Cancionero Rock: “Disposable Heroes” – Metallica (1986)

Cancionero Rock: “Disposable Heroes” – Metallica (1986)

El tercer álbum de Metallica, “Master of Puppets”, es considerado por músicos y especialistas como el disco mejor producido y más esencial de la banda. Con este LP llegaron a mucho más público y cimentaron su fama, tras  las buenas críticas que ya venían poniéndolos en el foco desde  sus anteriores placas. Con el tiempo, vendería 6  millones de copias solo en Estados Unidos y cerca de 12 a nivel mundial, ya que cada tema es una complejidad musical que solo habla de inspiración, creatividad, excelencia de ejecución y metal del mejor.

El disco, claramente, tiene insignias, aquellos temas que jamás saldrán de un setlist por más que pasen los años; pero el mismo gran peso de esos himnos ha opacado otras obras excelentes que trae este álbum, y una de ellas es “Disposable Heroes”.

Esta pieza antibélica dura más de ocho minutos y en ellos el protagonista va desencadenando sus vivencias sobre la guerra. Comienza con un ataque de bombo bajo y un trémolo de mucha velocidad. En realidad, la canción tiene 3 tempos: el narrador en voz principal, cuando el soldado deja de narrar y vuelve al campo de batalla, acelerando el ritmo, y los coros que hacen la vez de los generales dando las órdenes. La idea era que los riffs acelerados y los vertiginosos solos reflejaran los combates, en una frenética carrera musical que nos mete de lleno en una espiral de muerte, marcada por la demencial consigna de morir en el frente. Hammett realmente impresiona por la fluidez con la que pasa por diversos estilos en este tema; se lleva bien con el bluesy, luego pasando al hard rock y llegando a la escala del metal clásico, cercano al NWOBHM.

Los solos de Kirk, al final de cada verso, buscaban imitar la música que se veía en películas de guerra. Cliff está en un gran nivel en todo el disco, y en “Disposable Heroes” colabora como un gran maestro en la construcción de la atmósfera. Y por sus múltiples cambios de ritmo, sin duda que es una de las mejores interpretaciones de Lars Ulrich.

El tema narra  la lucha de un soldado en el campo de batalla. Los coros representan un diálogo entre este soldado (en voz de Hetfield) y las órdenes que recibe del alto mando. En un segundo plano, hay una crítica a la indiferencia de la sociedad con estos jóvenes cuando regresaban a la vida en comunidad. Los soldados como un número, sin importar quiénes eran… hijos, padres… solo contaba cuántos enemigos habían asesinado.

De vuelta al frente
morirás cuando yo diga, debes morir.
De vuelta al frente
cobarde
sirviente
ciego.

Por la compleja ejecución, no siempre es parte del setlist en los shows de la banda; pero cuando lo ha sido, es una invitación a ser parte de la mejor fiesta metalera; además, es un gran desafío para las muñecas de quienes se atreven a sacarla en guitarra. y como canción de Metallica, ha quedado injustamente a la sombra, aunque como creación musical valga su peso en oro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *