Videografía Rock: “Grind”- Alice In Chains

“En el agujero más oscuro
te daré un consejo
no planifiques mi funeral antes de que el cuerpo muera”.

En 1995 el movimiento grunge ya había dejado atrás sus días de gloria. Los discos que lo definieron ya se habían publicado y cada banda se encontraba en virajes diferentes, resolviendo cómo iban a afrontar la segunda mitad de la década. Alice In Chains fue uno de los grupos más sobresalientes de esa oleada de jóvenes que le cantaba a la depresión, la soledad y la tribulación, logrando tremendo éxito con cada una de sus placas. Es así como llegó a escena el disco homónimo, un álbum más maduro que “Facelift”, menos potente que “Dirt”, pero mucho más depresivo que aquellos; si bien no es fácil de conectar, tuvo una gran acogida comercial y sin que fuera necesario encasillarlo como grunge, pues se acercaba a sonidos más turbios y no tan propios de los acordes que pusieron a Seattle en el mapa. El primer single de este trabajo fue “Grind”, canción que atacó a los mal intencionados rumores que giraban en torno a la banda, los que incluso daban por muerto a Layne cada cierto tiempo. Sobre esto, Jerry Cantrell señaló en el booklet del Music Bank: “Esto estuvo más o menos a la altura de la publicidad acerca de los tour cancelados, la heroína, amputaciones, todo eso, por lo que fue otra canción sobre “FUCK YOU!!!” por decir algo acerca de mi vida”.

Una canción tan poderosa fue acompañada de un video inolvidable. Desde la tonalidad oscura plateada para el arte del álbum, este video se suma y es parte de eso mismo: de sacarse la rabia acumulada. Fue dirigido por Rocky Schenk, quien prefirió la acción en vivo, con secuencias animadas, con la banda bajo tierra de la escalinata iluminada donde se encuentra el perro. Éste no es el mismo de la portada del álbum y tampoco pertenecía a Jerry Cantrell, otro mito inventado por esa época. El perro con tres patas fue usado como una ironía, algo así como “Nos enteramos que perdimos una extremidad, pero aún estamos en pie”.

Otro punto decidor en el video, es la utilización de cuatro muñecos de trapo y que hoy se visualizan como un leve acercamiento al stop motion. Son los miembros de la banda, atrapados en una especie de infierno, sin poder llegar a la ansiada luz. Si tomamos en cuenta esta teoría, podemos decir que el demonio había decidido eliminar la buena música y decidió comenzar por Alice in Chains, por tanto, ha secuestrado a sus miembros en este mundo retorcido, que podría ser el purgatorio, con el objetivo de reclamar las almas de sus miembros, los que están representados en forma de muñecos.

La Cabra: Layne Staley
El Burro: Mike Inez
Muñeco voodoo, con cabeza de cuervo con tenazas: Jerry Cantrell
El Mono: Sean Kinney

Junto a los muñecos cayendo sobre el anciano que sostiene al animal, se aprecian además, los querubines con alas, los que posteriormente serían parte del videojuego “The Journey”, que se lanzaría en 1999, y que ha sido definido como una extensión de este video de “Grind”, el cual logra proyectar, visualmente, la intensidad del tema, la carga que trae su mensaje y ayudó a expandir el universo creado por la música de Alice in Chains, aún en tiempos de muerte del grunge.

Comentarios

Loading Facebook Comments ...