Halestorm – “Vicious” (2018)

Tras su alabado trabajo “Into the Wild Life”, los estadounidenses Halestorm, liderados por una de las mejores voces que ofrece el rock en estos tiempos, Lzzy Hale, nos presentan “Vicious”, cuarto álbum de esta prometedora agrupación y que se sujeta directamente de los bastiones que le han dado larga vida al hard rock, todo remarcado en un sonido duro y moderno. La producción de Nick Raskulinecz (Trivium, Ghost, Alice In Chains) le ha aportado nuevos matices a la, cada vez, más madura propuesta del grupo.

Continuar leyendo “Halestorm – “Vicious” (2018)”

Metal Singers en Chile: El brillo de tres voces doradas del metal

El metal siempre tendrá un espacio importante en el corazón de la fanaticada chilena, y es que muchas de las bandas que nos visitan sienten la intensidad con que se viven los conciertos por estos lados del mundo. Desde su anuncio, Metal Singers prometía ser una más de esas jornadas intensas y soñadas para los fanáticos del heavy metal, y es que el cartel siempre fue un lujo con un trío de vocalistas compuesto por Udo Dirkschneider, André Matos y Doogie White. Todo esto, en una calurosa noche santiaguina, con un club rock y guitarras repleto. El escenario no podía ser más prometedor. 

Continuar leyendo “Metal Singers en Chile: El brillo de tres voces doradas del metal”

The Struts- Young & Dangerous (2018)

A cuatro años de la publicación de su excelente debut “Everybody Wants” y que éste llamara la atención de los Rolling Stones, Guns N ‘Roses y Foo Fighters (Dave Grohl señaló en una entrevista que eran la mejor banda que los habían teloneado), ha llegado el momento de que The Struts se despida de ese éxito y madure su propuesta. En un año donde han aparecido interesantes lanzamientos de bandas jóvenes que debieran tomar la posta, los ingleses aterrizan con una nueva placa titulada “Young & Dangerous” la cual y desde el comienzo, define su manifiesto con un ritmo vibrante, con vivacidad vocal y coros que podrían cubrir todo un estadio.

Continuar leyendo “The Struts- Young & Dangerous (2018)”

Cancionero Rock: “Scar Tissue”- Red Hot Chili Peppers (1999)

En 2004, el cantante Anthony Kiedis lanzó su autobiografía, titulada Scar Tissue y no por nada fue titulada al igual que este grandioso tema de “Californication”, haciendo alusión a las complejas heridas de vida y todo el martirio que ha pasado por su cabeza por su pasado con las drogas.

En el libro, explicó algunas de las letras: por ejemplo la línea “Sarcastic Mr. Know-it-all” que es dirigida a Dave Navarro, a quien Anthony se refiere como “el Rey del sarcasmo” y todo es una respuesta a Navarro y al vacío que le dejó su partida, “Con los pájaros compartiré esta vista solitaria” dice, ya que se inspiró en los pájaros que Anthony vio mientras cantaba fuera de la casa de Flea, y también dice que la línea tiene que ver con cómo se sentía como un extraño, mirándose siempre en introspectiva y a la deriva , como un pajarito, con cargo de conciencia por ese pasado “debajo de los puentes” que también sacó hacia afuera de forma magistral con la inmensa “Under The Bridge” (1991)

El video muestra a la banda conduciendo a través de un desierto. Fue dirigido por el director francés Stephane Sednaoui, quien también dirigió los videos de “Around the World” y la fundamental “Give It Away”. En el video, todos los miembros de la banda están golpeados y magullados y el cuello de la guitarra de John Frusciante está roto. Además, se ve a John conduciendo; La ironía de todo es que sus heridas han herido al resto y que solo él es quien no puede conducir.

Son duda es un tema triste, y que por cierto está además dedicada al martirio de la artista mexicana Frida Kahlo, pero la grandeza de los Chili Peppers siempre ha residido en convertir todo eso a canciones inolvidables, y vaya como se transmite todo en ese solo de Frusciante, quizá uno de los mejores del guitarrista y de la historia del rock:

Por Patricio Avendaño R.

Discomanía: “Beneath The Remains”, la brutal resistencia de Sepultura

Para el año 1989, insignes bandas del género thrash ya habían lanzado grandes y fundamentales obras, quizás muchos de los fanáticos que escuchaban y disfrutaban este estilo en EE.UU o Europa, no se imaginaban que en ciudades lejanas y subdesarrolladas existiesen exponentes de esta corriente. Sin ir más lejos, en nuestro país, por aquella época ya se venía forjando una escena que, a pesar de los pocos recursos, contaba con la actitud y el hambre de salpicar su rabia al mundo.

Continuar leyendo “Discomanía: “Beneath The Remains”, la brutal resistencia de Sepultura”

El Cruce celebró con vibrante y extenso show el lanzamiento de su nuevo disco

Lo de anoche en Club Chocolate sin duda quedará como carácter de hito en la carrera de El Cruce, otro más de tantos y que afortunadamente hemos podido presenciar en vivo. Se nos viene a la mente ese show en el Teletón el 2011 con invitados de lujo como Aguaturbia, Pierattini, Denisse Malebran o Joe Vasconcelos, o por ahí otro a Víctor Jara lleno antes o ese reencuentro de hace un año con sus fans en el Caupolicán con los Kuervos del Sur, sin contar que hay presentaciones en bares chicos y con poca gente que han clasificado de culto igualmente. El Cruce tiene eso, el poder de animarte y subirte el ánimo sea donde sea en pos de su rocanrol blusero con animosidad fiestera y momentos tan de buena onda como intensos.

Continuar leyendo “El Cruce celebró con vibrante y extenso show el lanzamiento de su nuevo disco”

Voivod- The Wake (2018)

¿Habrá una banda más infravalorada que Voivod? No por llevar treinta y cinco años activos en la escena una banda logra distinguirse y, mucho menos, ser apreciada. Pero cuando hay oficio, aquella máxima que señala que hacer un disco que recoja lo mejor del estilo puede ser la llave que abra la puerta del respeto, cobra sentido. Sin embargo, el éxito masivo ha sido algo esquivo para esta banda, aunque el buen ritmo emanado de su placa 2018 se puede convertir en esa llave maestra. “The Wake” es una de las propuestas más robustas del año al desarrollar un estilo muy particular que solo perfecciona lo que han propuesto desde hace décadas; en un buen equilibrio de thrash con tintes psicodélicos, que de pronto despide un adecuado aroma a Pink Floyd, “The Wake” es un disco que suena al Voivod en estado puro y refresca lo asentado en “Target Earth”.

Los temas son más largos que en su anterior producción y nos energizan con secciones rápidas, texturas y riffs duros que traen al presente la oscura y valiosa época de “Angel Rat” o del inspirado “The Outer Limits”.

La atmósfera de “Obsolete Beings” es la mejor manera de entrar en el disco. Unos Voivod veloces y melodiosos, con una buena sucesión de riffs, obra de un estimulado Chewy. Inmediatamente nos sumergen en otro ruedo más experimental, con variaciones de ritmo y composición en “The End of Dormancy”, donde pasamos de la intensidad a la paz. Está muy bien estructurado.

Cambiando de registro, sube el ánimo con “Orb Confusion”. El trabajo de Away es estudiado y pulcro, no solo en este tema sino que en todo el álbum; es capaz de plasmar perfectamente el sonido más progresivo de los ‘70 y llevarlo al metal con mucho oficio, parecido a la atmósfera de “Iconspiracy”, la que inicia con agitado ritmo hasta que violines en el intermedio le dan paso al lucimiento de Snake en su estilo de canto; otro tema que tiene varios puntos altos.

Con “Spherical Perspective” nos aturde la onda tétrica y pesada del sonido que la soporta; nuevamente usan el efecto de cambiar de ritmo y acelerar en la parte central para despertar al metalero que busca guitarras rabiosas. La facilidad con la que trabajan varios estilos en una canción es sello de este disco y refuerza una identidad que no se pierde, a pesar del paso del tiempo. “Event Horizon” es otro título sobresaliente de este buen trabajo al ser muy directo y dar clase de una batería poderosa; sonará fenomenal en vivo. Sigue ese camino “Always Moving”, la que vuelve a combinar bastante bien las secciones lentas con las pesadas y también la imaginamos en un show, siendo un corte a puro mosh. El final es una rúbrica de doce minutos de delirio y que sintetiza el magnífico estado creativo del cuarteto de Canadá.

La portada es un llamativo rojo furioso que te señala confusión y caos, una invitación a sumergirte a todo aquello al darle play.En “The Wake”, la guitarra muestra una melodía más clásica de lo normal en Voivod, dejándole el trabajo armónico al bajo, mientras que Snake interpreta en excelente estado y sobresale de anteriores discos. Away le da la guía a cada canción y logra un desempeño de buenas proporciones. En general, el sonido de “The Wake” es limpio, rítmico y se pone encima los cimientos de casi cuarenta años de carrera, pero siendo al mismo tiempo un paso adelante que podría transformarse en un clásico de la banda. Este álbum se sale con la suya y encumbra el nombre de Voivod entre los mejores lanzamientos metal del año.