El día que David Gilmour estuvo a cargo del sonido de Jimi Hendrix

david-gilmour-jimi-hendix

Una curiosa anécdota reveló David Gilmour en una reciente entrevista para la revista Prog, donde cuenta como mezcló el sonido de la leyenda de la guitarra Jimi Hendrix en el Festival de la Isla de Wight en 1970.

El Festival de la Isla de Wight fue un festival de música celebrado en la isla del mismo nombre entre 1968 y 1970 en Reino Unido, se dice que durante su último año incluso llegó a la misma cantidad de publico asistente que Woodstock. En su edición del 70 contó con la participación de grandes numeros como The Doors, Joan Baez, The Who, Miles Davis y por supuesto Jimi Hendrix.

“Fui [a la Isla de Wight] solo para divertirme, estaba acampando en una tienda, así que me fui al backstage donde nuestro ‘roadie’, Peter Watts, estaba tratando de lidiar con todo el alboroto del show, estaba con Charlie Watkins de WEM, y estaban muy nerviosos, eran los encargados de mezclar el sonido de Hendrix. Yo había hecho algunas mezclas en esos días y me dijeron ‘¡Ayuda! ¡Ayuda!’ Así que lo hice”.

Al preguntarle si conocía al pionero guitarrista estadounidense, Gilmour responde: “No en ese entonces. No lo había conocido antes”.

Sin duda una inusual historia que no muchos conocían.

Mira también: Nick Mason y la posible reunión de Pink Floyd: “Estoy cansado de esperar a que el teléfono suene”

VIDEO: David Gilmour toca clásicos de Pink Floyd en las guitarras que subastará

david-gilmour-subasta-guitarras

Ayer les contabamos de la decisión de David Gilmour de subastar alrededor de 120 de sus guitarras con el objetivo de recaudar fondos para causas benéficas a través de su fundación.

Entre los instrumentos disponibles se encuentran la Black Stratocaster de Gilmour de 1969, que usó en álbumes que incluyen The Dark Side Of The Moon, Wish You Were Here, Animals y The Wall. Para promocionar la subasta, Gilmour ha tomado esa guitarra, y varias más, para tocar partes de algunos clásicos de Pink Floyd.

Gilmour dice: “Cuando eres joven y estás empezando, hay todo tipo de razones para todo tipo de guitarras. Siempre estás buscando un nuevo sonido: estar desorientado en un instrumento a menudo te da una nueva inspiración”. Y agrega: “El dinero que esta venta recaude se destinará a mi fundación de beneficencia y se usará para ayudar a hacer algo bueno en este  mundo. Si podemos hacer un pequeño esfuerzo para ayudar con esos problemas globales más grandes, seré una persona más feliz”.

Previo a la subasta, los fanaticos podrán ver la colección completa a fines de marzo en Londres y en mayo en la ciudad de Los Angeles para luego presentarse en New York donde tendrá lugar la puja final de los instrumentos de David Gilmour.

Tal vez te interesa:

Discomanía: “On An Island”, el mágico disco que David Gilmour grabó en su casa flotante

golm

Los años finales de los ’90 e inicios de los 2000’s fueron algo inactivos para David Gilmour, el maestro de la guitarra de Pink Floyd, y pese a que se dedicó a brindar algunos conciertos en los primeros años de la década, de alguna manera sentía la necesidad de volver al estudio, pero no con sus compañeros de Pink Floyd, de quienes por esos años estaba algo distanciado, profesionalmente hablando.

“On An Island” se trató de un disco prolijo, brillante y minimalista. No contaba con hits reconocidos o canciones de estadio de esas que hizo con Pink Floyd pero sí con algunas interesantes experimentaciones que al propio Gilmour le recordaron a la banda que le dio todo. Sin duda cuenta con esa magia innata de uno de los pilares de la banda de “Dark Side Of The Moon” y se reconoce la influencia del gran Rick Wright en el teclado que lo acompañó fielmente en este nuevo capítulo.

La sede, no dejaría de tener esa magia requerida para el disco, pues fue hecho en su estudio/casa flotante Astoria en Hampton, que posaba sobre el emblemático Río Támesis en Inglaterra. “Es una casa grande y destartalada construida en 1911 para el gran Fred Karno y un sitio precioso que compré en 1986 y fue donde hicimos gran parte del disco”., comentaba el guitarrista para el lugar donde además trabajó en discos de Pink Floyd (“A Momentary Lapse of Reason” y “The Division Bell”).

La otra gran parte, sucedió en los míticos Abbey Road y con una orquesta dirigida por el arreglista polaco Zbigniew Preisner, que Gilmour recuerda como “un fabuloso y extenso día de grabaciones” día en que logró exquisitos frutos para el álbum. La parte más difícil (siempre lo ha sido para Gilmour) es enfrentar el rompecabezas que le significa unir todos esos pedazos de música que ha coleccionado- en este caso- por más de 10 años. Su gran compañero y ayudante en todo ello, el gran Phil Manzanera, ex- Roxy Music, vecino y amigo, quien sigue siendo una contribución enorme en los discos y en sus shows en vivo, y los invitados de lujo: Graham Nash y David Crosby, gigantes del folk sesentero con Crosby, Stills & Nash, que aportaron su talento vocal a esta gran obra del eximio guitarrista británico.

11A_0589

Sonidos de copas, cristales, un tipo que armonizaba todo con una máquina provista de pedales para ello le dio un realce fantástico al disco: “es lo que utilizamos para la apertura del “Wish You Were Here” dijo Gilmour en el film que retrata la manufactura del álbum y sin duda algo de ello, de ese sonido atmosférico y “de industria” se capta en él de todas maneras.

Pese a las trabas con que Gilmour se auto-tropieza solo al momento de escribir letras para el disco, algo que siempre ha sido su especie de “talón de Aquiles” (su esposa y escritora Polly Samson lo ayudó en eso y lo sigue haciendo hasta hoy), ya que resultaron ser unas bellas y oníricas canciones, la hermosa “Castellorizon”, nominada al Grammy. La poderosa canción que dio título al disco, llena de pasajes y melodías de ensueño, o las relajadas ‘Smile’ y ‘The Blue’, temas todos compuestos con una sutileza enorme. Para qué hablar de esos sublimes solos de guitarra en que el genio marca la diferencia y ha marcado su estilo históricamente.

El disco llegó con una estupenda gira en que brindó aquellos shows al borde de lo perfecto en Royal Albert Hall del 29, 30 y 31 de mayo de 2006, que dieron pie para el DVD “Remember That Night”, convertido hoy en día en una de sus más preciadas joyas en vivo de su carrera. Lleno de inspiración, de momentos de absoluta introspección y hecho en un período en que sus fans lo necesitaban casi imperiosamente. “On An Island” en toda su magnitud es un imprescindible momento para atesorar y que nos quitaron esa “viudez” con el sonido del hombre de una de las bandas más importantes del rock de la historia.

Por Patricio Avendaño R.

Rockumentales: David Gilmour- “Wider Horizons”, su historia contada por él mismo

rs-232469-GettyImages-489707274

Muchos documentales de Pink Floyd hemos visto y se pueden encontrar por ahí incluso hasta en la red, pero la verdad es que pocos hay concentrados exclusivamente en el gran David Gilmour, guitarrista de la banda y uno de los mejores exponentes del mundo del instrumento.

En este documental, realizado por la BBC y lanzado el 2015, el maestro nos muestra su interior como nunca, tanto de forma física como personal, ya que cuenta con la apertura de puertas de su hogar y estudios donde trabaja, su entorno familiar y además realiza declaraciones muy profundas acerca de su nexo con la música y la vida en sí.

Con una bella fotografía, entrevistas a su esposa Polly Samson, quien se ha convertido en su principal motivadora y colaboradora (escritora de sus letras incluso) y con una retrospectiva con material de archivo, el documental se mueve por un ámbito histórico acerca de los primeros pasos de su carrera, su llegada a Pink Floyd y a su carrera en solitario, pero además centra buena parte en hablar de cómo se fueron construyendo las canciones de “Rattle That Lock”, su último álbum de estudio, llegando hasta la gira de promoción de él mismo.

Un lujo y un gran registro tanto para los fans de Pink Floyd como del viejo Gilmour. Te lo dejamos completo y con subtitulos:

Estrenarán show en Pompeya de David Gilmour en salas de cine locales

18813608_10156209259983574_2839952598453999388_n

El año pasado, los fans de Pink Floyd y de David Gilmour recibieron una grata noticia: el hombre de la guitarra de Pink Floyd anunció un show en el mítico anfiteatro de Pompeya, por supuesto recordando la legendaria performanbce de Pink Floyd en 1971, en la antesala de la grabación de “Dark Side of The Moon” y que quedó sellada como una de las más significativas presentaciones de una banda de rock en la historia.

El show tuvo lugar los días 7 y 8 de julio de 2016, donde el maestro mostró algo muy parecido a la gira que tuvimos la suerte de ver en nuestro país, con un contundente set cargado a clásicos de Pink Floyd, pero también con una gran parte de su carrera en solitario.

Las proyecciones en Chile, que incluso ya están anunciadas en su propia web oficial serán el 13 de septiembre (mismo día de estreno en todo el mundo) en CineHoyts: Arauco Maipú, La Reina, Parque Arauco (Las Condes) y San Agustín (Santiago centro) con valores y funciones a confirmarse

Hasta el momento registros del show no se han podido ver en edición profesional, solo lo que muestra el trailer oficial, por lo que todo indica que la gran sorpresa será cuando veamos el show en pantalla grande.

David Gilmour volvió a tocar en vivo en Pompeya luego de 45 años, revisa fotos y videos

David-Gilmour

Hace 45 años, Pink Floyd hizo historia cuando creó un escenario en el interior del antiguo anfiteatro romano de Pompeya, Italia, e interpretó canciones de su álbum de 1971 Meddle junto con otras joyas en uno de los conciertos más experimentales que se han hecho. Ahora, el legendario guitarrista volvió para rememorar uno de los hitos más recordados de la música, en un concierto a doble set y a anfiteatro lleno.

Este jueves, David Gilmour volvió a Pompeya para un concierto  y esta vez (a diferencia de ese legendario show con Pink Floyd) miles de aficionados estuvieron presentes. El concierto contó con gemas de grueso calibre de la discografía pinkfloydiana como ‘Wish You Were Here’, ‘The Great Gig in the Sky’, ‘Comfortably Numb‘ y más catálogo de su carrera, que en definitiva es lo que ha venido haciendo en su gira en solitario (que pasó por Sudamérica incluso), pero el lugar y la mística cobraron nuevas características.

Gilmour  fue nombrado ciudadano de honor de Pompeya y volverá al anfiteatro la noche del viernes para un segundo concierto. Te dejamos el set y algunas fotos y video.

Setlist:

Set 1:
5 A.M.
Rattle That Lock
Faces of Stone
What Do You Want From Me (Pink Floyd)
The Blue
The Great Gig in the Sky (Pink Floyd )
A Boat Lies Waiting
Wish You Were Here (Pink Floyd)
Money (Pink Floyd)
In Any Tongue
High Hopes (Pink Floyd)

Set 2:
One of These Days (Pink Floyd)
Shine On You Crazy Diamond (Parts I-V) (Pink Floyd)
Fat Old Sun (Pink Floyd)
Coming Back to Life (Pink Floyd)
On an Island
The Girl in the Yellow Dress
Today
Sorrow (Pink Floyd)
Run Like Hell (Pink Floyd)

Encore:
Time (Pink Floyd)
Breathe (Reprise) (Pink Floyd)
Comfortably Numb (Pink Floyd)

He’s behind you. #davidgilmour #rattlethatlock #returntopompeii #familyalbum

Una foto publicada por Polly Samson (@pollysamson_official) el

Sunset over Vesuvius tonight. #davidgilmour #rattlethatlock #returntopompeii

Una foto publicada por Polly Samson (@pollysamson_official) el

Today is the day! #davidgilmour #rattlethatlock #returntopompeii

Una foto publicada por Polly Samson (@pollysamson_official) el

VIDEO: David Gilmour tributó a Prince mezclando ‘Comfortably Numb’ y ‘Purple Rain’ en vivo

david-gilmour-prince-cover-purple-rain-735x413 (1)

No cabe duda que Gilmour más de una vez ha mostrado su admiración por Prince y eso es ya bastante para decir. El músico inglés aprovechó su show  de anoche en el legendario Royal Albert Hall de Londres para dedicarle un pedazo de su concierto en un emocionante momento.

El momento de tributo llegó cuando interpretó su clásica “Comfortably Numb” de Pink Floyd  y las luces de su singular círculo que sirve de apoyo audiovisual se tornó púrpura y mezcló con ella las notas de ‘Purple Rain’ del recientemente fallecido músico estadounidense. Te dejamos el video: