Turbonegro: Una fiesta irreverente de rock n’ roll

Turbonegro: Una fiesta irreverente de rock n’ roll

La Blondie se comenzó a teñir de colores desde muy temprano. El recinto ubicado a pasos del metro Unión Latinoamericana vio a mucha gente vestida con sus chaquetas de cuero y sombreros de marinero. La noche era agradable y los fanáticos de Turbonegro un público bastante selecto y heterogéneo se hizo sentir en cada rincón para deleitarse con un setlist que comprendió más de 16 canciones.

“Age of Pamparius” de la placa Apocalypse Dudes sonó con una gran introducción para que todos los miembros de la banda al más puro estilo de YMCAse pusieran en sus posiciones y comenzara el espectáculo.  “Well Hello” de su último trabajo de estudio titulado RockNRoll Machine dio por sentado que el show que tenían preparado pasaría por sus mayores éxitos y por gran parte del material que tienen publicado hasta la fecha.

Cerca de 300 personas fueron las que gozaron con “City of Satan” que tuvo como preludio a “Bohemian Rhapsody” para desordenar todo el espectro y hacer gritar a todo pulmón a los ‘Turbojunged’ (club de fans) el coro de “City, city of Satan / City, city of Satan”, con baile incluido, a este hit del disco Party Animals. “Blow Me” aportó lo suyo con gran potencia y una genial performance de Tony Sylvester, mejor conocido como ‘Duke of Nothing’.

El “deathpunk” que profesan los noruegos pasó por canciones como “Hot for Nietzsche”, “Fist City”, “Wasted Again” y “Self-Destructo Bust”. El vocalista conversa con los fanáticos con un inglés que a veces, por problemas de sonido, no se le entendía para atacar con “Special Education” y cerrar lo que era el abanico de canciones que tenían preparado. No obstante, entre chilenos y noruegos se unieron para pedir a la banda nuevamente en el escenario. Los de Oslo no tardaron al llamado y volvieron para finalizar con “Prince of the Rodeo” y “Erection” con su ya famoso sample a (You Gotta) Fight for Your Right (To Party) de los Beastie Boys.

Un show redondo, divertido, burlesco y con una gran performance de la banda que debutó luego de 30 años de carrera en suelo nacional. Sus fanáticos celebraron las tres décadas de vida de los originarios de Noruega y se lo agradecieron coreando todas sus canciones y gritando “¡VENCEREMOS!” junto al guitarrista ‘Happy Tom’ en un espectáculo irreverente por su puesta en escena y por los apoyos visuales con temáticas bisexuales y ambiguas. Erotismo y rock n’ roll, una gran combinación para triunfar de Turbonegro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *