2×1: “Substitute” The Who vs. Ramones

2×1: “Substitute” The Who vs. Ramones

Una canción salida del puño y letra de Pete Townshend, una de las más grandes de The Who y que tiene ese aire punk rocker en toda su esencia. A pesar de que se le ha intentado adjudicar un sinfín de segundas lecturas o significados ocultos, el mismo Townshend desmintió cualquier factor escondido y menos algún mensaje subliminal en la canción.

Es una canción de esas tremendas y de las que te hacen vibrar de emoción, dentro del cancionero de los británicos de alguna forma se separa un poco del resto, tomando un poco de las comparaciones que se hacían entre las bandas en ese tiempo, como The Beatles vs.  The Rolling Stones o los propios The Who vs.  The Rolling Stones entre varias otras. Decíamos que es un poco de esa esencia punk, del pobre que es discriminado por no ser como otro tipo o del tipo que te quita la chica por no estar a su altura , sea por pinta, clase o dinero y las ganas de sentirte como él, como dice un poco la letra con toda su ironía “But i’m a substitute for another guy, i look pretty tall but my heels are high.” ( Pero soy un sustituto de otro hombre, parezco alto pero mis tacones son grandes), o la que más de algo de controversia les trajo en algún momento como “I look all white, but my dad was black” (parezco blanco, pero mi padre era negro). The Who en los sesenta-sin quererlo- estaba inventando de muchas formas el punk rock y queda claro en la herencia de su letra y música con lo que escuchamos en nuestros días.

La original, insuperable para muchos:

Como comentábamos, la canción poderosamente nutrida de versos muy apropiados de la cultura punk y no tardó en ser versionada por las dos bandas totalmente estandartes del estilo como los Sex Pistols y Ramones, aunque fueron éstos últimos quienes lograron la versión más notable dándole una potencia única y una interpretación completamente soberbia por parte de Joey Ramone, quien cuando niño quedó boquiabierto con las locuras  de Keith Moon en la batería de The Who, hecho por lo cual su abuela le regaló una de ellas, que fue de hecho realmente su primer instrumento.

Fue parte de su gran disco de covers Acid Eaters, donde versionaron otros temas del rock clásico como ‘Somebody to Love’ de Jefferson Airplane y ‘ My Back Pages’ de Bob Dylan entre otros. Las versiones, elegidas con una lucidez brillante, destacan por su inmensa capacidad al momento de reversionar adaptándolas muy bien a su  identidad propia, capacidad casi única de una banda tan grande como los Ramones.

Y aunque la opinión de que la mejor versión es la de los Ramones podría quedar lejos de toda discusión, curiosos casos como Blur y Powderfinger junto a Silverchair la han tributado. ¡Ah! y por si te quedaste con la curiosidad también te dejamos la de Sex Pistols:

Como ven, hay varias para elegir de esta gran canción. Por lo menos desde acá nos quedamos con esta versión que a manos de los Ramones luce más punk que nunca:

Por Patricio Avendaño R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *