Anneke Van Giersbergen + Kari Rueslatten + Crisalida: Dulce noche de power femenino

Anneke Van Giersbergen + Kari Rueslatten + Crisalida: Dulce noche de power femenino

Muchas expectativas había sobre este show de la holandesa Anneke Van Giersbergen porque venía a presentar su (otra) nueva banda The Gentle Storm, la que encabeza junto al líder de Ayreon, Arjen Lucassen. Tras el lanzamiento del disco “The Diary” esta agrupación ha agotado un sinnúmero de fechas en Europa, donde ambos músicos son muy reconocidos en la escena progresiva y metal, realmente son “all-star”.

Como previa al show, la producción tenía preparada la presentación de los nacionales Crisálida. A las 19.30 hrs, Cinthia Santibáñez y sus compañeros saltaron a  escena para presentar lo mejor de su reciente álbum “Terra ancestral”, producido por Daniel Cardoso, de Anathema. Confirmando todo lo que ya se ha dicho de este trabajo, nos quedamos con la sensación de un show corto pero enérgico, lleno de coherencia en el contenido y con una producción sobre el promedio. Los momentos más altos fueron para “Cabo de Hornos”, la impresionante “Morir aquí” y el final con fuerza de RACO (Viento del Sur). Show lleno de matices, una presentación robusta que los deja como una de las bandas con más proyección, a pesar de llevar 20 años animando la escena progresiva nacional. Y seguirán ascendiendo. Luego de la fuerza de Cinthia vino el turno de otra mujer que se plantó en otra atmósfera: Kari Rueslatten, la que fue algún día vocalista de la banda black metal, Storm.

Acompañada nada más que por un guitarrista, su voz dulce y melodiosa nos dejó sorprendidos, mientras mostraba creaciones de su reciente disco “To the North”. Completamente minimalista y sólo confiando en su destreza vocal, se ganó al público. Los 10 temas fueron el equilibrio ideal entre Cinthia y Anneke.

12992308_10208512801834343_1317562603_n

Casi a las 22 hrs, la holandesa salió a entregar un setlist heavy con algunas baladas entre medio. Cada tema presentado por Anneke Van Giersbergen había que vivirlo desde la monstruosidad de su instrumentación, equilibrada con su poderosa y única voz. Los temas de “The Diary”, su trabajo con The Gentle Storm, no son para cualquier oído pero son un punto más alto tras el incomprendido “Drive” de 2013. La dupla con Arjen Lucassen, gran nombre en la escena progresiva europea y músico muy cercano al concepto de ópera rock, hacían presagiar un show notable, quizás de los pocos que veremos con ese concepto durante este año. Y el presagio se cumplió. Cada tema tenía esos dos portentosos pilares: la voz dulce de la holandesa más un deleite en la instrumentación. Había momentos  en que uno sobresalía más que el otro, pero ninguno era mejor  que el otro, era una armonía constante.

Hubo momentos muy altos, como el cover que hizo, sola y con guitarra acústica, de “Wish You Were Here” de Pink Floyd. A opinión de quien suscribe apelar a esta canción es buscar una sandía calada que ya hemos visto en muchos conciertos, pero en esta ocasión se volvió más íntima debido a que la voz única de Anneke se puso al servicio de este tema legendario. En noche de mujeres power hubo un dueto, también casi a capella, con la corista Marcela Bovio, la que fue aclamada por el público en varios pasajes del concierto. Y temas como “Endless Sea”, “Brightest Light”,  las nuevas versiones para “Eléanor”, “Saturnine”, “Fallout” y sobre todo “Strange Machines”, agitaron el ánimo de la audiencia y mantuvieron en alto el show, el que fue matizando entre lo metalero, lo operático, a veces íntimo, melódico y dulce, con mucho folk nórdico y con elementos cercanos al jazz; toda esta conjunción hicieron de la presentación de Anneke y del disco “The Diary” una cita con la calidad y prestigio de dos reconocidos músicos.

La noche se tiñó de ese power gótico de principios de milenio y evolucionó hacia instrumentaciones complejas, las que encendieron al público del Cariola, el que venía dispuesto a recordar esa época donde las mujeres nórdicas fueron las precursoras de una vertiente musical única decantada en Epica, Therion, Draconian, Sirens, Nightwish y tantas más. Esta cita fue el reencuentro con dos de esas poderosas damas, más la banda de una chilena que ya tiene su espacio ganado en la escena progresiva. Tras este cóctel de gala, la gente se retiró satisfecha. La conclusión es que The Gentle Storm es una buena propuesta para quienes gustaron del rock gótico, del doom y de The Gathering, pero más allá de eso, fue una noche donde el poder femenino, representado en 3 vertientes musicales por 3 poderosas damas, fue el gran ganador.

Fotos: Michael A. Gálvez