Que nos parta un rayo: La sólida puesta en escena de Christina Rosenvinge en Primavera Sound Santiago

Que nos parta un rayo: La sólida puesta en escena de Christina Rosenvinge en Primavera Sound Santiago

El nombre de Christina Rosenvinge no es ajeno para el público chileno, y el show que tenía preparado para la primera edición de Primavera Sound era algo especial. Este 2022 se cumplen 30 años de “Que Me Parta Un Rayo” (un clásico del pop rock en español, a esta altura), placa que editó como Christina y Los Subterráneos en 1992 y que, en las palabras de la misma artista, le ha significado el poder tener “una vida sensacional”. Por esto, la artista española quiso celebrar este aniversario junto a la audiencia con un set enfocado casi en su totalidad a este álbum.

Un comienzo redondo con “Tú por mí” generó la euforia de los oyentes que, a pesar de la hora, ocupaban gran parte de la cancha del escenario Santander. La carátula del disco se tomaba todo el fondo del escenario, y la imagen de Christina al frente de la banda evidenciaba los años de ruedo con una expresión tan imponente como encantadora. Repasos a clásicos como “Señorita”, “Ni una maldita florecita” o “Alguien que cuide de mí” hicieron cantar a un público variado, que a pesar de las diferencias etarias, coincidía en el saber las letras y corearlas.



El sonido fue un punto a destacar de esta presentación. No hubo ningún acople, ni ningún ruido incómodo que opacara la perfecta ejecución de la banda. Todo sonó perfectamente nivelado y eso, sumado al carisma de Christina y sus compañeros, sólo suma puntos positivos a la experiencia de presenciar su show. Una breve salida del escenario indicaba que ya se acercaba el cierre del set, y dio paso para presentar a la banda e interpretar canciones más recientes de la artista. “Anoche (El puñal y la memoria)” mostraba el sonido más actual que ha explorado Christina, logrando una muy buena recepción.

El manejo con el público y la correcta puesta en escena de la española hizo que su presentación pasara muy rápido, y “Pálido” dio el cierre final, que no estuvo exento de una larga y cariñosa despedida por parte de los oyentes. A veces es difícil que en las primeras versiones de un festival las cosas salgan tan bien para una banda, pero el show ofrecido por Christina Rosenvinge estuvo más que a la altura, con una calidad destacable.

Javier Bravo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.