Delirium Còrdia: 75 minutos de terror en el quirófano al servicio de Fantômas

Delirium Còrdia: 75 minutos de terror en el quirófano al servicio de Fantômas

Un silencio, un respiro y una guitarra… todo acompañado de un ambiente fúnebre, tenebroso y lleno de misterio.

Así abre el sencillo del 2004 Delirium Cordia de Fantômas, la banda Avant Garde liderada por el siempre multifacético e innovador Mike Patton. Definido como gothic, carnival goon horror-metal es una placa bastante particular y muy característica de la discografía de esta banda y producida precisamente por el sello del artista, Ipecac Recordings.

La pieza encumbrando en un solo tema /disco cuenta con un coro religioso, guitarras, sonidos, ruidos repentinos. Todo esto, es parte igualmente de la partida en los primeros 4 minutos de un track único y sin interrupciones, cuya duración sobrepasa los 60 minutos.

Su portada-la original-, creada por Martin Kvamme y Mike Patton, es completamente negra e identifica a la placa y sus ejecutores (Mike Patton, Buzz Osborne, Trevor Dunn y Dave Lombardo) y adelanta de cierta manera su desarrollo: Es la descripción, sensaciones y sorpresas dentro de un quirófano, siendo el corazón de un ser humano y todo lo que rodea a una cirugía en la que puede pasar de todo. Absolutamente de todo.

En tanto el arte del disco alternativo presenta escabrosas imágenes. La historia dice que un accidente le costó al fotógrafo profesional Max Aguilera-Hellweg el uso de su brazo derecho durante un año. Obligado a trabajar con un trípode y en un formato más grande de película de 4 por 5 pulgadas, fue asignado providencialmente para fotografiar a un neurocirujano mientras trabajaba. Esto finalmente dio a luz a The Sacred Heart, una colección magnífica y completamente inquietante de fotografías del cuerpo humano vistas a través de una cirugía invasiva.
El trabajo consta de casi 50 procedimientos quirúrgicos (un trasplante de hígado, una mastectomía, la extracción de órganos después de la muerte, un parto por cesárea y otros) que nos hacen mirar hacia el más allá, de forma muy gráfica.

Los ruidos y sonidos nos van taladrando el cerebro. Equipos médicos, susurros, gritos y lamentos y mucho, mucho suspenso. Una pesadilla en medio de una noche de oscuridad, intranquilidad e incomodidad. Quien decide oír este disco, siempre estará expectante y curioso de saber qué continúa, cuál será el desenlace de toda esta historia atrayente. Hay también momentos de calma. Pero son sólo eso, momentos en que lo que más te interesa es el desenlace, mantenerte inquieto y saber cuál será el cruento ending.

La escalofriante y a ratos, desesperante narración musical sin letras de Delirium Cordia es parte importante de este todo que es una historia única, la que suena perfectamente como una verdadera banda sonora o extractos de una película de terror. Es necesario sentarse, ponerse los audífonos y disfrutar. Si eres fanático de lo terrorífico o lo misterioso, esta pieza es bastante ad-hoc a tus gustos y cumplirá completamente con tus expectativas. Es una obra musical para gustos más bien eclécticos claramente y no por ello deja de ser interesante, atractiva y cautivadora.

Por Sandra López

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *