Entrevista con Tenemos Explosivos: “Nuestro nuevo disco no nació para cumplir las expectativas de nadie”

Entrevista con Tenemos Explosivos: “Nuestro nuevo disco no nació para cumplir las expectativas de nadie”

ten

Con “La Virgen de Los Mataderos”, su segundo disco en largo ya lanzado y publicado, Tenemos Explosivos sigue presentándose como una interesante propuesta de la nutrida escena underground nacional. Una banda que apela mucho a la poesía y rica lírica incendiaria en su forma de ofrecer música hacia el mundo, y claro queda cuando se trata de una banda que cuenta con Eduardo Pavez, premiado dramaturgo nacional, escritor y partícipe en un sinfín de proyectos. Líder, vocalista y responsable de las letras de la banda.

Él y la banda nos hablan de este nuevo lanzamiento, y con su particular visión, entre filosófica y crítica, nos comentan un poco acerca de qué contiene, qué lo inspiró; además de darnos un repaso por su opinión sobre actualidad, sobre sus influencias y método de composición, su propio impacto en los medios y crítica desde su aparición a la fecha y su postura ante la forma en que abordan su música hacia el exterior. Acá completa:

Primero que todo, ¿de dónde surge el nombre?. Tenemos Explosivos suena algo así como Rage Against The Machine versión criolla, ¿va por ahí la cosa?

¿“Rage Against the Machine versión criolla”? No, en lo absoluto. Para nosotros, el nombre fue un largo debate, pues queríamos algo simple, pero que a la vez dijera algo, pero sin un “mensaje” dentro del nombre, pues un mensaje involucra un contexto, y si el contexto cambia radicalmente, el mensaje pierde sentido. Entonces, la intención fue buscar una imagen que sirviera como punto de partida. Juanjo (guitarrista) propuso llamarnos “Tenemos Explosivos” porque sonaba a mensaje incendiario, pero podía leerse desde varias aristas, y aunque nos pareció suficientemente bueno, no estábamos convencidos del todo. Entonces, sucedió como suceden los procesos que decantan: llegó el momento de subir las canciones a internet y presentarnos en vivo y no teníamos otro nombre mejor que ese, así que se quedó con nosotros. Aprendimos a quererlo y esperamos que el nombre nos haya aprendido a querer a nosotros.

En su página web, aparte de dejar posteadas sus líricas, hay un relato arriba de cada una que nos cuenta una pequeña historia ¿Estos son textos originales creados por Eduardo?

Todos están armados por Eduardo. En “La Virgen de los Mataderos”, son todos originales salvo el de “Joan Desteje de Noche”, que está hecho a partir de una mezcla de citas y texto original, entramado que remite al mismo concepto de la canción y, como un espejo con defectos, remite a una versión un poco modificada del tema corazón del disco.

Han dejado claro que su música ha sido hecha sin ningún tipo de expectativa. Desde su lanzamiento hasta la fecha han sido aclamados por cierta parte de la crítica ¿Ha cambiado esto en algo sus vidas? ¿Sienten que TE es un proyecto con mucha mayor consistencia que sus anteriores?

Todo depende cómo midamos la “consistencia”. ¿La medimos por tiempo tocando? ¿La medimos por cantidad de material generado? ¿La medimos por involucramiento personal? Es difícil responder por la “consistencia”, pues los proyectos y experiencias de vida no son como un queque, que posee más o menos consistencia según cuánta cosa le hayas metido adentro. Sí puedo decir que “Tenemos Explosivos” es, para los involucrados, un proyecto que nos involucra personalmente, que nos interesa y que cuidamos con un cariño infinito. Comenzó sin más pretensiones que tocar juntos, se desarrolló sin más objetivo que lanzar un disco, y hasta hace poco existía sin más meta que lanzar un segundo LP. Nuestras vidas siguen exactamente igual que antes, pero ahora el proyecto que era importante solo para nosotros cinco, se ha vuelto importante para otras personas, que no conocemos. Es el mismo proceso en toda obra de arte: cuando sale de ti, sigue siendo tuya, pero ya no te pertenece. Alguien más puede vivenciarla desde otra parte, interpretarla y hacerla suya. Eso no dicta que tu harás lo que quieren o lo que les gusta (pues el punto de partida sigue siendo lo que te interesa, como creador), pero sí implica que tus actos se vuelven públicos y tienen más repercusiones que cuando los haces en solitario o encerrado con tus amigos en una sala de ensayo y nunca muestras el resultado. Los actos públicos son, en realidad, actos afectivos (pues “afectan” al resto).

El primer disco a grandes rasgos estuvo marcado con el conflicto estudiantil en Chile, ahora seguimos en la misma pero se han asomado nuevos problemas con Bachelet como la corrupción, la intensificación de las marchas y el eterno gallito entre la violencia desmesurada por parte de manifestantes vs opresión de la policía ¿Qué opinión tienen del presente y qué piensan que será apropiado para el futuro de Chile ante este escenario? ¿Creen y/o apoyan el plebiscito?

El primer disco contiene temas creados el 2009, que son parte del EP que lanzamos el 2010, por lo que el conflicto estudiantil fue más bien el telón de fondo durante el proceso de grabación del LP y el lanzamiento del disco, pero no algo que marcó la creación de las canciones. No somos una banda de efemérides: no nos inspiramos en “lo que está pasando”, pues creemos que la historia no está hecha de hitos, sino de procesos. Trabajamos sobre temas y sus narrativas. Si tomamos casos puntuales, los tomamos porque reflejan patrones que creemos importantes de señalar. De la misma forma, el disco actual contiene referencias a personas o situaciones, pero siempre buscando resaltar el carácter universal de lo ocurrido. La muerte de Juan Pablo Jiménez no es solo el hecho su muerte, sino una muestra del constante ocultamiento de la violencia Estatal, y la abordamos desde ahí. Nosotros, los humanos, la pequeña escala en nuestras pequeñas vidas con nuestros pequeños dolores, no es lo importante: es la narrativa de la historia la importa de verdad, pues nos da pistas; nuestras experiencias son limitadas, pero nuestro movimiento general es absoluto.

Sobre la segunda parte de la pregunta, la verdad, no puedo decir “qué sería apropiado para el futuro de Chile en estos momentos”, porque toda respuesta directa puede ser tomada como un simplismo un poco tonto. Es necesario un plebiscito, indudablemente; pero el plebiscito es una consecuencia, no un primer paso. Hay muchas etapas previas a ello: ¿qué tan vinculante es? ¿cuáles son las implicancias de ese plebiscito? ¿quién redactará la nueva constitución? ¿qué atribuciones tendrá? ¿cuál será el rol de los ciudadanos en aquella reformulación completa de la constitución? Existen tantas trampas que el aparato burocrático puede hacer para aplastar el movimiento popular, que si bien llegar al plebiscito es la meta (el horizonte), hay que limpiar el camino para que no terminemos, como siempre, con un “gesto” del gobierno: concediendo migajas, sucedáneos de lo que la gente pedía a gritos, para luego volver a lo mismo de antes, pero más triste.

Sobre el nuevo disco, ¿Quién es la Virgen de Los Mataderos?

El personaje central del disco.

“Derrumbe y Celebración” fue uno de los mejores discos nacionales del 2012 ¿Creen que así fue de verdad? ¿Cómo afrontaron esta “mochila” con este segundo disco?

Ninguno de nosotros escuchó todos los discos que salieron el Chile el 2012, por lo que no podemos opinar sobre si es “de los mejores”. Por otro lado, “lo mejor” depende de quién lo considera así. Hay personas para quienes la música que hacemos es un asco, y está bien: es parte de la subjetividad. A nosotros nos gusta esta banda en la que tocamos, por algo tocamos en ella: porque nos gustaría que una banda hiciera esta música de esta manera y con estos temas, pero como no se está haciendo, lo hacemos nosotros. Todo proceso creador honesto contiene esa propiedad: como escritor, escribo los libros que me gustaría leer; como músico, toco lo que me gustaría escuchar.

Entonces, desde nuestra perspectiva, la idea de tener “el mejor disco” a nuestras espaldas, desaparece. No tenemos una mochila que cargar. Si a alguien le gusta lo que hacemos, genial, entonces seguramente somos parecidos, porque a nosotros nos encanta y lo disfrutamos. Si alguien lo odia, probablemente tenemos poco y nada en común. Pero no pasa más allá de eso. Tiene que ver con una afinidad estética y no con expectativas. “La Virgen de los Mataderos” no nació para cumplir las expectativas de nadie: nació porque tenía que hacerlo, porque cumplió su etapa y porque era necesario que lo hiciera, dentro del proceso de nuestras vidas.

 ¿Cómo trabajaron en producción esta vez y cómo fue el proceso de composición y grabación, entendiendo que Eduardo ha estado radicado en Alemania y con varios proyectos, fue algo más “on line” que orgánico?

Todas las canciones estaban compuestas desde antes de Eduardo se marchara a Alemania, por lo que el trabajo de crear la música siguió la misma lógica orgánica de siempre. La diferencia fue que la creación de las letras y el canto se desarrolló a distancia, enviando maquetas y haciendo pruebas. La batería fue grabada por Felipe Castro en Agartha, mientras las guitarras y el bajo fueron grabados en Gitano Recs por Juan José Sánchez, y toda la grabación en Chile fue producida por Matías Figueroa. La voz fue grabada en Berlín por Mowat, en su estudio E-28. Luego, todo fue masterizado en Chicago Mastering Service, por Matthew Barnhart. Entonces, claro, es una mezcla de lugares, personas y experiencias; es un disco que viajó mucho y que, no en vano, sus letras hablan muchísimo de viajes y vivencias particulares.

Las casillas siempre son algo odiosas para las bandas que componen y tratan de sonar originales, pero ustedes mismos han dicho que la banda es “el soundtrack de sus vidas” ¿Creen tener influencia de bandas como At The Drive- In, Fugazi o Refused? ¿Qué es lo que escuchan los miembros de TE y qué creen que ha sido importante para su sonido, para darles una identidad?

Ninguna influencia es transversal a la banda. Nadie en el grupo escucha exactamente lo mismo. Algunos rayan con Ramones o Misfits, otros los detestan. Algunos conocen de memoria todo el repertorio de hardcore noventero, otros no han escuchado casi nada de ello. Yo (Eduardo) puedo hablar únicamente por mí: yo no escucho “At the Drive-In”, ni “Fugazi”, ni “Refused”. No escucho nada de hardcore, tampoco. Desde hace años, lo que más escucho es música clásica contemporánea (como Brian Ferneyhough o Helmut Lachenmann), rock indie (como “Radio Burroughs” o “Hop Along”) y math rock (como “This Town Needs Guns” o lo antiguo de “Minus the Bear”); pero las influencias de la banda son tan variopintas que no son rastreables directamente en el trabajo que hacemos en conjunto. Por ello es la banda sonora de nuestras vidas: a pesar de nuestras diferencias musicales, “Tenemos Explosivos” es lo que todos escucharíamos, si no fuera nuestra propia banda.

Por Patricio Avendaño R. 

Su nuevo disco completo lo puedes escuchar acá. Las historias y letras comentadas en la entrevista, también las puedes revisar acá.  Y acá te dejamos su nuevo video ‘Santos de Lisboa’:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *