desenfreno y que dejan buena impresión a pesar de tener una producción más pop.

Las letras que se trabajan en esta placa son actuales y se basan en conceptos que identifican a la juventud de hoy, como las selfies en “In Love with a Camera” y “Who Am I”, donde las redes sociales, la egolatría, la soledad y la ansiedad se toman la reflexión. “Somebody New” es la power ballad de aspecto vulnerable pero que brilla por su touch de extravagancia. A mitad del álbum, la banda ya resplandece por sus texturas lujuriosas, como en la furtiva “I Do It So Well” y en “Tatler Magazine”. El disco cierra con un remix de “Body Talks” en colaboración con Kesha, cuya voz contrasta con la genialidad de Luke Spiller transformando la letra en un diálogo vivaz y que es una buena dosis de explosión de hard rock.

Los Struts son una banda con aroma retro pero que se luce siendo reflejo de la oscuridad de la cultura contemporánea. Con un líder carismático y que tiene todo a disposición para alcanzar la gloria sobre un gran escenario, su propuesta remite a lo que ha hecho del rock n’roll un estilo de vida. “Young & Dangerous” es una narración irónica adornada con coros maravillosamente seductores y un reseteo de las influencias más clásicas, que no ignora los últimos 40 años de glam y pop sino que los incluye con gran capacidad de refresh. Esto, sumado a la actitud descarada de la banda, da pie para señalar a este cuarteto británico como un hijo (en crecimiento) muy digno de Def Leppard e incluso, Queen.

Comentarios

Loading Facebook Comments ...