Videografía Rock: “Go to Sleep” – Radiohead

Videografía Rock: “Go to Sleep” – Radiohead

Ya lo hemos dicho: el “Hail to the Thief” ha sido un disco que ha crecido con los años, pese a su volumen denso e inconexo entre las canciones con su orden propio, pero que nos dejó un material en que casi como nunca vimos aflorar la diversidad del grupo, contando con sendas entregas producto de su evolutiva marcha desde Kid A y Amnesiac con matices muy creativos y una visionaria electrónica progresiva, pero acá de alguna manera los vimos volviendo a las guitarras, a la veta acústica que encantó en sus primeros años de cosas como “High and Dry”, “Fake Plastic Trees”o “Karma Police”.

Y este tema en particular, con una mirada folk Zeppeliana con un riff acústico de 8 guitarras que el mismo Colin Greenwood describió como “una especie de folk inglés de los años sesenta” y con la siempre cautivante voz de Thom Yorke cantando desde la perspectiva de un vago o loco, y que esta vez contó con un video animado, aunque no por ello el cantante iba a dejar de ser parte, porque ya es casi tendencia que él sea el protagonista en cada uno de los clips de Radiohead, la imagen de Yorke en el grupo, como cara visual ha sido potente, y es una decisión tomada como equipo desde sus inicios. “Go to Sleep” es otra maravillosa canción del álbum y su video nos habla en cierta forma de la indiferencia humana y la esclavitud a manos de la tecnología y el trabajo, como un despropósito tal que el mundo se puede estar cayendo a pedazos pero las personas seguirán siendo indiferentes a ello.

Dirigido por Alex Rutterford, fue animado por técnicas CGI de bajo polígono (como videojuego antiguo) y vemos un día de otoño con hojas cayendo por todos lados, una rosa roja meciéndose en el viento, luego nos muestra a Yorke sentado en un banco del parque cantando la canción rodeado de hombres y mujeres en trajes de negocios que están muy ensimismados en sus asuntos, caminando, agolpándose y algunos muy estresados en lo que simboliza el día a día de la brutal marcha de las oficinas, los negocios y el capitalismo exacerbado. En el medio del video, los edificios, en un estilo de arquitectura clásica, se desmoronan espontáneamente en pedazos, y toda esta gente está indiferente a aquello, momentos después los edificios se vuelven a armar, para convertirse en una especie de estilo más moderno, pero afuera todo sigue igual, como si la evolución ganara y liquidara todo vestigio de humanidad en las personas.

Por Patricio Avendaño R

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *