Conciertos que hicieron historia: Incubus – The Morning View Sessions (2001)

Conciertos que hicieron historia: Incubus – The Morning View Sessions (2001)

El 23 de octubre de 2001, Incubus lanzó su álbum Morning View. El quinto álbum del grupo fue lanzado en esa fecha en Estados Unidos y con motivo de la ocasión, Incubus ofreció ese día un concierto en los Sony Music Studios de Nueva York, que se retransmitió en directo en más de un centenar de emisoras de radio y quedó como un sólido registro para la posteridad, un registro que por estos días podría recobrar mayor significancia ad portas de cumplirse 20 años, pues nos mostró a los californianos aún con esa energía e inspiración emanada del paradisíaco lugar donde grabaron uno de los álbumes más exitosos de su carrera, Morning View Drive, en Malibú.

En esencia era eso, pero también hay canciones de “S.C.I.E.N.C.E.”, “Make yourself” que pasan mientras un preparadísimo Brandon Boyd se compenetraba en las interpretaciones, Mike Eizinger hacía estallar de buen sonido sus riffs en la guitarra, DJ Kilmore estuvo atento a la jugada en todo momento y con la línea rítmica de José Pasillas y Dirk Lance que sorprendía al grado del virtuosismo. Los únicos álbumes que no aparecen mediante las canciones tocadas son “Fungus Amungus” y “Enjoy Incubus” y la verdad es que no fue necesario, el foco estaba en el presente, en el futuro.

El concierto no se grabó de una forma tan común, conservando un cierto aire de las realizaciones íntimas desenchufadas de MTV, pero la diferencia es que acá estaban totalmente enchufados y sonando a todo cañón (sin embargo los momentos emotivos y de sacar los cables a los instrumentos llegaban en “Mexico” y una versión inolvidable de “Drive”). La tónica era la banda en el escenario (justo en el medio en este caso) y los oyentes sentados en sillas a su alrededor, eso le daba al concierto un ambiente especial, nada mal. Las imágenes son claras y limpias, no distorsionadas como en el caso de “When Incubus attacks Vol. 2”.

El sonido y el video son geniales. Las tomas mostraban a todos los miembros de la banda. Claro, hay un poco más de enfoque en Brandon Boyd, ya que es el cantante principal y deleite para muchas chicas en el momento. Pero los otros miembros de la banda obtienen una buena cantidad de tiempo en la cinta. La atmósfera que te deja sentir el DVD también es buena. Algunas de las variaciones en vivo son realmente impresionantes ( el bajo en ‘Glass’, la variación vocal en ‘The Warmth’ como ejemplos). Nada era rígido ni apegado a estructuras, pero sí estaba muy bien preparado. El remate intensificado con ‘Just A Phase’, ‘Nice to Know You’ y ‘Wish You Were Here’ dejó unos de los más memorables cierres de conciertos en su historia. Aún se disfruta mucho considerando las tantas veces que han tocado esas canciones.

Incubus tocó casi todas las canciones de “Morning View” y también invitó a los asistentes a recordar temazos como ‘Pardon Me’, ‘Stellar’ y ‘The Warmth’ del álbum “Make Yourself” y ‘Glass’ y ‘New Skin’ de “S.C.I.E.N.C.E.”. Además de tocar música en vivo, aquel registro en DVD de The Morning View Sessions que fue lanzado en mayo de 2002, contiene todas las letras, muchas fotos, imágenes únicas detrás de escena y el videoclip original del sencillo ‘Wish You Where Here’. Otro detalle a considerar: el DVD se produjo con el mismo equipo (Sony CineAlta 24P) que se utilizó para Star Wars Episodio 2: Attack Of The Clones.

Es verdad, no fue un concierto a gran escala, en un gran estadio o con todo en llamas, pero el carácter de íntimo y el lugar en el tiempo patentaban un momentazo en la historia del grupo. La cantidad de buenas canciones del disco lo avalaban, sin dejar de presentar un gran pedazo de su pasado noventero. No es ninguna sorpresa que la banda, 20 años después, quiera revivir un momento tan mágico en sus vidas y carrera profesional como el que dejó ese gran disco llamado Morning View y por supuesto, esta distendida, potente y cautivante sesión.