Videografía Rock: “In Bloom”- Nirvana

Videografía Rock: “In Bloom”- Nirvana

La corta pero intensa videografía de Nirvana trajo varios momentos icónicos. “In Bloom” es uno de ellos. Es el videoclip definitivo que dejó en el olvido a su predecesor de 1990 para este single, ése de los tiempos en que el trío de Seattle aún no tenía a Dave Grohl como su baterista oficial. El éxito del álbum “Nevermind” (1991) hizo reflotar la canción, regrabada con Grohl en batería y segunda voz, como su cuarto sencillo. Y éste se hizo acompañar de un trabajo audiovisual tan inolvidable como lo que Nirvana hizo a lo largo de su carrera.

Kevin Kerslake fue llamado a dirigir este videoclip, tras crear para Nirvana los videos de “Come As You Are” y “Lithium”. Antes de dar con la idea definitiva, Kurt Cobain había sugerido basar este trabajo en la historia de una niña que crece en una familia del Ku Klux Klan. Terminó descartándose por ambiciosa, así que Cobain decidió que se parodiaran esos programas de TV tipo The Ed Sullivan Show. La filmación se realizó en Sound City Studios, y el director utilizó cámaras Kinescope para darle ese toque de televisión británica de los años 60’s, en blanco y negro.

Lo que vemos en este videoclip le da una dimensión inusual al término “Nirvanamanía”, pasando de superventas del Grunge en la vida real a trío de ídolos pop en la ficción. Tras la presentación que hace el conductor del show, interpretado por Doug Llewelyn (ex conductor de The People’s Court, programa que resuelve casos judiciales), los de Seattle suben al escenario vestidos con trajes al estilo Beach Boys. Kurt Cobain usó el pelo peinado hacia atrás y unos lentes de marco rectangular, Krist Novoselic fue con el pelo ya corto para esta ocasión y Dave Grohl llevó puesta una peluca platinada al estilo mod sesentero. Durante la canción, se oye constantemente el griterío femenino, que también es acompañado con algunos tiros de cámara al público presente.

Es una dualidad interesante la que se desarrolla en este show. La compostura de los integrantes de Nirvana se nota muy correcta, casi al borde de la risa, con sus movimientos de hombros y de cabeza, característicos del pop de comienzos de los 60’s. Según Kurt Cobain, ese tono humorístico fue resultado de “estar muy cansados de que la gente nos tomara en serio (…)”. Esto se alterna con la naturaleza puramente salvaje del trío de Seattle, quienes arrasan con el decorado del set y los instrumentos, cambiando los trajes y el pelo engominado por vestidos largos y cabelleras sueltas, una postura más acorde a la dinámica de versos calmos y coro estridente de la canción.

Ambas versiones de “In Bloom”, con trajes y con vestidos, fueron dirigidas por Kevin Kerslake como dos videos por separado. El videoclip oficial lo editó Kerslake alternando escenas de las dos versiones. En el programa 120 Minutes de MTV se insistió en estrenar la primera versión, sólo con los trajes a rayas, pero Kurt Cobain sintió que el programa no entendería el humor de la versión “ídolos pop”. La tercera versión fue la que terminó siendo un éxito, de los noventas hasta ahora.

En los MTV Video Music Awards de 1993, el videoclip de “In Bloom” ganó su Astronauta (la estatuilla) en la categoría de Mejor Video Alternativo. A la postre, esta pieza audiovisual fue parte de la racha ganadora de Nirvana en tres ediciones consecutivas de estos premios, sumándose a las estatuillas para “Smells Like Teen Spirit” y “Heart-Shaped Box” en 1992 y 1994, para la misma categoría.

“In Bloom” es una manera de entender a Nirvana y a Kurt Cobain. Es todo un juego de opuestos, la fama de la que terminó renegando el rubio cantante, matizada con su cuota de humor, parte del legado que dejó de aquí a la eternidad. Fue una ironía que la fanaticada más underground probablemente no entendió, recibida con gusto por el público que hizo de “Nevermind” un superventas. Como sea, siempre es un buen momento para sentarse frente a la tele (o cualquier pantalla), imaginar que estamos en 1992 y recibir con gusto a estos tres adorables jóvenes de Seattle, como los presentan al comienzo del videoclip. ¡Que comience el show!


Por Carolina Plaza Vilches

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *