Disco Inmortal: Cream – Disraeli Gears (1967)

Disco Inmortal: Cream – Disraeli Gears (1967)

Cream ya había experimentado en su disco debut fusionando lo mejor del  blues de la escuela americana con el rock sicodélico inglés de aquel entonces. Aunque en ese debut titulado Fresh Cream (1966) la mayoría de las canciones-y como todo debut de banda clásica sesentera- se componía de versiones de otros artistas, en su mayoría bluseros.

En esta segunda entrega los créditos van totalmente dirigidos al trío en especial; más algunos colaboradores y letristas que empezaron a surgir de la necesidad de complementar esta obra. Es así como se incorpora Pete Brown, un personaje del jazz y de la poesía de aquel entonces para aportar en la lírica. Para Disraeli Gears su participación fue imprescindible. También fueron parte los Pappalardi, marido y mujer, Félix y Gail. En una época que mucha gente entraba y salía del estudio, para orgullo de los propios Cream, incluso la gran Aretha Franklin y Otis Redding, todo esto a consecuencia de que en esta oportunidad fueron invitados a grabar en los Atlantic estudios en Norteamérica.

El asunto vocal siempre fue un tema coyuntural en la banda británica. Si bien Jack Bruce era el cantante principal, de alguna forma Clapton se transformó en el consentido de la casa discográfica liderada por el legendario turco-americano Ahmet Ertegun. La discográfica quiso que Clapton fuera definitivamente la cara visible de la banda y lo alentaron a que se comprometiera más en términos vocales.

Es así como a regañadientes cobra principal protagonismo su vocalización para ‘Strange Brew’ , dónde solo pudo ser consolado al ofrecérsele realizar un solo. Clapton después consideró que la canción era muy pop para la banda , como él mismo indicó: “estilo McCartney”. Y es que la defensa del blues del ‘slowhand’ iba por sobre todas las cosas , de todas maneras la canción ha sido una de las más exitosas del conjunto.

La sicodelia se iba a unir con el estilo pop barroco de bandas como The Byrds o Buffalo Springfield, en una de sus más notables composiciones como ‘Dance The Night Away’, las ideas geniales que fluyeron de Jack Bruce no siempre fueron creadas desde un piano o una guitarra, las desarrolló muchas veces a a través de caminatas o sucesos ocurridos. Y así surgió ‘ We’re Going Wrong’ , después de una pelea con su novia en aquel tiempo. La ejecución vocal y la intensidad del tema denota que salió desde el alma y con furia. Este tema además sirvió para que el gran baterista Ginger Baker hiciera de las suyas en sus presentaciones en vivo.

Con el aporte del artista australiano Martin Sharp y la influencia de los paisajes paradisíacos de Ibiza, lugar donde cuenta la mitología griega estuvo el héroe de la literatura de Homero, Ulises, da vida  ‘Tales of Brave Ulyses’ , con un wah-wah como plus que suena amablemente, logran recrear otro punto de lo más alto de la placa. En ‘Take it Back’ bajo un blues que suena muy alegre melódicamente, tenemos una canción con un contenido de protesta, infaltable en la época donde tropas norteamericanas eran enviadas cada vez más seguido a Vietnam. Era la época hippie, y quizá Cream no era ícono de aquel movimiento pero sí quisieron estar presentes de alguna manera con esta pieza de esta gran obra.

La estirpe de británicos recayó con todo su peso en ‘World of Pain’, nuevamente la notable ejecución de Baker en las cajas y tambores y la voz tenue de Bruce que a coro con Clapton hacen de ella una bella canción con claras cuotas de nostalgia.

El rock , y lo que de paso, es lo que marcó la gran diferencia en el sonido de Cream es lo que se escucha en cosas como ‘SWLABR’, un trip sicodélico que habla de “fantásticos colores” y  con esas afiladas guitarras que dan cuenta que la banda estaba logrando algo nunca hecho en la historia, traspasar del blues mas arraigado en las raíces de la música americana hasta algo realmente heavy. Para qué hablar de ‘Outside Woman Blues’, la exquisita crudeza de la guitarra de Clapton imponían algo innovador, pegador y honesto a la vez, conservando todo el espíritu del blues de los más grandes exponentes del Delta.

Para el final nos guardamos lo más grande del disco: ‘Sunshine of your Love’. Solamente de la genial e improvisada cabeza de Jack Bruce podía salir uno de los  riffs más grandes de la historia del rock . Y es porque así fue, en una noche interminable de búsqueda de ideas, ya llegando el amanecer desde un contrabajo el notable compositor logra ese riff  que parece tan sencillo pero que en verdad es descomunal. Clapton solo tuvo que adaptarlo, lo cual lo logró a la perfección. Es decir, tienes un riff genial y si se lo pasas a Clapton para que lo pula, es un éxito asegurado.

Hay bandas que vendrían después, lo de led Zeppelin desde 1969 en adelante fue una bestialidad en el sentido de encontrar el blues con el rock. Pero ojo, que Cream dos años antes ya le estaba dando las pautas. Por eso, por lo fundamental y por lo mágico de la placa, que dejamos este disco como uno de los más importantes en la historia del rock.

Por Patricio Avendaño R.