Qué tal… Festival. 15 grandes discos de rock chileno en vivo

Qué tal… Festival. 15 grandes discos de rock chileno en vivo

 

El ritual de revivir la experiencia de un concierto es único. Por eso, cuando una banda se propone grabar una de sus presentaciones para plasmarla en un disco “en vivo”, la tarea no es tan fácil. El formato debe cumplir con varios parámetros: desde los más básicos como tener un buen setlist y sonar bien, y otros más de oficio como tener plan-b para imprevistos y que el público se haga sentir y quede su eco en el registro final (esta, casi condición sine qua non).

En la patria, este tipo de discos no son comunes. Si bien el “en vivo” como objeto empezó con el inmortal LP En El Astor de Buddy Richard en 1970, la producción que conllevaba grabar estos álbumes, más las vicisitudes históricas del proceso dictatorial post-1973, poco ayudaron para su proliferación. Ya a finales de los 80, comenzaron aparecer algunos registros, como los discos Gira Al Sur de Congreso (Alerce, 1987) o En Vivo: Gira 1988 de Los Jaivas (CBS, 1989), ambos editados en formato casete y que hoy se encuentran descatalogados. De ahí, hay que trasladarse a 1996, donde aparece una de las grandes joyas de la música nacional: el MTV Unplugged de Los Tres. Grabado en Miami, este disco es la quintaesencia de los registros en vivo realizado por un grupo chileno, además de ser uno de los mejores realizados por la cadena televisiva, y uno de los únicos 100% desenchufados de la serie (el único en que se utilizaron micrófonos análogos, según cuentan sus técnicos).

Si bien en el país aún se miraba con lejanía el formato de disco en vivo, ese unplugged ayudó para que muchos otros músicos comenzaran a pensar en grabar sus presentaciones y editarlas ya en el nuevo formato que heredó la década: el compact disc. Así pasó, por ejemplo, con Los Miserables en 1999, quienes graban en doble instancia los discos Retroceder Nunca, en la ex-Discoteque Laberinto en formato eléctrico, y Rendirse Jamás, concierto semi-acústico en la Sala SCD Bellavista. Tres años más tarde, Lucybell celebra diez años de carrera lanzando Sesión Futura, disco que rescata la íntima y recordada presentación que la banda realizó en el Teatro Cultural 602 de Providencia, de la cual también existe un DVD con el registro audiovisual.

Sin más introducción, acá va nuestra lista con los que consideramos son los 15 mejores discos en directo del rock chileno:

folderMTV Unplugged
Los Tres
1996, Sony Music

“Grabar cuecas en Miami era muy marciano y muy especial”, cuenta Álvaro Henríquez, veinte años después del lanzamiento de este icónico disco, incluido el casco militar frente a las cámaras. Era 1995, época donde el rap, el techno y el rock alternativo eran las músicas favoritas de los adolescentes. Sin embargo, Los Tres deciden mirar el cancionero popular chileno para volcar su creatividad y brindar una de las mejores performances que vio pasar MTV en su formato unplugged. Si Nirvana se había “arriesgado” en su presentación invitando a unos desconocidos Meat Puppets para interpretar sus canciones, lo de los penquistas fue un golpe a la cátedra. Incluyeron dentro de un setlist exquisito una canción nueva (‘Traje Desastre’), dos cuecas choras de Roberto Parra -cuando tocar cuecas era visto como una resistida tradición dieciochera-, lanzaron como single el foxtrot ‘Quién Es La Que Viene Allí’ (también del Tío Roberto) y vendieron 150.000 copias del CD, posicionando a la banda como la mejor de su generación. Un registro mágico, que ha dejado una huella indeleble en el cancionero popular gracias a su sonido acústico y de fusión rockera-folklórica. Parte de la genética de lo que nos gusta llamar “rock criollo”.

folderEstadio Nacional
Los Prisioneros
2002, Warner Music

Junto con el citado Unplugged de Los Tres, tal vez el único registro en vivo capaz de llevar el cartel de “histórico” sin que le pese. Por ese entonces nadie lo esperaba, después de todo lo que se habían dicho, de los escabrosos detalles que ya por ese entonces se habían ventilado. Pero pasó. Los Prisioneros se habían reunido y repletaron dos veces el Estadio Nacional para celebrarlo. Pese a que era una banda aún en rodaje, el concierto los mostró en gran forma, con excelente sentido del humor y a la altura de lo que todos los que estuvimos ahí esperábamos. Canciones de todos sus discos, espacio para notables composiciones menos conocidas como ‘Por Favor’, hueveo declarado en ‘Maldito Sudaca’, e incluso se dieron el gusto de hacerle espacio a rarezas como ‘Mal De Parkinson’ y ‘Generación De Mierda’. “Perdonen que toquemos estas que no son tan famosas, pero es que nos gustan”, replicaba González. En Chile no contamos con demasiados conciertos históricos, este es uno de ellos, y tenemos que atesorarlo.

folderSesión Futura
Lucybell
2002, Warner Music

Eran los últimos aleteos de masividad del rock alternativo en Chile. A principios de la década del 2000, Lucybell sonaba como cañón en vivo, llenaba todos los lugares donde tocaba y la vibra que generaba con el público era algo bien parecido a la inaccesibilidad y la relación idolátrica, propia de las estrellas de rock. Todo eso se capta a la perfección en Sesión Futura, su registro en vivo de la época de Amanece (2000), tal vez su disco de mayor exposición y, por cierto, uno de los mejor logrados, pese a no contar con la misma cantidad de hits que sus predecesores. Por lo mismo, el setlist tiene fuerte base en este disco, pero de todas formas se hace espacio para recorrer la discografía entera de la época de oro de la banda.

folderCongreso De Exportación. La Historia De Un Viaje
Congreso
2004, Machi

Congreso es una de esas pocas bandas que nos pueden hacer devolver en el tiempo con su música. Son más que patrimonio, sino que un testimonio sonoro. Hay algo en el color de voz de Pancho Sazo que es profundamente evocador. Y hay algo en su musicalidad que, pese al paso del tiempo, hace que nos entreguemos a la experiencia de oírlos y fluir en el mar de imágenes que rememoran. Este concierto realizado en el Teatro Oriente en 2003 es eso, una experiencia sonora. Un “estar ahí”. Pero esa sensación no se despertaría si la ejecución y producción no estuvieran a la altura. Para nuestra suerte, si hay una banda en el país que destaca por sus impecables presentaciones en vivo, ya sea en pequeños o grandes escenarios, esa es Congreso. Profesionalismo a prueba de improvisaciones. Dedicado al fallecido Jaime Vivanco, tecladista de la banda entre 1986 y 2003, Congreso De Exportación es una muestra de la enorme calidad y vigencia que poseen los de Quilpué sobre un escenario, donde se dan el lujo de reinterpretar su propio cancionero, con arreglos acorde a los tiempos y al momento de la misma banda, quienes se despechan, quizás, las mejores versiones registradas para algunos de sus clásicos como ‘La Loca Sin Zapatos’, ‘Heroína De Nueva York’, ‘Hijo del Diluvio’, ‘Volantín De Plumas’, ‘Impresiones De Agosto’ y ‘Los Maldadosos’. Una muestra que los clásicos no pasan de moda.

folderChancho 6
Chancho En Piedra
2004, Sony Music

Lo de Chancho En Piedra es el directo. Para cualquiera de los que añoramos ver al rock nacional llenando estadios, moviendo masas, generando toda una imaginería entre la banda y sus fanáticos, los Chancho hasta bien entrados los 2000 eran la panacea. Y Chancho 6 capta todo eso, en el registro de un concierto de 2003 a Estadio Víctor Jara lleno, que muestra a una fanaticada comprometida y enfervorizada por una de las bandas que mejor encarna el espíritu de lo que significó ser joven a fines de los 90. Sobredosis de funk rock, diversión, energía, cortesía de una banda que, ante todo, toca muy bien. Cuando la banda interpreta la clásica ‘Guach Perry’, lo hace convencida de que está tocando la mejor canción de la historia del rock chileno. Y por esos 7 minutos, te convencen.

folderLa Hora Feliz (En Vivo + Invitados)
Ángel Parra Trío
2002, Warner Music

En estricto rigor, este no es un disco de rock. La Hora Feliz es una excusa para celebrar la música “sin apellido”, pero con una propuesta declarada de evocar y rescatar lo popular a través de su particular estilo de interpretar el jazz. Para este registro, el ensamble compuesto por Ángel Parra, Titae Lindl, Moncho Pérez, y sus colaboradores Camilo Salinas y Raúl Morales, rompe todos los prejuicios, y en un ejercicio que desbordó virtuosismo y buen gusto, se despacharon un setlist fuera de serie, que incluyó standard jazz, foxtrot, bebop, cueca, música electrónica, surf rock, bossa nova, balada y swing. Para sostener este abanico irrepetible de matices sonoros en un mismo concierto, APT contó con un ejército variopinto de invitados, todos sumándose al ritmo y feeling que tuvo el quinteto esa noche en el Teatro Oriente. Improvisación y complicidad en armonía perfecta. ¿Canciones destacadas? Una por cada momento de este doble CD: ‘Play The Blues And Go’, ‘Save The Waves’, ‘Fruta & Pollo’ y ‘Just A Gigolo/I Ain’t Got Nobody’. Una joya dentro de nuestra discoteca, qué duda cabe.

folderRendirse Jamás
Los Miserables
1999, Warner Music

El fin de siglo representó para Los Miserables su época dorada. Firmaron con Bizarro Records (una filial de la gigante Warner Music), lo que les significó poder ir al extranjero a grabar su disco Miserables (1998) y la maquinaria necesaria para una mayor exposición mediática. Para 1999, la banda estaba lista para su primer directo, así que preparó la grabación de dos discos: Retroceder Nunca, registro eléctrico propio de su sonido; y Rendirse Jamás, una propuesta completamente diferente y novedosa, en donde Los Miserables realizan versiones semi-acústicas de sus canciones. Acá, su filoso punk se dejó escuchar en clave íntima, pero no menos potente. Los arreglos realizados a sus canciones son realmente minuciosos, una mezcla de melodías cálidas como el ska, el reggae y el soul, y el protagonismo de la guitarra criolla que entra en sintonía con la Nueva Canción Chilena, con su rabia acústica y su canto sin gritos. ¿Qué más punk que romper las fronteras del estilo y hacerlo “a la chilena”?

folderYo Soy Weichafe
Weichafe
2007, Oveja Negra

Eran los tiempos en donde Pierattini, Hidalgo y Da Venezia se paraban en cada tocata y lo daban todo, siempre con la esperanza de que esa garra, y las buenas canciones, fueran argumentos suficientes para sacarlos del circuito emergente. Yo Soy Weichafe muestra el peak de la primera etapa del power trío, previo a su receso. Lo lindo de este registro radica en que, curiosa y patudamente, los que durante años asistimos religiosamente a sus tocatas para 100 o 200 personas, al llegar ese día al Galpón Víctor Jara sentíamos que estábamos formando parte de algo importante, de un registro audiovisual que quedaría para la posteridad. Después de esto, vino la reunión, la lamentable salida del “Negro” Hidalgo, y los guerreros peleando en serio un puesto en la titularidad del rock latinoamericano. Pero esa ya es otra historia.

folderFreno De Mano
Los Tres
2000, Sony Music

Por favor, no olvidemos nunca -por mucho que en la actualidad la banda se empeñe en que lo hagamos- que Los Tres son de lo más grande que nos ha entregado Chile. Freno De Mano ayuda un poco a este ejercicio de memoria, siendo el testimonio sonoro de que su primera etapa fue un hito irrepetible en el rock chileno. Y en su propia carrera. Este disco, que recopila extractos de los distintos conciertos de su pequeña gira de despedida, permite remontarse a una época en donde las canciones de la banda escupían desidia e intriga, donde el virtuosismo estaba al servicio de una incombustible intensidad. Sonido impecable, covers varios que se salen de la monotonía de las típicas versiones del Tío Roberto y Buddy Richard, intervención de Makiza en ‘Somos Tontos No Pesados’, y el gran Camilo Salinas como quinto integrante en los teclados, son algunos de los elementos que hacen imperdible este registro.

folderLos Jaivas En Vivo: Gira 1988
Los Jaivas
1989, CBS Records

Resulta curioso que nos cueste encontrar un registro oficial en vivo a la altura del nombre de Los Jaivas. La temprana partida de Gabriel Parra en 1988, sin duda, merma las opciones. Sin embargo, existe un directo que muestra a la banda en su momento cumbre. En Vivo: Gira 1988, es el testimonio del último concierto de Gabriel, 5 días antes de su fatal accidente. Editado al año siguiente, resulta profundamente conmovedor escuchar en acción la Ludwig Octoplus en todo su esplendor, siendo la guía orquestal para los pianos de sus hermanos Claudio y Eduardo, y las cuerdas de Mutis, Flores y Gato, todos en función del irrestricto “sonido jaiva” de marca registrada, cuyas pulsaciones resuenan en las inmortales ‘Mira Niñita’, ‘Arauco Tiene Una Pena’ y ‘Sube A Nacer Conmigo Hermano’. Como es un disco ya descatalogado y nunca reeditado ni remasterizado, lo que hoy podemos escuchar es la digitalización del casete que lanzó el sello CBS en 1989 del recital realizado en el Teatro Teletón, y grabado por la Radio Tiempo. Un pequeño tesoro oculto dentro de una discografía insigne de la música popular chilena.

folderAkinetón Ao Vivo
Akinetón Retard
2005, Mylodon Records

Para quienes pertenecemos al mundo profano del rock y el pop, hablar de una banda como Akinetón Retard no es fácil. Claro, más allá de decir que son, tal vez, la banda de jazz fusión más famosa de Chile desde Fulano. Tal vez es la irreverencia, y el tremendo sentido del humor que tienen, el que hace que Akinetón aparezca en el mapa del rock de vez en cuando. Akinetón Ao Vivo ayuda un poco a entender esto, en una perfecta muestra de lo que la banda muestra en directo: créanme, si al tercer tema ya se empiezan a sentir agotados entre tanto virtuosismo (el mismo Vicente García Huidobro lo dice en la intro de ‘Cansancio’), por favor aguántense hasta la improvisación vocal de ‘Copenaghen Shtorba’: delirante, graciosa e imperdible.

folder15 Años… ¡Sin Niun Brillo!
La Floripondio
2009, Oveja Negra

“Bajando desde Olmué viene un batallón de gente vacilando. Y sonriendo. Y celebrando. Y vacilando, vacilando también”. Pocas bandas se mueven tan bien en el escenario y logran una comunión sublime entre performance, buen sonido e interacción con el público. La Floripondio es eso y más. Los de Villa Alemana saben hacer show, con todo lo que ello implica, y para la celebración de su decimoquinto aniversario en 2007, quisieron dejar un testimonio en vivo: 15 Años… ¡Sin Niun Brillo! es sinónimo de “carrete y carrete”. La fiesta popular interminable en clave rock, realizada en el Ex-Estudio Gigante, fue una bomba de sonido. Y cuando decimos “clave rock”, nos referimos al eufemismo para sintetizar el funk, el ska, el punk y el reggae presente en sus melodías, matices suficientes para elaborar uno de los discos en vivo con más garra realizados en Chile. Y cuando decimos “bomba de sonido”, es, simplemente, dejar la cagá’. Para terminar bailando como mono en fiestas perdidas.

folder¡Ahora!
Fiskales Ad-Hok
2000, CFA Discos

Con casi 15 años de rodaje a cuestas, los Fiskales Ad-Hok tomaron la decisión de lanzar su primer registro en vivo en el ya lejano año 2000. Sintieron que era el momento, y sus tres discos editados a la fecha -considerados la columna vertebral del punk chileno- los avalaban. Lo dice su titulo: ¡Ahora!, y sin duda, fue el reflejo de una de las mejores etapas de la banda, que ya había alcanzado estabilidad y un amplio repertorio de canciones, que en vivo eran (y son) una experiencia catártica. Para los que hemos visto a los Fiskales en acción, sabemos la intensidad de sus shows; la capacidad de Álvaro España para sostener un concierto punk con todas sus letras. Un frontman como pocos en la nación. ”En este país culiao, lo único que se puede sentir es odio”, dispara en los primeros segundos, como molotov en protesta, para luego dar paso a un setlist de 22 canciones en 50 minutos, donde la velocidad de los riffs y la vehemencia de la batería encienden escenario, cancha y parlantes. Realmente demoledor, pese a que la acústica de La Batuta y la ingeniería del sonido no acompañaron aquella jornada, y hagan que el disco no pueda ser disfrutado de manera cabal.

folderUn Ruido Inmenso De Rock
Supersordo
2000, CFA Discos

Uno de los grandes mitos musicales del underground nacional son, sin duda, los Supersordo. Forjados en el seno del punk y el metal de fines de los 80, la banda moldeó un inquietante y crudo sonido, inclasificable aún para los críticos más avezados. Transformados en una de las leyendas urbanas del rock, luego de dos discos y antes de su separación, la banda graba su directo Un Ruido Inmenso De Rock, bajo etiqueta CFA Discos. Las versiones que nos dejaron los cuatro músicos son el mejor registro de lo que fue Supersordo: sonido intenso, descarnado y en bruto, que se deja oír entre gritos y distorsión sin concesiones, superando incluso a las versiones editadas en estudio. Una densidad sonora pocas veces escuchada en la patria que dejó un legado musical aún en ciernes.

vivoFulano Vivo
Fulano
2004, Independiente

La omnipresencia de Jaime Vivanco en esta lista no es casual. El insigne tecladista de jazz nacional formó parte de Congreso y Fulano, y ambas bandas le rindieron tributo en vivo. Pero a diferencia de los primeros, Fulano elabora este disco en base a compilaciones de canciones ejecutadas en las últimas presentaciones del llamado “Doctor Vertical”, tanto en Santiago como en una acotada gira al sur del país en 2003. Con este trabajo la banda decide despedirse y anuncian su primera separación. Fulano Vivo serviría como testimonio del relato que comenzaron a escribir desde mediados de los 80, donde dieron una lección de jazz fusión, rock progresivo y música experimental, cuyo resultado fue una quimera contracultural que saltó del underground antidictatorial a la élite progre de vanguardia. ‘Basura’, ‘Lamentos’, ‘Suite Recoleta’, ‘Sentimental Blues’ son las canciones que van brotando desde el virtuosismo instrumental y vocal, cuya complejidad creativa se fusiona con sus letras irónicas y contestatarias, dejando finalmente sus frutos: canciones a prueba de oídos inquietos en un directo exquisito, que suena tan pulcro como la ejecución de las canciones. Improvisaciones incluidas.

Por Felipe Godoy O. y César Tudela B.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *