2×1: «Ring of Fire» Johnny Cash vs. Social Distortion

2×1: «Ring of Fire» Johnny Cash vs. Social Distortion

No cabe duda que el legado de Johnny Cash en cuanto a la revolución de un estilo ha sido parte esencial para bandas del sonido contemporáneo, esa capacidad de poder llevar el country y el rock’n roll a límites sencillamente notables en cuanto a innovación ha sido recogido por muchas bandas que hoy circundan un rock frontal y directo y en diversos estilos, pero además la gran gracia y algo que ha golpeado fuerte en las influencias tomadas hoy en día por muchas bandas es la actitud que tenía tanto al momento de componer- con furiosas letras que hablaban de las drogas, la decadencia y el desenfreno, tópicos que eran parte de su día a día-, y sus performances llenas de energía y carisma en vivo.

Eso es algo que Mike Ness podría explicar muy bien, el líder indiscutido de Social Distortion, la banda de punk rock californiana, su estilo podríamos decir que se separa más bien del resto de la escena punk de la media, tomando prestadas reminiscencias del rock’n roll, rockabilly y el country, lo cual conjugado con la potencia  del punk rock que imponen logran un resultado por decirlo menos bastante novedoso.

En el caso de «Ring of fire» Johnny Cash da cuenta de ese amor y desamor que quema como fuego, el verse atrapado en una relación tortuosa en que el sentimiento de la atracción se contrapone con sus propios errores y caídas dejándolo vertiginosamente en un punto de ruptura y sufrimiento.

Vamos primero con la original del maestro, en esta presentación que ya cobra carácter de reliquia de 1963:

 

No sólo Social Distortion ha tributado al gran Johhny Cash, sus canciones se renuevan constantemente en sendas reversiones, también la banda danesa de metal Volbeat exuda influencias del cantautor americano por todas las partituras de su música, incluso hicieron una furiosa versión de ‘Sad Man’s Tongue’, otro gran clásico del fallecido Cash.

La versión de Social Distortion de ‘Ring of Fire’ está incluída en su disco homónimo de 1990, el tercero de su carrera, donde ya la banda de frentón ligaba su música a este particular estilo que incluso fue bautizado como «Cowpunk», un estilo que ya venía gestándose desde principios de los ’80 con bandas nuevas fusionando rockabilly, blues o rock’n roll con punk, harcore o grunge (bandas como Meat Puppets, The Cramps, por ejemplo).

Nos quedamos entonces con la notable versión de Social Distortion, una versión que en vivo es  infaltable y que forma parte de lo mejor del repertorio de Mike Ness y cia.

Patricio Avendaño

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.