Blaze Bayley cuenta la historia de como llegó a ser vocalista de Iron Maiden

Para los fans de Iron Maiden y Bruce Dickinson 1993 no fue un muy buen año que digamos. La gran voz de la doncella en esa fecha anunció su intención de dejar la banda,  y Harris se encargó de la difícil tarea de reemplazar a uno de los mejores líderes vocales del heavy metal. Finalmente, eligieron a Blaze Bayley de Wolfsbane, quien recientemente habló sobre su audición como uno de los 12 finalistas después de que la banda audicionó a más de 1,000 presentaciones de demostración.

Bayley, quien cantó en los álbumes de The X Factor y Virtual XI de Maiden, recordó haber pensado “lo intentaré” al enterarme de que las leyendas del metal realizaban audiciones para el reemplazo de Dickinson. Hablando de la experiencia con Rockfiend Publications Scotland (video abajo), el cantante continuó: “Creo que tenían 1.500 demos que habían escuchado, y luego hubo, como una especie de 12 discípulos que fueron elegidos para la audición. Y tuve la suerte de ser uno de esos 12 “.

Nunca se supo mucho sobre los detalles tras bambalinas de estas audiciones y los fanáticos han especulado durante mucho tiempo sobre qué otros cantantes fueron considerados seriamente para el rol, haciendo de la nota de una docena de potenciales una pequeña revelación.

Sin dar nombres, más detalladamente hablando del proceso, Bayley continuó: “Fui al estudio a cantar en vivo. Había 10 canciones en el set en ese momento, 10 de los clásicos que tenías que aprender, y fui y terminé como el mejor.” Mencionó estar “muy, muy sorprendido” de que lo hayan elegido, especialmente porque su voz es “muy diferente a Bruce”.

“Nos parecíamos un poco, pero nuestras voces eran radicalmente diferentes”, dijo Bayley, quien explicó: “Pero creo que lo que querían era un cambio, y los álbumes que hice, The X Factor y Virtual XI, que Fue el verdadero comienzo de la era progresiva de Iron Maiden y aprendí mucho sobre la composición de canciones y sobre mi voz. Y fue una experiencia increíble. Creo que la música que creamos fue simplemente fantástica”.

Maiden no tenía material preescrito antes de que Bayley se instalara, pero indicó que le dijeron que tenía libertad para participar sobre el proceso de composición. Orgulloso de haber contribuido, el cantante sonrió: “Así que tuve algunas canciones en el álbum. ‘Man on the Edge’ fue algo que co-escribí con Janick Gers, y que fue Top 10 en todo el mundo en las listas de rock. Fue una cosa fantástica, absolutamente fantástica, con un gran video y todo. Fue increíble”.

Mira la entrevista a continuación:

Conoce los detalles de la primera “Expo Iron Maiden” que se realiza en Chile

 

Fans de Iron Maiden en Chile hay de sobra, por lo cual hacer una actividad como esta se necesitaba casi de forma imperiosa. Ahora, en una iniciativa conjunta entre el Instituto Chileno Británico de Cultura (ICBC), el centro de eventos Baleduc y fans de la banda,  es que el próximo 1 de junio de 2019 se realizará por primera vez en Chile la “Expo Iron Maiden”, actividad que busca reunir a fanáticos de todas las edades de la legendaria banda que llegará a Chile, para brindar dos shows, en Octubre.

El inédito encuentro, que tendrá una duración que se extiende desde las 13:00 hasta las 22:00 horas y contará con expositores, charlas de expertos, proyecciones audiovisuales y bandas tributos, será de caracter gratuito y se desarrollará en una sola jornada.

Especial: Iron Maiden y su historia con Chile: A los pies de la doncella

“Todos los conciertos de Iron Maiden generan una gran expectación y esperamos que sea la previa ideal para los dos shows que tienen agendados en octubre”, indicó el encargado de comunicaciones del ICBC, Jorge Ahués, en tanto la representante del grupo organizador, Sandra Ruiz, enfatiza que “este será un encuentro sin precedentes y esperan poder repetirlo año a año. Abrir un espacio para los fanáticos permitirá crear más instancias en común para los seguidores de la banda”, destacó.

El evento se llevará acabo el 1 de junio en el Centro de Eventos Bal le Duc (Av. Matta #129).

Cancionero Rock: “Be Quick or Be Dead”- Iron Maiden (1992)

Pese a que “Fear of The Dark” no es considerado la gran obra maestra de Iron Maiden, si nos regaló algunos clásicos para toda la vida, partiendo por el tema que da título al álbum, imprescindible en los shows en vivo, pero también a esta joya heavy metal speed que corre a mil por ahora y que fue el primer single del disco de 1992. Su sonido es clásico y asesino, te deja sin respiro alguno y tiene dardos directos hacia la corrupción, la avaricia y las ambiciones de poder de algunos personajes.

Be quick
Or be dead
Snake eyes in heaven
The thief
In your head
Be quick
Or be dead
Be quick
Or be dead

“Be Quik or Be Dead” se trata de algunos escándalos políticos y económicos ocurridos en el momento en Europa, incluido el colapso del banco BCCI. La portada del single muestra a la mascota de Iron Maiden, Eddie, agarrando a un político por el cuello muy parecido los poderosos de la época.

En ella se retrata el escándalo bancario de Robert Maxwell (el poderoso magnate británico fallecido en extrañas circunstancias y asociado a la red de espionaje Israelí Mossad), las caídas en el mercado de valores europeo y el caso del BCCI y su cara delictiva que fue mucho más descubierta con el paso de los años, sin ir más allá The Infiltrator es una película británica de 2016, protagonizada por Bryan Cranston donde se revela toda esta turbia historia de mafia, lavado de dinero y participación en los carteles de droga colombianos.

El single fue lanzado un mes antes del álbum y alcanzó el número 2 en la lista de singles del Reino Unido. La canción es el primer sencillo de la banda co-escrito por Janick Gers, quien ya en esos años empezaba a ser más partícipe en las composiciones de la doncella.

Cancionero Rock: “Moonchild”- Iron Maiden (1988)

Seven deadly sins
Seven ways to win
Seven holy paths to hell
And your trip begins

Seven downward slopes
Seven bloodied hopes
Seven are your burning fires
Seven your desires

Esa es una de las intros más reconocidas del cancionero de Iron Maiden, y una de las más épicas. “Moonchild” es el tema que abre toda la magia que envuelve a este concepto y es, sin duda, una de las más atesoradas canciones de la banda realizadas en un gran momento de creatividad lírica de parte del amo y señor Steve Harris.

En la antigüedad, se consideraba que esta persona tenía poderes como la clarividencia. El personaje en el álbum, de hecho Moonchild (niña de la luna) dentro de la doctrina del Thelema del mago ocultista  Aleister Crowley es conocida como Babalón o la Ramera escarlata citada en esta canción.

Acá expresa que el niño que lleva en su vientre no quiere estos poderes y que nunca los pidió, sin embargo, debe vivir con ellos. Debe elegir qué lado desea: el bien o el mal, qué camino tomará. En esta canción, Moonchild, es la persona que habla como el personaje “demonio” y le habla a quien dará a luz a este ser de la profecía

“Yo soy el que ha nacido.
El angel caído mirandote
Babilonia, la puta escarlata
Me infiltraré en tu gratitud
No te atrevas a salvar a tu hijo
Mátalo ahora y salva a los jóvenes.
Ser la madre de un bebe estrangulado
Se los propios demonios, Lucifer es mi nombre “

El diablo quiere que la madre mate a su hijo (estrangulándolo) para que el séptimo hijo no crezca y no derrote a Lucifer, el personaje del diablo.

“Cuento las cabezas de los no nacidos
Los malditos los encontraré a todos.
Y si mueres por tu propia mano.
Como suicida serás condenado.
Y si intentas salvar tu alma.
Te atormentaré, no envejecerás.
Con cada segundo y aliento que pasa.
Estarás tan solo que tu alma se desangrará hasta morir”

Lucifer está diciendo que matará a todos los Séptimos Hijos. Cuando está hablando de suicidio, está diciendo que si el Hijo se suicida, será condenado a una vida en el infierno. Si trata de escapar del dominio del diablo, será atormentado y torturado por el diablo para siempre.

“Los gemelos están agotados, siete es esta noche.
Géminis se levanta mientras los labios rojos se besan para morder.
Siete ángeles, siete demonios luchan por su alma.
Cuando Gabriel se acuesta a dormir, este niño nació para morir”.

Los gemelos, refieren al signo astrológico de Géminis como se menciona en la siguiente línea. Los siete ángeles y los siete demonios representan la pregunta de si elegirá hacer el bien o el mal. Gabriel es una referencia al ángel de la biblia que le dio a María la noticia de que ella daría a luz a Jesús. Como Gabriel está durmiendo, no hay nadie para dar la noticia. Por lo tanto, el niño no morirá.

“Uno más muere una vida más
Un bebé llora una madre llora
Por todos los pecados cometerás.
Pedirás perdón y ninguno te lo daré.
Una red de miedo será tu abrigo.
Para vestirte en la noche
Un escape de suerte para ti joven
Pero te veré condenado en la noche interminable”

Cuando Steve Harris puso la pluma para este tema  verdaderamente con esta historia estaba inspirado, él está hablando de todos los pecados que cometerá el hijo y está diciendo que cuando el hijo le hace mal al diablo, pero luego vuelve arrastrándose para pedir perdón, el diablo no lo llevará y lo condenará al infierno. Esta red de miedo posiblemente se refiere a cómo el diablo atormentará y asustará al hijo debido al hecho de que el hijo escapó de su alcance y escapó de él. Harris luego dice que en la huida del hijo tuvo mucha suerte, pero el diablo un día lo encontrará y hará que el desee quedarse con el diablo, dejando todo en suspenso, para así continuar con esta maldita historia que tiene su hilo en el concepto general del álbum y en el tema que da nombre a él.

Iron Maiden y su historia con Chile: A los pies de la doncella

Que a los chilenos y chilenas nos gusta el metal, está claro. Privados en los ‘80 de gozar, en vivo, de la música que azotaba al mundo con sus riffs largos y letras destructivas, la llegada de estas bandas en los ‘90, con discos ya memorables y con esa característica de brindarse por entero, lograron calar en el fan con una fuerza que solo el amor por los grandes símbolos (como lo puede ser la familia o el equipo de fútbol) puede representar. Han pasado los años y Chile es una sociedad diferente. Tanto así, que se ha convertido en destino obligado para un sinfín de grupos cuando planean giras sudamericanas. Pero para llegar a esto, el camino recorrido ha debido de ser largo y no siempre fácil, por eso, la historia de Iron Maiden con Chile está construida a base de saltar obstáculos religiosos y políticos, para ir decantando en una relación basada en la madurez y la confianza. Ante el anuncio de su novena visita, con dos shows agotados, hemos querido repasar esta historia que, ante la luz de los hechos, nos permite ser autorreferentes y señalar que somos el público sudamericano que más amor le demuestra a la doncella.

1992:  No paran de decepcionarnos

Fue la Iglesia católica la que frustró el que debería haber sido el primer recital de Maiden en el país. El veto y otros contratiempos frenaron la llegada de los europeos a Chile, pero agigantaron su leyenda. Lo que comenzó como un debate valórico finalizó con el propio subsecretario de Interior, Belisario Velasco, haciéndose eco del argumento que señalaba como peligrosa la cercanía de las letras de Iron Maiden a temáticas ocultistas y de adoración a Satanás. Este tropiezo no pasó inadvertido para la banda, la que recordó el episodio en su documental “Flight 666”. El concierto programado para el 23 de julio de ese año, debería haber cargado con el rótulo del primer recital metal después de la dictadura.

1996: con el pie izquierdo

Pasaron 4 años para que los fanáticos pudieran sacarse de encima el polvo de la censura anterior. Pero como si el destino quisiera jugarnos siempre una mala pasada, Iron Maiden anunciaba su debut sin Bruce Dickinson en la voz, quien había sido reemplazado por Blaze Bayley. Fue el jueves 29 de agosto de 1996, en el Teatro Monumental, cuando la fanaticada se hizo presente con absoluto descontrol, siendo implacables con los teloneros Héroes del Silencio, quienes realizaron, seguramente, el show más corto de sus vidas. Así lo recordó Enrique Bunbury, años después. ”Al medio minuto de estar en el escenario yo era todo un escupitajo, pero además empezaron a tirar de todo y le dieron con algo a Pedro en la cabeza. Se cayó con la cabeza abierta y se lo llevaron al hospital. Fin del concierto”. Cuando Maiden salió a escena, Bayley también fue víctima del desatino y desorden, tanto así, que el propio Steve Harris amenazó con terminar el show. “Fortunes of War”, “Blood on the World’s Hands”, “Afraid to Shoot Strangers”, “The Evil That Men Do”, “The Aftermath”, “Sign of the Cross”, “Sanctuary” y otras lograron calmar los ánimos tras la molestia de Harris, sin embargo, todos estaban insatisfechos de estar ahí. Sin duda que la primera cita de esta pareja, terminó con pocas ganas de volver a verse.

1998: otro balde de agua fría

Tras el mal inicio de hacía dos años, los ingleses nuevamente anunciaron visita al país. El show se programó para el 10 de diciembre en la pista atlética del Estadio Nacional y en el marco del Monster of Rock, donde compartirían cartel con grandes bandas como Slayer, Helloween, Criminal y Panzer. Pero en esta ocasión, el motivo de la no presentación vino por parte de los británicos, ya que en 1998 Augusto Pinochet había sido detenido en Londres, lo que motivó a Iron Maiden a bajarse del evento por motivos de seguridad.

2001: creciendo juntos

Entrando en el siglo XXI, el 15 de enero de 2001, los intérpretes de “The Trooper” deciden volver a Chile para presentar “Brave New World”, el cual marcaba el regreso de Dickinson en la voz y de Adrian Smith en la guitarra. Con un país más acostumbrado a recibir grandes eventos, con un acceso a internet bastante masivo, y con fans que ya no eran los adolescentes que, con desparpajo, habían escupido a la bestia un par de años antes, se podía esperar un ambiente inclinado al pleno disfrute del concierto. Éste tuvo como invitado a Rob Halford, quien realizó una presentación tan fantástica que, realmente, igualó a lo que hizo la banda. “The Wicker Man”, “Ghost of the Navigator”, “Brave New World”, “Wrathchild”, “2 Minutes to Midnight”, “Blood Brothers”, “The Clansman”, “Fear of the Dark” y otras, deleitaron a los fans sin que motivos adyacentes amenazaran con frustrar el espectáculo. Podríamos decir que este fue realmente el debut y punto de partida de la relación de los ingleses con Chile.

2004: Eddie, el imponente

Tres años más tarde, el 13 de enero de 2004, Iron Maiden regresaba a nuestro país marcando su tercera visita. La gira del “Dance of Death” ofreció un show que superó en calidad de sonido al anterior, pero que estuvo lejos de sentirse afiatado. En aquel momento, la banda acusaba cansancio y hasta Rod Smallwood declaraba que sería la última gira mundial que realizarían. Los británicos cumplieron, siendo Eddie el que se colgó el protagonismo y le dio al espectáculo el status de imponente. “Wildest Dreams”, “Wrathchild”, “Can I Play With Madness”, “The Trooper”, “Dance of Death”, “Rainmaker”, “Brave New World”, “Paschendale”, “Lord of the Flies”, “No More Lies”, “Hallowed Be Thy Name”, “Fear of the Dark”, “Iron Maiden”, “Journeyman”, “The Number of the Beast”, “Run to the Hills” fueron las escogidas esa noche, pero muchos no quedaron conformes con ese setlist.

2008: en la cima

La bestia volvió a pisar Chile el 9 de marzo de 2008, cuando el mundo entero clamaba por la épica y espectacularidad que le añadían a sus shows. El “Somewhere Back in Time World Tour” agotó los tickets en pocos días, formándose una especie de “movimiento” que pedía trasladar el concierto desde la Pista Atlética al propio Estadio Nacional. Como no resultó, fueron algo más de 28.000 privilegiados los que se dejaron llevar por el delirio absoluto de la banda. Los videos de esa anoche muestran cómo nadie dejó de cantar, agregando una emoción no vista, de manera tan palpable, en sus visitas anteriores. Este show aparece en el documental “Flight 666”, que se editaría después. “The Rime of the Ancient Mariner”, “Powerslave”, “Heaven Can Wait”, “Moonchild”, “Aces High”, “Fear of the Dark”, “Revelations” y “The Clairvoyant” fueron la demostración, a carta cabal, de que la banda ya era legendaria para nosotros, que sus shows eran dignos de agotar las entradas en horas, y de que cantar junto a Bruce es lo mejor que existe para un metalero de esta parte del mundo. Para muchos, este es el mejor show que ha dado la banda en Chile.

2009: tierra fecunda

Impensado era que quisieran volver tan pronto, pero así fue. El 22 de marzo de 2009 agendaron visita en un recinto que siempre ha tratado de probarse como apto para grandes shows: el Club Hípico. Mucho más grande que la Pista Atlética, acogió el show de Maiden con su buena cantidad de pirotecnia, algo que no utilizaron el año anterior. El concierto comenzó a las 20:00 horas y se extendió por casi dos, sumando temas como “Aces High”, “2 Minutes to Midnight”, “The Trooper”, “Run to the Hills”, “The Number of the Beast”, más algunos no tan conocidos y que solo son el deleite para un fan de cepa: “Children of the Damned” y “Phantom of the Opera”, por ejemplo. Muchos asistentes indicaron que este show superó al de 2008 y fue capaz de atraer 65.000 personas, cifra que dejó impresionada a la banda. No es fácil duplicar (en miles de personas) una convocatoria de un año a otro, pero Maiden lo hizo, sentenciando, en 2009, que esta tierra es siembra y cosecha fecunda para la bestia.

 

2011: la costumbre y la pausa

Por fin el Estadio Nacional se dignaba a recibir a Iron Maiden. El 10 de abril se desarrolló este concierto que sería foco de las grabaciones para un futuro DVD. El poder llegar al coliseo deportivo más grande del país motivó a titular esa producción audiovisual como “En Vivo: Live at Estadio Nacional”, un verdadero regalo para nosotros y señal de que esta relación estaba basada en la mutua admiración y que todos los tropezones del inicio habían quedado en el pasado. El show traía su nuevo álbum “The Final Frontier” y fueron teloneados por Kingdom of Hate y Exodus. El setlist fue interesante pero no el mejor que han seleccionado, pues al inicio hubo muchos temas del disco nuevo y eso enfrió un poco el ambiente. Además, el público estaba algo desconectado, quizás más acostumbrado ya a los espectáculos de este nivel y, también, porque la lejanía de la galería del estadio con el escenario era algo nuevo, y muchos no quedaron conformes con no poder ver más cerca la acción.

2013: pasando a otra etapa

Un público compuesto por distintas generaciones llegó al Estadio Nacional ese 2 de octubre para ver nuevamente a la bestia, ahora en el marco de la gira “Maiden England Tour”. Aquellos adolescentes de los ‘90 llegaban a este concierto desde sus trabajos, y muchos de ellos lo hacían acompañados de hermanos menores o pequeños hijos. En este gran tour, Maiden se hizo acompañar de los suecos Ghost, quienes salieron pasadas las 18 hrs a calentar el ambiente, para pasar, posteriormente, al poder brutal de Slayer; los norteamericanos entregaron su furia de manera potente, provocando que desde galería comenzara el éxodo hacia la cancha; mención aparte, el recuerdo que hicieron a Jeff Hanneman, quien había muerto solo unos meses antes. Iron Maiden salió a escena puntualmente y desarrolló su actuación con mucha pirotecnia y complementando con la aparición de Eddie, en diferentes formas. Cerca de 50 mil personas corearon las canciones, pero la diferencia de este show radicó en que la banda ya era traspasada o “heredada” a otra generación, una más joven que se hizo presente, seguramente por primera vez, para iniciar su propia relación con la banda inglesa.

2016: arte y magia

“The Book of Souls” fue la invitación que convocó, otra vez, a 50 mil personas al Estadio Nacional la noche del viernes 11 de marzo. Tras la actuación de The Raven Age, fue Anthrax la que partió el deleite a punta de su thrash sin dobles tintas. “Speed of Light”, la clásica “Children of the Damned”, “Tears of a Clown”, “The Red and the Back”, la majestuosidad de “The Trooper” y “Powerslave”, más otros clásicos coreados a todo pulmón, dieron otra prueba de que aunque pasen muchos años y aunque la banda ya sea adulta y longeva, son héroes de la New Wave of British Heavy Metal y nos traen esa cuota de rebeldía y poesía cada vez que nos vienen a visitar. Por todos pasa el tiempo, pero solo con Maiden cada éxito de ayer gana en frescura. Fue un show excelente, impecable, y que dejó la vara muy arriba para los dos shows confirmados para octubre.

1996, 2001, 2004, 2008, 2009, 2011, 2013, 2016 y ahora 2019 con dos fechas agotadas, otro récord que se anota Iron Maiden en esta relación de amor, admiración e intensidad que, seguramente, ellos tienen con nuestro país y con ningún otro de esta forma. Para nosotros, ellos son embajadores irremplazables de este estilo musical, de ahí esta mágica locura que tiene su base en el rico metal que han desarrollado, pero cuyo espíritu habla de mística, una que en Chile es recogida con fervor y logra que los ingleses quieran siempre volver. Amada doncella, estamos a tus pies.

Iron Maiden anuncia segunda fecha en Chile en el Movistar Arena

Parecía que nunca iba a pasar, pero ahora es toda una realidad, Iron Maiden no solo ha confirmado en segundo concierto en Chile, sino que  esta vez sí que será bastante especial, pues será en el Movistar Arena.

Luego de la venta récord para su show en el Estadio Nacional con capacidad para 63.000 personas, la banda ha confirmado una segunda noche en Chile – su primer concierto en el Movistar Arena – el lunes 14 de octubre, convirtiendo a la banda en la primera agrupación anglosajona en tocar dentro de la misma visita en ambos lugares.

La preventa comenzará el martes 2 de abril a las 11 am y será exclusiva para clientes Entel. La venta general arranca el jueves 4 de abril a las 11.01 am disponible en www.puntoticket.com y, como siempre, habrá una venta exclusiva para los miembros del club de fans.

Método Preventa martes 2 al jueves 4 de abril

*A través de la web:

Para poder comprar durante la preventa en Internet a través de www.puntoticket.com debes ser Cliente Entel.

Debes validarte como cliente Entel, agregar tu número de celular y tu clave Entel, para luego pagar con cualquier tarjeta bancaria.

Puntos de Venta Puntoticket:  

Debes ser Cliente Entel y llamar gratis al *110*951# para recibir un mensaje y así poder optar al descuento.

20% de descuento limitado al 50% de cada localidad disponible en el Arena.

Preventa válida por 48 horas o hasta agotar stock disponible para esta preventa.

Valores:

Bruce Dickinson y el posible retiro de Iron Maiden: “Nunca moriremos aunque estemos muertos”

Con la gira Legacy of The Beast aún en ruta,  con un nuevo concierto en Chile en agenda y con un sinfín de actividades, Bruce Dickinson parece estar, pese a sus 60 años, con más ganas y energías que nunca. El cantante de Iron Maiden estuvo justamente hablando de ello y aquellas posibilidades de retiro que se han rumoreado desde algún tiempo.

Continuar leyendo “Bruce Dickinson y el posible retiro de Iron Maiden: “Nunca moriremos aunque estemos muertos””

Concurso: Gánate el vinilo de “Seventh Son of a Seventh Son” de Iron Maiden

Este mes de Noviembre Nación Rock celebra 7 años de vida,  siete años de mucho sacrificio y pasión que es lo de llevar un medio independiente dedicado única y exclusivamente al rock y metal, lo que de verdad nos apasiona, por tanto la alegría de llegar a estas alturas queremos celebrarla con todos ustedes.

Continuar leyendo “Concurso: Gánate el vinilo de “Seventh Son of a Seventh Son” de Iron Maiden”