When You’re Strange: el documental que desmitificó a The Doors

When You’re Strange: el documental que desmitificó a The Doors

Sólo basta con un par de imágenes del autoproclamado Rey Lagarto conduciendo un Mustang del 69 por medio del solitario desierto de Arizona para que el espectador sienta una extraña seducción ante esos inéditos fotogramas que circulan por sus membranas. Aquel material forma parte de Wild in the streets or Dionysus”, un pequeño proyecto de universidad en el que Jim Morrison fue capturado por la filmadora de un amigo.

Todo este material es parte del contenido inédito que el director independiente, Tom DiCillo, utilizó para construir el documental de The Doors, When you’re strange, que es prácticamente una oda desmitificadora de lo que fue la obra que realizó Oliver Stone. La película recoge la corta vida de los exitosos rockeros, desde sus inicios (1965) en bares de mala muerte hasta la muerte de su incomparable y carismático líder (1971) en Francia, cuando vivía la vida del poeta maldito.

El director de Delirious (2007) decidió valerse solamente con material real de la banda para que el espectador sienta en primera mano la magia y la experiencia que rodeaba al grupo y a sus  componentes. When you’re strange, nos muestra a su vocalista y compositor en facetas poco conocidas como son reír y jugar con niños, pero también su reverso sombrío que muestra a un joven Adonis desatando su locura y frenesí arriba de los escenarios y lugares públicos.

No faltan las típicas imágenes en las cuales provoca a la gente en los conciertos, sus inconfundibles caídas y las creativas improvisaciones poéticas en estado de ebriedad junto a la banda, recordando pasajes de la obra de Bertolt Brecht. Sus problemas con la justicia americana también son tocados en este largometraje, donde profundizan acerca del comportamiento indecente en un concierto de Miami.

DiCillo se sirvió de la identificable y atractiva voz de Johnny Depp para emitir la columna vertebral que permite avanzar cronológicamente los sucesos que marcaron la trayectoria de The Doors. Un gran acierto el del protagonista de Piratas de Caribe (2003), Cry Baby (1990) y El Joven Manos de Tijera (1990).

Las imágenes de este trabajo original son imprescindibles para los amantes de la banda de Jim. El guión consigue transportar al espectador a una década de los 60 incierta, impregnada por una belleza extraña, y a la vez rodear de un halo asombroso que seduce y embriaga mediante la música de sus protagonistas. DiCillo no es un intruso a todo este poder evocador y casi espiritual que transmitía James Douglas Morrison, pues lo canaliza y lo usa con atinada elección en su documental.

El propio director en la presentación de hace algunos años en Nueva York confesó que ciertas noches, mientras trabaja en la película, se preguntaba: ¿Quién soy yo para intentar decir algo nuevo o diferente con The Doors? Ahora, después de varios repasos de la cinta, su director no debe preocuparse, porque su imprenta no desdibuja la propia realidad de los californianos, por algo los integrantes de la banda mencionaron que este film es anti Oliver Stone, quien realizó la película bibliográfica (biopic) de ellos a principios de los años 90, protagonizada por un doble perfecto  de Morrison como fue Val Kilmer.

When you’re strange te deja una sensación parecida a la que realiza el tema “Strange Days”. Es una cinta irreflexiva por el halo místico y poética que desprende aquella mágica canción del segundo disco de la banda, pero que, a la vez, desconcierta por esa extraña, provocadora y nihilista cualidad de Morrison.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *