Slash en Chile: El privilegio de un largo recorrido

Slash en Chile: El privilegio de un largo recorrido

Teatro Caupolicán, miércoles 4 de marzo, 2015

La caminata por calle San Diego ya nos adelantaba lo que viviríamos la noche del 04 de marzo en el Caupolicán, los looks ochenteros, las poleras de Guns N’ Roses, Skid Row, pantalones de cuero, nos traían a la memoria aquellos tiempos pasados en que los pelos escarmenados pululaban por las calles del mundo, desde el Sunset Boulevard hasta nuestras tierras.

El show previo estuvo a cargo de Angelo Pierattini y su banda, con un repertorio correcto, algunos guiños al rock clásico y la presencia escénica a la que nos tiene acostumbrado el frontman de Weichafe, que en media hora pudo mostrar parte de sus canciones de su carrera solista.

El plato fuerte no se hizo esperar, faltando 1 minuto para las 21:00 hrs., la hora pactada, entra a escena el gran Slash, quien tranquilamente se dirige al costado del escenario, se calza su Gibson al hombro y comienza a rasguear mientras el resto de la banda se instala, se escuchan los primeros acordes de “You’re a Lie” de su disco Apocalyptic Love y comienza la fiesta. Una fiesta que tendría tantos ingredientes como la extensa carrera de Slash, pero que tuvo sus puntos más altos  en aquellos clásicos de Guns N’ Roses, como “Nightrain”, la segunda de la noche.

Luego volveríamos al disco del 2012 con “Standing in the Sun” y de ahí directo al 2010 con “Ghost” (cantada originalmente por Ian Astbury de The Cult, en el disco homónimo del guitarrista) y “Back From Cali”, la primera participación de Miles Kennedy en un registro discográfico, quien a esas alturas del show ya se había ganado al público con su tremendo talento y carisma, al punto de generar cómplices enlaces con personas puntuales del público, tanto de las primeras filas como también con algunos apasionados de la galería.

slash2

“Wicked Stone” fue el primer corte del disco nuevo, seguido de “Too Far Gone” del mismo World On Fire lanzado el 2014. De ahí de vuelta a los clásicos, al Use Your Illusion y “Double Talkin’ Jive” y aquel magistral solo, que lamentablemente no sonó tan fiel al original, quizá por la afinación de la guitarra. El teatro casi se vino abajo al escuchar los redobles de “You Could Be Mine” una de las canciones más populares de Guns N’ Roses, en que personalmente me transportó a los 12 años, el año 1991 y el recuerdo de no haber podido asistir a aquel ya mítico show que dio la banda de Los Angeles en el Estadio Nacional, con eso ya me daba por pagado, se me erizaron los pelos y pude sentir como una misión cumplida presenciar aquel clásico en vivo y en directo.

La jornada seguía saltando entre las distintas etapas con “Dr. Alibi” del 2010 (cantada por Lemmy  en el disco), “You’re Crazy” del Appetite for Destruction, ambas interpretadas por el bajista  Todd Kerns; siguió “The Dissident” del 2014 y “Beneath the Savage Sun” uno de los temas más destacados del último trabajo de la banda, con un sonido más pesado y arrastrado, además de las variaciones vocales de Kennedy, por algo lo eligieron como el sexto single del disco en Enero de 2015.

“Rocket Queen” nos trajo la nostalgia y el derroche de virtuosismo de Slash, que se mandó un solo de más de 15 minutos en medio de la canción, un momento que es poco habitual por su extensión y que muchos aprovecharon para ir al baño al ver que la inspiración del guitarrista no decaía.

slash3

“Bent to Fly” y “World on Fire” nos iban adentrando en la última curva de la noche, segundo y primer single respectivamente del disco del año pasado, la homónima muy conocida por el público y que fue saltada y coreada a rabiar. Punto a destacar en el público fue que gran parte conocía todo el repertorio, algunos solo disfrutaban las canciones nuevas y otros, los más acérrimos rockeros solo se despeinaban con las canciones que lanzaron a la fama Axl, Izzy, Dizzy, Matt, Duff y el estelar de la noche, Slash.

“Anastasia”, otra muestra del virtuosismo de Slash nos vino a presentar la guitarra de doble mástil, en aquella gran composición del disco lanzado en 2012, con esos tintes casi de música clásica que Slash interpreto a la perfección y Miles Kennedy también por su parte se lució en la voz. El resto de la banda ejecutó de manera correcta todo el repertorio, todos se mostraron muy impactados y contentos del recibimiento de los casi 5.000 espectadores que llegaron a San Diego.

slash1

La recta final vino de la mano de tres grandes canciones: “Sweet Child O’ Mine” y otra interpretación perfecta del Sr. Hudson; “Slither” fue la despedida falsa y la única presencia en el setlist de la etapa de Velvet Revolver, que sirvió de antesala para la habitual canción con que cierran los shows: “Paradise City”, coreada de principio a fin por todo el teatro, en una despedida llena de colores, papel picado y agradecimientos. Incluso un accidentado tuvo, que se lanzó desde la galería a un costado del escenario, esperamos que el porrazo que se dio no haya pasado a mayores, de todos modos su acrobacia no opacó el final del show, ya que pasó casi desapercibida.

En conclusión un concierto redondo para todo aquel que ha disfrutado de los más de 25 años de carrera de Slash y todas sus etapas, poco disfrutado para aquel ochentero “gunner”, un privilegio para todos presenciar a uno de los más grandes y virtuosos guitarristas de la historia del Rock, que dio comienzo a este mes de Marzo que viene muy cargado a los grandes shows.

Por Miguel Ángel Pérez

Fotos: Jerrol Salas

Álbum de fotos 

Setlist:

  1. You’re a Lie
  2. Nightrain
  3. Standing in the Sun
  4. Ghost
  5. Back From Cali
  6. Wicked Stone
  7. Too Far Gone
  8. Double Talkin’ Jive
  9. Dr. Alibi
  10. You’re Crazy
  11. The Dissident
  12. Beneath the Savage Sun
  13. Rocket Queen
  14. Bent to Fly
  15. World on Fire
  16. Anastasia
  17. Sweet Child O’ Mine
  18. Slither
  19. Paradise City

 

2 thoughts on “Slash en Chile: El privilegio de un largo recorrido

  1. El setlist está mal !
    Falta world on fire…Anastasia…entre otros.
    Fue lo mejor de lo mejor…myles es un amor con el público <3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *