Videografía Rock: “She Rides”- Danzig

Videografía Rock: “She Rides”- Danzig

Para estos días sin duda este video sería catalogado de machista y sexista, pero siempre es bueno analizar con un poco más de tiempo y distancia más detalles de estos extraños videos que dejó Danzig en su etapa de gloria, cimentada sin duda por su debut de 1988.

Hay un denominador común, un hilo conductor en los videos de Danzig de su espectacular debut.  Y es que no parecen ser realizados en 1980, sino en una realidad deformada del cine clásico de Hollywood o del expresionismo alemán. Tienen una cierta afinidad cinematográfica que trasciende el formato de video musical. No hay síntomas mayores de “promoción”.  Y no hablamos de que Danzig quiso reinventar el género del videoclip, que por cierto, no llevaba muchos años de llegada a las masas en este año, pero estos clips proporcionan una comunicación intensa y directa a la identificación de la banda y por supuesto, a todo ese halo siniestro y oscuro que nos dejó el álbum de la calavera del macho cabrío.

El guitarrista John Christ se refiere a “She Rides” como la primera “canción de sexo” del grupo. y vaya que sí lo es, pero además como muchas canciones de Danzig en que el sexo esta implícito y puesto de una forma blasfema y prohibida, pero es “She Rides” y esa cabalgata musical y física la que lo hace tan particular, como perteneciente a una clase propia. El video nos muestra a la banda en una sala oscura con varias mujeres como sacadas de prohibidos antros de streaptease bailando, seduciendo corporalmente y cuenta con múltiples primeros planos a Glenn, quien exuda testosterona meneando la cabeza.

El artículo fundamental de la teórica de cine Laura Mulvey “Visual Pleasure and Narrative Cinema” (“Placer visual y cine narrativo”) es un trabajo histórico de crítica feminista porque establece el concepto de la mirada masculina: la idea de que la cámara y los medios siempre se posicionarán desde el punto de vista masculino. Muchos videos musicales muestran los cuerpos de las mujeres en exhibición para el placer masculino,  para que un hombre realmente disfrute viéndolo desde el punto de vista voyerista o pseudo pornográfico. Las mujeres rara vez se muestran en tomas de cuerpo completo, porque las partes del cuerpo son más fáciles para el espectador masculino (de impacto la entrada del video muestra el trasero de la chica tatuado con bragas negras moviéndose). Esta descripción suena como la potencia sexual habitual de Danzig, pero, después de un análisis más detallado, este video se puede leer de varias maneras.

Líricamente, “She Rides” trata de una mujer oscura y sexualmente empoderada que ha provocado la caída de Glenn, algo que contrasta con la seducción masculina y la posesión de macho alfa de los otros videos. Durante las secuencias de actuación, hay una mujer bailando al lado de cada uno de los miembros de la banda. Pero no hay ninguna alrededor de Glenn, lo que ilustra que, como hombre, él es quien no posee una mujer. El video contiene una escena en particular donde Glenn está acostado boca abajo en una posición de sumisión. La mujer acaricia su tatuaje en la parte baja de la espalda y él da vuelta la mirada como mostrando dolor, dejando ver que detrás de su masculinidad todavía es vulnerable. Otra lo muestra con cadenas en las muñecas reconfirmando la ‘tesis’, y todo mientras canta:

Yea
She’ll take you down
She’ll take you
She’ll take you around

A pesar de que este video es similar a la oferta heavy metal machista de la década de 1980, tal vez Danzig estaba tratando de enviar un mensaje feminista subliminal o es simplemente la dominación sexual de la mujer lo que causó su debilidad y la del director. Saca tus propias conclusiones:

Por Patricio Avendaño R. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *