Cancionero Rock: “Creep”- Stone Temple Pilots (1993)

Los noventas fueron la década de la honestidad brutal, especialmente en el rock. Es prácticamente la esencia que se reflejó en la canción “Creep”, una de las más célebres de Stone Temple Pilots, algo que se escucha apenas empieza con la guitarra acústica. La misma que habla de “la mitad del hombre que solía ser”, una frase con la que recordamos a Scott Weiland, el vocalista rockero más carismático y controversial de la década.

En nuestro léxico, no es fácil hallarle una traducción a “Creep”, pero al escuchar la melancolía en la que nos sumerge la banda de San Diego, plasmada en este sencillo, pensaríamos que se trata de la palabra humillante a la que se refiere el bajista y segunda voz, Robert DeLeo: bicho raro, esperpento, entre otras, como veremos más adelante. O como lo explicaría Scott Weiland en 2014: “Es la idea de ser una persona joven en algún lugar, atrapado entre ser aún un niño y volverse un hombre joven. Es esa apatía de la juventud, ese cuestionamiento a ti mismo, el no sentir que encajas en alguna parte”. La atormentada vida del vocalista, una lucha constante entre el talento y las adicciones, se vio reflejada en este sencillo, escrito cuando él tenía 25 años. Por otra parte, el menor de los DeLeo es co-autor de las letras y compositor de la música en esta canción.

“En lo musical, estaba pensando en una canción basada en las líneas de ‘Heart of Gold’ de Neil Young, la cual está escrita en tono de Re menor, el tono más triste de todos. Scott estaba pensando en las letras, y en ese entonces luchábamos por llevar bien nuestras vidas. Sobre lo que Scott estaba escribiendo era una situación de la vida real. Y también era sobre mí, el asunto acerca del arma. ‘Creep’ es una palabra muy humillante. Fue una de esas instancias en que nos miramos a nosotros mismos, nos vimos frente al espejo”. Con esas palabras, Robert DeLeo explicó el significado tras el tercer sencillo del álbum debut “Core” y de toda la discografía de Stone Temple Pilots, el que comparte título con el mega hit de la banda inglesa Radiohead, reversionado hasta el cansancio por un buen puñado de artistas. Y claro, la frase “Bobby’s got a gun” en la segunda estrofa es la referencia de la que habla el bajista.

La música no es de grandes pretensiones. “Creep” está basada sobre guitarra acústica, dejando que Dean DeLeo, el hermano mayor, le dé matices de guitarra eléctrica sobre el estribillo. Aunque Eric Kretz le pega fuerte a la batería en la mayoría de las canciones (como en “Sex Type Thing” y “Plush”, los dos anteriores sencillos), acá le baja el volumen y las revoluciones, sin competir con el resto de la banda. Y es en el coro donde está una de las declaraciones de principios que el vocalista se llevó hasta sus últimos días: “I’m half the man I used to be”, a lo que la segunda voz responde “This I feel as the dawn it fades to grey”.

El video en blanco y negro, dirigido por Graeme Joyce, deja en evidencia la sensación de desencanto. El fuerte de Scott Weiland es su expresivo registro vocal, evidentemente, pero en el videoclip vemos esos matices en su expresión facial, su mirada que no oculta las malas pasadas con las que ha tenido que luchar. La ambientación es bien sencilla, bajo presupuesto, una pieza empapelada con fotos de músicos y los cuatro integrantes de STP sentados en el comedor con unas viejas revistas (Life y Esquire destacan ahí). Es la opción que prevaleció como soporte audiovisual tras bajarse la propuesta que Gus Van Sant tenía para “Creep”: las referencias a sexo y drogas eran demasiado fuertes para esa época.

Aunque en la radio y en el álbum “Core” escuchamos “Creep” con sus 5 minutos y 33 segundos, en el videoclip está un poco resumida la canción, con 5:01. Y más aún, la entonación de Scott Weiland cambia en la mitad de la segunda estrofa: “Think you’re kinda neat / Then she tells me I’m a creep / Friends don’t mean a thing / Guess I’ll leave it up to me”. Es el cambio de tono en esas líneas el que emociona a quien se tope con el videoclip en la TV o buscando en YouTube.

Poco importa que Stone Temple Pilots no tenga una canción en el Billboard Hot 100 aparte de “Sour Girl” en el #78. Si bien “Creep” apareció en el #12 del Alternative Songs y en el #2 del Mainstream Rock, ambos listados del Billboard, la canción se convirtió en un indispensable de la banda de San Diego, con toda la rotación radial y de TV, desde 1993 hasta ahora. Y fue una de las que se vinieron a nuestras cabezas cuando recibimos la noticia de que Scott Weiland se había ido de este mundo.

Por Carolina Plaza Vilches.

Comentarios

Loading Facebook Comments ...